espectaculos

Jueves, 7 de junio de 2012

DISCOS › LA PIEDRA EN EL AIRE, UNA JOYITA DE FLOPA MINIMAL

Ya me estoy volviendo canción

El álbum de Flopa Lestani y Ariel Minimal es una suerte de ascensión emocional tejida con palabras y sonidos hermosos y con silencios bellos. Además, cataliza una sensibilidad subterránea que va aflorando, con la canción como horizonte y el cuidado como política.

Ateniéndose a las últimas reglas de la física conocidas, de lo único que no puede escapar una piedra suspendida en el aire es de su caída. La gracia es que Flopa Lestani y Ariel Minimal nunca se atuvieron a las reglas. Una con Mata Violeta, el otro con Pez, ambos como cancionistas, mantienen un recorrido alternativo a la norma y con un resultado artístico de excepción. De hecho, durante la década pasada, cuando todo lo que ebullía era pop de una matriz electrónica y la nueva ola del rock con guitarras al frente, ambos y Mariano “Manza” Esaín firmaron un disco acústico todavía permanente como uno de los mejores argentinos de este milenio: el epónimo Flopa-Manza-Minimal. Así que La piedra en el aire de Flopa Minimal (así, sin guiones, como unidad más que como anexión) no cae, sino que sube en un recorrido elemental sobre la necesidad, en un vuelo sobre la armonía como eje musical, en una ascensión emocional tejida con palabras y sonidos hermosos. Y con silencios bellos.

Este es uno de los cancioneros locales más notables de este año. “Las momias”, con sus detalles spinettianos, la maravillosa “Atolondrón” o la superlativa “¡Así se trabaja!” son verdaderas piezas maestras en cuanto a la reunión de una melodía luminosa y aireada con un trabajo armónico sólido, una poética que llega a los caracúes de las cuestiones que intenta (la necesidad, la ubicuidad de los momentos, la paranoia, el deber, la sabiduría) y el finísimo detalle de sus sobrios arreglos, cada uno una bisagra hacia adentro de estas trece sencillas canciones de tono folk, en las que la naturaleza sirve de marco para el desarrollo de historias máximas de amor.

Ligero pero estremecedor (“Nunca fui escritor, siempre hablé de lo que me emocionaba”, reconoce su voz dual en “Escudo”) y concentrado aunque amplio, La piedra en el aire (publicación número 37 del notable sello Azione Artigianale) es en definitiva una obra que cataliza una sensibilidad subterránea que va aflorando, con la canción como horizonte y el cuidado como política. Un géiser de música tradicional realizada desde los márgenes de lo habitual. “Casi está el amor contenido en este gesto”, aseguran, siempre a dos voces, en “¡Así se trabaja!”. Ellos mismos son los enamorados de las formas enrevesadas. Es su gesto más elocuente y su virtud más enriquecida.

Pero la alternancia y alternatividad de Flopa y Minimal (también guitarrista de Los Fabulosos Cadillacs durante temporadas) para con los cánones de la canción hecha por músicos provenientes del rock también aparece en el método de producción: convocaron a sus seguidores a colaborar con cuotas, fabricaron el disco con lo recaudado y les contraprestaron un concierto y una copia a cada aportante. Con todo pago y el álbum ya en las bateas, lo liberaron recientemente para su descarga legal desde el sitio web www.flopa-minimal.com.ar. Un gesto que casi contiene, a la vez, su amor por las canciones: serán éstas una porción de arte apropiado por ellos dos, pero lo dan como patrimonio para todos.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.