espectaculos

Viernes, 2 de noviembre de 2007

CINE › LOS GANADORES DEL FESTIVAL “DOC BS AS” 2007

Un empujón económico para que el documental no sea rareza

El encuentro entregó ocho premios a trabajos de la Argentina, Colombia, Chile, Paraguay, Perú y Ecuador, con una dinámica de trabajo que permitió el cruce de los directores con representantes de productoras televisivas de todo el mundo, abriendo puertas a obras muchas veces condenadas a un circuito reducido.

 Por Oscar Ranzani

Hace pocos días se exhibieron en la Sala Leopoldo Lugones numerosos largos y cortos documentales de distintas regiones del mundo, durante la séptima edición del Doc Bs As. El foro contó con actividades abiertas al público, como la proyección de estas películas que permitieron trazar un panorama de la producción internacional, y otras que apuntaban a los realizadores y productores de documentales del Cono Sur, con el objetivo de consolidar un espacio de estímulo a la creación y al desarrollo de proyectos en etapa de formación. En ese marco, se entregaron ocho premios a trabajos de la Argentina, Colombia, Chile, Paraguay, Perú y Ecuador. En total, se presentaron alrededor de cien proyectos de distintas regiones del continente. Un jurado integrado por Eduardo Russo, Clara Zappettini, Walter Tiepelman y Mario Durrieu, coordinado por la cineasta y antropóloga Carmen Guarini, preseleccionó catorce para que sus realizadores y productores participaran de un workshop y, posteriormente, del Pitching final, donde expusieron en qué consisten sus propuestas ante un jurado internacional conformado por Jean Perret, director del Festival Internacional de Cine de Nyon “Visions du Reél”; la productora española Carmen Cobos; Christoph Jörg, comissioning editor Arte France, y por Jean Pierre Rehm, director del Festival Internacional de Cine Documental de Marsella-FID Marseille, que premió ocho proyectos (ver recuadro).

“El Doc Bs As es, esencialmente, un foro de coproducción internacional. Esto quiere decir que es una instancia de formación donde los directores de los proyectos preseleccionados vienen a Buenos Aires, y se trabaja durante tres días en un workshop intensivo de formación donde los proyectos son reelaborados”, comenta Carmen Guarini, directora de Formación del Doc Bs As junto a Carmen Cobos. El pitch, en tanto, consistió en una exposición breve que los directores y productores de los catorce proyectos preseleccionados realizaron ante el jurado internacional que luego decidió las premiaciones. “Lo que se hace es una defensa oral, además de una buena exposición”, señala Guarini.

Este método se aplica en diversos países del mundo y se inició en el Festival Internacional de Cine Documental de Amsterdam. Este certamen congrega a numerosos directores y productores que presentan sus proyectos ante unos ochenta commissioning editors; es decir, productores de canales de televisión del mundo que van a escuchar en un tiempo ajustado de diez minutos cada uno de los trabajos seleccionados. “Ahí muchas veces se decide la suerte de un film”, comenta Guarini, quien agrega que “a veces participan comprando los derechos de esos proyectos”. De esta manera, se genera un mercado potencial. “En definitiva, el pitch es un recurso de venta”, subraya Guarini. Esta modalidad de trabajo se conoce poco en América latina debido a que, en general, “no existen productores de televisoras a los cuales vender estos proyectos y, generalmente, casi toda la cinematografía del continente trabaja con instancias de subsidios de fundaciones que apoyan”.

Lo que se propuso la Asociación Doc Bs As –organizadora del forum junto con la Embajada de Francia, Fundación Cinemateca Argentina, Complejo Teatral de Buenos Aires, el Incaa y otras instituciones que brindaron su apoyo– fue entrenar a los participantes con la mira puesta en posibles coproducciones internacionales. “Acá no podemos llegar a reunir 40 o 50 comissioning editors internacionales. Entonces, traemos jurados que son productores, algunos productores de televisoras internacionales, y en ese sentido la idea es que la gente se entrene. Al mismo tiempo, durante el workshop, lo que van haciendo los participantes es entender qué tipo de película quieren hacer. Y esto es muy formador”, subraya Guarini, y agrega que se entregan premios “para ayudar al desarrollo de esos proyectos”.

En cuanto a los criterios de selección, Guarini destaca que interesa la línea del documental de creación. “Esto implica que, por un lado, tienen que ser largometrajes documentales y que tienen que plantear desde su propuesta inicial un punto de vista con estilo narrativo. No trabajamos lo que sean reportajes televisivos. Por eso nos interesan narrativas diferentes como el caso de Jorge Leandro Colás, que planteó una ópera documental, o el caso de Ernesto Baca, que planteó una película experimental.”

Gricel obtuvo el premio al Mejor Proyecto que otorga el Incaa, consistente en 2500 euros. “Es una ópera documental que intenta relatar los hechos reales vividos por el compositor de tango José María Contursi con una muchacha de pueblo que se llamaba Gricel”, comenta Colás sobre su documental y agrega que el hecho real “está contado, en parte, en el tango ‘Gricel’, que es bastante conocido. Nosotros lo que hacemos es expandir eso y contar en forma cantada toda la historia de esta pareja que tiene encuentros y desencuentros a través de cincuenta o sesenta años”. Colás, egresado de la Carrera Diseño de Imagen y Sonido, comenta que con este premio la idea “es avanzar en la investigación. Hay cosas que todavía nos falta investigar sobre gente que estuvo vinculada con la pareja. También nos va a permitir viajar a los lugares donde sucedieron los hechos, ya que muchas cosas pasaron en Córdoba”.

Otro de los argentinos ganadores es Ernesto Baca, que obtuvo el premio que otorga el Festival Visions du Reél de Nyon (Suiza), consistente en una invitación (con pasaje y estadía incluidos) para la próxima edición de ese certamen internacional. Sobre su futuro documental, Vrindavana, Baca señala que “la idea es viajar a la India y hacer un peregrinaje que se hace todos los años en un lugar al norte de Calcuta. Y acompañar ese viaje a través de un personaje que elegí, que es un gurú. La particularidad es que es un gurú occidental. Lo que me interesa es registrar este fenómeno que está ocurriendo dentro de la India, donde él mismo es aceptado como de la misma cuna, de la casta de los brahmanes”. Baca, director de Cabeza de palo, Samoa y Semen, señala que el nombre de su proyecto, Vrindavana, remite “a un lugar físico pero, en realidad, evoca un estado de conciencia espiritual”. El premio le permitirá concursar en otro pitch en el festival suizo y, en consecuencia, “seguir presentando el proyecto ante otros productores europeos”.

* Toda la información sobre el Doc Bs As puede consultarse en www.docbsas.com.ar y en docbsas.blogspot.com.

Compartir: 

Twitter
 

Los directores Jorge Leandro Colás y Ernesto Baca, y Carmen Guarini, coordinadora del jurado.
Imagen: Sandra Cartasso
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.