espectaculos

Lunes, 29 de enero de 2007

CINE › LA PELICULA ARGENTINA “LAS MANOS”, PREMIADA EN ESPAÑA

Un Goya para volver a creer

El film de Alejandro Doria obtuvo la distinción a la Mejor Película Extranjera de Habla Hispana. El Ratón Pérez festejó en el rubro Animación. Volver, de Almodóvar, la Mejor Película.

 Por Oscar Ranzani

El cine argentino repite la buena performance que tuvo el año pasado en la entrega de los Premios Goya cuando Iluminados por el fuego, de Tristán Bauer, obtuvo el máximo galardón español: ayer fue el turno de Las manos, película sobre la figura del sacerdote italiano Mario Pantaleo –famoso por sus dotes de sanación– que marcó el regreso de Alejandro Doria a la pantalla grande tras quince años de ausencia y que se quedó con el Goya a la Mejor Película Extranjera de Habla Hispana. De esta manera, la Argentina se consolida como el país más premiado en la historia de los Oscar españoles, ya que de 21 entregas, obtuvo la máxima distinción para este rubro en diez oportunidades. En una competencia reñida, Volver se llevó cinco estatuillas: fue elegida en la categoría Mejor Película y Pedro Almodóvar distinguido como Mejor Director. En tanto, Penélope Cruz y Carmen Maura se quedaron con el primer premio en las categorías Mejor Actriz Protagónica y Mejor Actriz de Reparto, respectivamente. Otra de las ganadoras de la noche fue El laberinto del fauno, del mexicano Guillermo del Toro, que cosechó siete estatuillas; entre ellas, la de Mejor Actriz Revelación por la labor de Ivana Baquero; Del Toro se quedó con el Goya a Mejor Guión Original. Alatriste, que se perfilaba como la película con mayores nominaciones (quince) sólo alcanzó premios secundarios como Dirección de Producción, Dirección artística y Diseño de vestuario.

Marrale, que se estrechó la mano con Graciela Borges antes del anuncio del premio, sostuvo luego en diálogo telefónico con Página/12 que el galardón “es un reconocimiento a la película, a los trabajos y fundamentalmente a todo nuestro cine. Después de lo que habíamos cosechado en la Academia nuestra (los premios Sur), me parece que es el broche de oro”. El actor que interpreta al religioso agrega que “competíamos con películas que tenían mucha chance. Así que es un doble mérito. Estamos muy contentos y, además, pensamos que se abre una buena perspectiva para la película”. Respecto de la encarnación de su personaje, explica que lo encaró “desde un lugar profundamente humano y me conecté con lo que él me despertó. La verdad es que al Padre Mario (que creo que estuvo rondando por acá) yo lo he considerado como un héroe. Y es muy inspirador. Era difícil pero muy inspirador”. El actor comenta también que “tuvimos un rodaje fantástico de la mano de Alejandro. Estuvimos con Graciela en un contacto tan profundo... Una película y un trabajo son buenos cuando los compañeros que uno tiene son buenos y tienen algo para dar”. Marrale se identifica “con varias cosas del personaje”. Respecto de si se trata de un personaje que forma parte de una Iglesia más cercana a los pobres, Marrale señala que sí. “Absolutamente. La jerarquía eclesiástica no lo aceptó. Estuvo bastante peleado con la jerarquía. Pero él siguió adelante porque creía mucho en lo que hacía y lo hizo bien.”

Graciela Borges, que interpreta a Perla Gallardo, una mujer que luego de ser curada de una enfermedad que podía costarle la vida, se convirtió en colaboradora del Padre Mario, dice que Las manos “cerró un círculo de algo que esperábamos. Francamente, es una película que le gustó mucho a la gente y que emocionó mucho. Una temática puede gustar o no gustar pero tenía algo especial que no sabría explicarlo. Si lo supiera lo contaría”. Borges destaca que la película “tenía algo bueno, un mensaje como de sanación, hay algo muy fuerte en la película que yo lo sentí”. Consultada sobre si cree en los misterios de la sanación, la actriz señaló: “Si existen, yo creo en lo que existe. Si es verdad que ha habido sanaciones en cosas que él ha realizado, creo en eso”. De todos modos, Borges reconoce que la película “no pasa por eso ni por una actitud religiosa. Pasa por hacer una película que tiene que ver con el amor y la libertad”. Un día Borges estaba cenando con un grupo de productores y le propuso la película a Doria. Ahora cree “que fue una cosa muy acertada porque su vuelta al cine es excelente ya que él tiene algo muy emocional con los planos, con la cámara”. La actriz, que dice haberse sentido tan cómoda trabajando con Doria como con Luis Ortega en Monobloc (que también se estrenó el año pasado), dice “que no tiene nada que ver una película con la otra pero me dejó muy contenta todo lo que pasó con las dos. Con ésta imaginate”.

Otra de las ganadoras argentinas fue Pérez, el ratoncito de tus sueños,(aquí conocida como El ratón Pérez) de Juan Pablo Buscarini, que obtuvo el Goya a la Mejor Película de Animación. Leonardo Sbaraglia no pudo conquistar el premio al Mejor Actor de Reparto, por su trabajo en Salvador ya que el galardón quedó en manos de Antonio de la Torre por su labor en Azuloscurocasinegro. Tampoco pudo Andrés Calamaro, nominado en la categoría Mejor Canción Original por “Bienvenido a casa”, tema del film homónimo de David Trueba. El ganador fue “Tiempo pequeño”, de Bebe & Corby que integra el soundtrack de La educación de las hadas.

Compartir: 

Twitter
 

“Este es un reconocimiento para todo nuestro cine”, dijo Jorge Marrale, protagonista del film.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.