espectaculos

Martes, 27 de mayo de 2014

PLASTICA › AYER CONCLUYó LA FERIA ARTEBA

Punto y seguido para la feria de arte

Lo más novedoso de la edición que terminó ayer fue la propuesta museográfica Dixit, que problematizó la noción de “arte contemporáneo”. Un panorama de los programas y artistas convocados. Record de ventas a museos.

 Por Fabián Lebenglik

Una de las novedades de la nueva edición de arteBA finalizada ayer fue la sección Dixit Petrobras, que reemplaza al premio que el mismo auspiciante organizó durante diez años seguidos, hasta la feria de 2013.

Como curadora de esta nueva sección, Andrea Giunta propuso una muestra museística, junto con la publicación de un libro bilingüe de ensayos propios, con el título/interrogación “¿Cuándo empieza el arte contemporáneo?”.

Es una pregunta muy pertinente para formularse en el marco de la feria arteBA, que hace ya varios años eligió que su convocatoria cultural y de mercado fuera en nombre del arte contemporáneo. En este sentido, la feria de Buenos Aires, cuyas secciones están todas organizadas por curadores profesionales, participa del proceso global de “contaminación” entre ferias y bienales. En la bienalización, por cuestiones de oferta y demanda, la feria contrata a los curadores (que son pocos) y conforman un grupo selecto que a su vez luego convoca a los artistas (que son más).

Obra de Magdalena Jitrik exhibida en la muestra Dixit.

En el artículo “¿Qué es lo contemporáneo?”, incluido en su libro Desnudez, Giorgio Agamben parte de conclusiones de –entre otros– Roland Barthes (“Lo contemporáneo es lo intempestivo”) y de Friedrich Nietzsche (para quien lo contemporáneo requiere de una suerte de desconexión con la historia), para formular sus propias hipótesis sobre la condición de lo contemporáneo (que a su vez pone en tensión con la noción de “moda”): una de sus conclusiones agambenianas es que la contemporaneidad consiste en una relación desfasada y anacrónica con el presente, de modo que quienes coinciden plenamente con su época no son contemporáneos porque no pueden ver bien el presente. La contemporaneidad requiere de irrupciones y desajustes en/con el presente.

Andrea Giunta propone en esta exposición “la noción de vanguardias simultáneas para analizar obras que se insertan en la lógica global del arte, pero que activan situaciones específicas. Queremos interrogar al arte contemporáneo desde América latina [...] en el paisaje global y en situaciones concretas”.

“En esta exposición –continúa la curadora– nos aproximamos a cartografías resistentes, que desordenan identidades y pertenencias; a múltiples formas de extranjerías (territoriales, lingüísticas, tecnológicas); a mapas internacionales (analógicos, predigitales y utópicos) trazados desde el arte correo; a diálogos del arte con distintos archivos (los discursos de la nación, la figura de los héroes, los archivos de las dictaduras). Se abordan estrategias de crítica institucional, se observan las inscripciones del arte contemporáneo que activan una crítica de los discursos coloniales y patriarcales, que investigan cuerpos desnormativizados (de sexualidades femeninas, travestidas, otras). Políticas del cuerpo, formadas de biopoder. El cuerpo bajo control y como lugar de insurrección.”

La muestra incluyó obras, entre muchos otros artistas, de Alexander Apóstol (Venezuela), Artur Barrio (Brasil), Oscar Bony, Marcelo Brodsky, Fernando Bryce (Perú), Luis Camnitzer (Uruguay), Antonio Caro (Colombia), Nicola Costantino, Mirtha Dermisache, León Ferrari, Anna Bella Geiger (Brasil), Alberto Greco, Víctor Grippo, Alfredo Jaar (Chile), Roberto Jacoby, Magdalena Jitrik, Eduardo Kac (Brasil), Leandro Katz, Kenneth Kemble, Guillermo Kuitca, David Lamelas, Jorge Macchi, Liliana Maresca, Marta Minujín, Oscar Muñoz (Colombia), Daniel Ontiveros, Margarita Paksa, Margarita, Liliana Porter, Rosángela Rennó (Brasil), RES, Juan Carlos Romero, Graciela Sacco, Doris Salcedo (Colombia), Marcia Schvartz, Ana Tiscornia (Uruguay) y Horacio Zabala.

Obra de Horacio Zabala en la galería Henrique Faria.

Habrá que ver si el esfuerzo museográfico de Dixit se sostiene del mismo modo a lo largo de próximas ediciones o si es una transición hacia otro esquema de participación en la feria de arte.

En la edición que acaba de terminar, la feria contó con 81 galerías locales e internacionales, en su sección principal y más de 500 artistas.

