espectaculos

Martes, 22 de enero de 2013

PLASTICA › EDICIóN DEL CATáLOGO DE LA COLECCIóN DEL MUSEO

Origen, función y patrimonio del Sívori

El Eduardo Sívori –frente al apacible Rosedal de Palermo– publicó un importante libro sobre su colección, que pone en valor y analiza el patrimonio artístico con que cuenta. Función y actividades del museo porteño.

 Por Graciela Limardo *

Los museos de arte fueron concebidos como dispositivos educativos para atesorar, custodiar y exhibir con un afán democratizador: hacer que una comunidad cada vez más amplia y extendida acceda a la cultura expresada en las obras de arte.

Esta idea surge claramente de los fundamentos que el concejal socialista Fernando Ghio expuso, en 1934, para la creación del Museo Municipal de Bellas Artes, el cual después sería el Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori. Este interés se profundiza con la designación de su primer director, el escultor Luis Falcini. Los diarios que comentan la noticia rescatan su trayectoria de educador y a la vez reproducen imágenes de los bajorrelieves que realizó para el edificio de la Unión Tranviaria y destacan así su adhesión a lo popular. (Crítica, 6 de febrero de 1935).

Si bien con las primeras compras para armar la colección se intentó recuperar piezas de un pasado y trazar un relato de la historia del arte argentino a través de ciertos hitos o artistas emblemáticos, la decisión de adquirir obras premiadas en el Salón Nacional primero y luego en el Salón Municipal que lleva el nombre de Manuel Belgrano introduce una perspectiva innovadora: la colección se empieza a pensar en tiempo presente. Hoy, contra lo que se espera de un organismo oficial, somos capaces de advertir sin ingenuidad que las colecciones reunidas por el Museo Sívori no alimentan una única y legitimada historia del arte argentino. Esta publicación da cuenta de la variedad de caminos que los relatos establecidos han silenciado y clausurado.

En cuanto a su proyección educadora, entendemos que, siendo un museo de arte, se deben crear las condiciones para que la experiencia estética, que opera en la frontera del saber conceptual y de la experiencia sensible, sea posible, y que aquello que tiene de inefable pueda ser transmitido a través de las formas poéticas del lenguaje.

Usina (Ca. 1914), de Pío Collivadino. Oleo sobre tela, 82 x 106 cm.

Desde el Museo Sívori hemos aportado a la reflexión crítica de las “representaciones” construidas en torno de lo educativo, intentando desmontar las prácticas tradicionales sobre la “visita guiada”.

La oferta cultural del museo fue creciendo, renovándose y diversificándose. Una interacción permanente con el sistema educativo (estatal y privado) nos ha permitido elaborar proyectos en común, propuestas que se piensan como un “díptico”, donde tanto el museo como la escuela tienen algo que aportar. Todos los años buscamos mantener una continuidad y a la vez sumar una nueva propuesta para renovar el deseo de los docentes de seguir participando. Así transitamos múltiples experiencias, diferentes entre sí y vigentes, con el Area de Educación Inicial, de Educación Especial, de Educación Primaria; los profesorados de Bellas Artes, escuelas hospitalarias, Hospital Moyano; comedores comunitarios, colonias de vacaciones, centros de jubilados, y hogares de día, entre otros. Requieren una mención especial las actividades que proponen la participación de personas con discapacidades: niños, jóvenes y adultos, para los que hemos desarrollado estrategias inclusivas que atienden las dificultades que puedan surgir durante la visita, pero los alienta a trabajar con sus propias competencias.

El museo convoca también la participación de pintores amateurs organizando, hace más de 50 años, los encuentros dominicales de manchas en distintos espacios verdes de la ciudad: una invitación a mirarla con nuevos ojos.

En la tarea de acercar públicos y de promover el interés por el arte, son una tradición los cursos y talleres que reúnen a una gran cantidad de personas de todas las edades que placenteramente descubren y maduran su lado creativo y expresivo. El teatro de cámara, los espectáculos musicales y de danza, las conferencias, las presentaciones de libros y seminarios que se ofrecen resultan un modo de acercar y mezclar públicos con diversos intereses. Las actividades lúdicas y recreativas invitan a una participación desprejuiciada y desacartonada, que convierte el museo en un espacio amable y acogedor.

El abrazo (2000), dibujo de Fernando Allievi.

Con la finalidad de dirigirse a públicos potenciales, el museo ha desarrollado su propio sitio web, que mantiene actualizada la oferta cultural y suma gradualmente contenidos y conceptos referidos a su colección y a las exposiciones temporarias. Con la intención de presentar dicha información de un modo accesible, se ha incorporado recientemente un área de Producción Audiovisual. En esta dirección trabaja también el area de Prensa que, consciente del papel que desempeñan los medios, mantiene contactos estables y continuos que le aseguren al museo un espacio para la difusión de sus actividades, sabiendo que es necesario competir con las innumerables propuestas culturales para el tiempo libre que ofrece la ciudad de Buenos Aires. Dispone también de una biblioteca especializada en arte argentino y un Archivo de Artistas Argentinos, en el que se pueden consultar notas críticas aparecidas en periódicos y en catálogos.

La palabra “museo” desata, en el imaginario, la idea de una estructura que congela el tiempo y sus símbolos, que cancela las discusiones y las interpretaciones, o que es un artefacto más en la fábrica de “sujetos predecibles”. Proponemos, en cambio, pensarlo como una bisagra que vincula el arte de hoy con el de ayer. Si bien vive en un flujo de tradición, ésta no significa mera conservación, sino una transmisión, una memoria viva, que no deja lo antiguo intacto, sino que aprende a concebirlo y a decirlo de nuevo, en una interacción constante entre el presente con sus horizontes y el pasado que también somos.

* Curadora y jefa del Departamento de Museografía del Museo Eduardo Sívori. Texto del libro Colección del Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori.

Compartir: 

Twitter
 

Composición abstracta (1939), óleo de Yente.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.