espectaculos

Miércoles, 21 de febrero de 2007

CINE › CINE MIGUEL RODRIGUEZ ARIAS Y “EL NÜREMBERG ARGENTINO”, QUE SE EMITE MAÑANA POR TV

“Hay interesados en no recordar”

El documentalista asegura que si el Juicio a las Juntas de 1985 se hubiera emitido por TV, “la historia del país hubiera sido diferente”. Su película relata aquel hecho histórico a través del relato de seis sobrevivientes de centros de detención y cuatro de los jueces que integraron el tribunal.

 Por Oscar Ranzani

El Juicio a las Juntas Militares fue el acontecimiento más emblemático del retorno de la democracia y reavivó la esperanza de justicia en el país, después del terrorismo de Estado implementado por la dictadura. Sin embargo, esa cuota de esperanza se desmoronaría años más tarde con las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, que mostraron la debilidad del gobierno de Raúl Alfonsín, y se terminarían de esfumar con los indultos a los genocidas que otorgó Carlos Menem durante su primera presidencia. A pesar de los vaivenes de la historia, el documentalista Miguel Rodríguez Arias decidió realizar un documental basado en las imágenes registradas por ATC de aquel acontecimiento histórico que, en su momento, sólo fueron difundidas en pequeños fragmentos y sin audio por el canal público. El Nüremberg argentino es un largometraje que el director de Las patas de la mentira estrenó en 2004 y cuenta con el testimonio de seis sobrevivientes de los campos de concentración, que se combinan con imágenes de alto impacto emotivo de aquella época en que los máximos responsables del terrorismo de Estado se sentaron por primera vez en el banquillo. Junto con el relato de cuatro de los jueces que integraron el tribunal (León Arslanian, Ricardo Gil Lavedra, Jorge Torlasco y Andrés D’Alessio) y del fiscal Julio César Strassera, entre otros, el documental condensa un dramatismo que refleja el dolor que padecieron los secuestrados en los campos creados por la dictadura.

Si bien El Nüremberg argentino fue pensado para el cine, la TV le permitirá mayor llegada en un tema fundamental para elaborar la historia reciente: se emitirá mañana a la 1.30 (madrugada del viernes) por Canal 7, en el ciclo Ficciones de lo real que conduce Diego Brodersen. “Hay que tener en cuenta que un punto de rating son entre 80 y 120 mil personas, una difusión privilegiada”, dice Rodríguez Arias, estableciendo una comparación con las 20 mil personas que lo vieron en cine. “Nos pone muy contentos que en el canal público se dé el documental, y en el contexto de la programación que se está armando en Canal 7”, agrega el realizador.

–¿Lo pensó como un ejercicio de la memoria?

–Sí, primero tuve la idea, me junté con el coguionista Freddy Torres y, en realidad, aspirábamos dirigirnos a un público que por ahí no tenía acceso al tema. Ya sea un público mayor que en la época de la dictadura no sabía o no quería saber, o los chicos. La gente involucrada con derechos humanos ya conoce el tema. Pensamos más en un documental didáctico.

–¿Por qué tuvieron que transcurrir casi veinte años para que hubiera una película sobre el juicio?

–En general, cuando uno se pone a bucear en la historia de otros países, siempre pasa lo mismo. Pasan muchos años antes de que se revise la historia. En España pasaron sesenta años de la Guerra Civil y todavía no se hizo. Salvo La mala educación, de Almodóvar, es como un tema medio tabú en la sociedad. Uno anda por los pueblitos y enseguida surge el tema de si uno está a favor de los republicanos o de los franquistas, pero hay como una resistencia en revisar la historia. Una historia demasiado dolorosa. Quizás uno pueda pensar en mecanismos psicológicos: se oculta lo que duele. Pero es muy importante todo lo que está pasando en el país a partir de la asunción de este gobierno, en revisar la historia con un objetivo de que no se vuelva a repetir el pasado. Yo creo que fundamentalmente pasa por el dolor. Y por supuesto, hay gente interesada en que no se recuerde. Por eso es que se han borrado los archivos, o directamente no los hay. Por un lado el dolor, y por el otro los intereses de que no se revise la historia.

–Debe haber sido muy fuerte ver el material. ¿Qué fue lo que más le impactó?

–La perversión de ciertas cosas que hacían los militares (en este caso los marinos en la ESMA), como llevar a comer a los secuestrados a un lugar de la Costanera o llevarlos a festejar el Mundial. Fue una cosa que desconocía y me impactó mucho. Habla de la fineza de la perversión.

–¿Cómo surgió el título?

–A partir de las referencias que hacen algunos de los entrevistados. Por ejemplo, Strassera. El dice que este juicio desde el punto de vista jurídico fue mejor que el de Nüremberg, porque eran jueces de la Cámara Federal y en el caso de Nüremberg eran las potencias ganadoras de la guerra. Después, Miriam Lewin cuenta que, después de semejante experiencia, la madre le decía que no fuera a testimoniar. Estamos hablando del año ’85, todavía circulaba el miedo. En realidad, circula todavía hoy porque Julio López hace cinco meses que está desaparecido. Entonces, Lewin le dice a la madre: “Si yo hubiese sido víctima del Holocausto, ¿vos no me hubieras dejado ir a testimoniar al juicio de Nüremberg?”. A partir de eso también surge la idea de ponerle El Nüremberg argentino.

–¿Qué hubiera pasado a nivel de la opinión pública de aquel entonces si el juicio hubiera sido transmitido en su totalidad y con audio? ¿Cómo cree que hubiera sido la repercusión social?

–Torlasco dice que si el juicio se hubiese transmitido con audio, la historia del país hubiese sido distinta. Yo coincido. Tampoco uno puede decir hacia dónde hubiese ido la historia, pero la gente se hubiese comprometido más. Cuando estrenamos El Nüremberg..., mucha gente se acercó y dijo: “Yo no sabía que estaba pasando todo esto”. Gente bien intencionada. No se tenía conciencia del grado de la represión, la cantidad de gente que había desaparecido o la cantidad de campos de concentración que había. Definitivamente, la historia hubiese sido otra.

Compartir: 

Twitter
 

“El miedo todavía circula hoy, porque Julio López hace cinco meses que está desaparecido.”
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.