La sección Cabinet Lan incluyó a algunas galerías de la sección principal donde se mostraron una o varias obras de un único artista. La finalidad fue resaltar obras destacadas de artistas modernos y contemporáneos: Fernando Bryce, Eduardo Costa, Manuel Espinosa, Vicente Grondona, Roberto Jacoby, Fabio Kacero, Alejandro Kuropatwa, Liliana Maresca, Lux Lindner, Odires Mlászho, Vik Muniz, Alicia Penalba, Alejandro Puente, José Alejandro Restrepo y Guido Yannitto.

Las sección Uturn Project RoomMercedes Benz, en la que el curador fue Agustín Pérez Rubio (historiador, crítico de arte y curador independiente y nuevo director del porteño Malba), incluyó, entre otros, a los artistas Cildo Meireles, David Lamelas, Horacio Zabala, Matt Mullican, Dora García, Christopher Knowles, Bernardo Ortiz, Emmanuel Nassar, Margarita Paksa, Teresa Margolle, Carmela Gross, Feliciano Centurión, Hernán Marina y Nicanor Aráoz.

En la quinta edición del Concurso+Solo Show Arcos Dorados de Pintura Latinoamericana, resultó ganador del premio adquisición de quince mil dólares el ecuatoriano José Hidalgo Anastacio con una pintura acrílica sobre tela de mediano formato, titulada Hispanics red on red on red. La pieza de Anastacio resultó de elucubraciones teóricas sobre antiguas formas de medición, anteriores al sistema métrico. Del concurso también participaron Santiago Villanueva (argentino), Rodrigo Bueno (Brasil), Richard Garet (Uruguay), Cristóbal Lehyt (Chile) y Tania Pérez Córdova (México).

En el sector Photobooth Citi, el curador Octavio Zaya seleccionó obras de los fotógrafos Miki Kratsman, Milagros de la Torre, Adriana Lestido, Marcelo Brodsky, Facundo de Zuviría, Alicia D’Amico, Annemarie Heinrich, Juan Di Sandro, Rafael Assef y Zoé T. Vizcaíno.

En Barrio Joven Chandon participaron galerías nuevas enfocadas especialmente en el arte latinoamericano: Big Sur, Carne, CSTLL569, Hache, Isla flotante, Militantes, No lugar, Otero, Pasto, Peña, Rea One Day, Ruby, White Lodge, Trailer Park Projects y Urgente.

El sector Isla de Ediciones, la Fundación Proa propuso a la curadora independiente Lucrecia Palacios y al editor Facundo de Falco que invitaran a editoriales y publicaciones independientes a debatir y exponer sus respectivos catálogos, ediciones e itinerarios y a colocar a la venta sus publicaciones.

En cuanto a las ventas a museos e instituciones, arteBA informó que hubo un record de ventas en esta categoría. Entre los museos internacionales, la Tate Gallery de Londres adquirió una serie de fotos vintage de Lotty Rosenfeld gracias a una donación de 25.000 dólares del Patio Bullrich. El Museo Reina Sofía de Madrid compró veinte afiches callejeros de Juan Carlos Romero, una obra de Sebastián Gordín, una de Magdalena Jitrik y dos de Pablo Cavallo. El MALI, de Perú, adquirió una obra de Alejandro Puente. El Guggenheim de Nueva York también compró obra.

Entre los museos argentinos, el MNBA Neuquén, por donación de Petrobras, compró una obra de Graciela Sacco. El Malba, por donación de 25.000 dólares del Citi, adquirió una obra de Margarita Paksa, y gracias al Programa Matchingfunds compró un video de José Alejandro Restrepo. El mismo museo, por donación de particulares, adquirió también dos fotos de Annemarie Heinrich. El Museo de Arte Moderno porteño, gracias a MatchingFunds, compró una escultura de Osias Yanov, y con fondos del Ministerio de Cultura de la Ciudad, una instalación del grupo Provisorio-Permanente y una escultura de Elba Bairon. El Museo Franklin Rawson de San Juan compró una obra de Ana Tiscornia y otra de Eduardo Costa y el Macba adquirió una obra de Amalia Pica. Además, Chandon compró la primera obra de la feria: una de Santiago Licata; La Rural, cuatro: de Claudia del Río, Agustín Sirai, Carolina Magnin y Nicolás Mastracchio. El Hotel Meliá compró dos videos de Clara Ianni y Osías Yanov.

En el stand del Ministerio de Cultura de la Nación, el Museo Nacional de Bellas Artes mostró algunas de sus recientes adquisiciones. Durante el último año el MNBA adquirió obras de Maresca, Marcos López, Carpani, Juan Carlos Romero, Fernando Bedoya, Bairon, Daniel García, Harte, Hasper, Kacero, Jorge Macchi, Gumier Maier, Sacco, Vitali, Schiavi y Schvartz, entre otros.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.