espectaculos

Miércoles, 5 de julio de 2006

DISCOS › INEDITOS DE ART BLAKEY EN EDICION LOCAL

La línea dura del jazz de los ’50, en una versión depurada

Con solistas como Jackie McLean y Donald Byrd e invitados como Oscar Pettiford en cello, aparecen por primera vez grabaciones imperdibles.

 Por Diego Fischerman

Drum Suite, del baterista Art Blakey, es un disco extraordinario por varios motivos. El primero y más evidente es la formación de los legendarios Jazz Messengers en 1956, con Bill Hardman en trompeta y el notable saxofonista alto Jackie McLean, junto a Sam Dockery en piano y Spanky DeBrest en contrabajo, en tres temas: “Nica’s Tempo”, de Gigi Gryce, “D’s Dilemma”, de Mal Waldron, y “Just for Marty”, de Bill Hardman. Y la segunda causa son las tres primeras piezas, para grupo de percusionistas y bateristas (Blakey, Jo Jones, Candido Camero, Sabu Martínez y Specs Wright), piano (Ray Briant) y el genial Oscar Pettiford en contrabajo y cello. Una verdadera suite para percusión, que juega con el africanismo consciente que en esos años –la grabación es de 1957– empieza a recorrer el universo del jazz.

El disco ya era, de por sí, objeto de culto. De hecho, la única edición en CD hasta el momento era japonesa, carísima y prácticamente inconseguible. No es un atractivo menor, entonces, que exista esta nueva edición en CD que, además, acaba de publicarse en la Argentina –y a precio local–. Pero hay todavía más. El primer tema, “The Sacrifice”, compuesto por Art Blakey y Sabu Martínez, aparece aquí por primera vez sin editar, con su duración original de casi 8 minutos. Y los bonus tracks incluyen tres tomas prácticamente desaparecidas del catálogo, con una breve formación de los Messengers, también en el ’56 pero con el virtuosísimo Donald Byrd en trompeta y el multiinstrumentista Ira Sullivan en saxo tenor y trompeta, más Kenny Drew en piano y Wilbur Ware en contrabajo. Los temas grabados son todos de Byrd: “Lil’T” (que en las sesiones del trompetista junto a Art Farmer, para el álbum Two Trumpets, llamó “The Third”) y “The New Message” (que en el disco debut de Lee Morgan para Blue Note aparece como “Little T”) en dos tomas.

Art Blakey, junto a algunos de los nombres que formaron parte en diferentes épocas de su longeva invención –los Jazz Messengers existieron desde comienzos de los cincuenta hasta bien entrados los ochenta–, fue una de las piezas fundamentales de la corriente denominada hard bop, en la que ciertos rasgos del be-bop de Charlie Parker, Bud Powell, Don Byas y Dizzy Gillespie –angularidad de las frases, urgencia en el ritmo, potencia en los solos– aparecen llevados hasta sus últimas posibilidades. Clifford Brown, Kenny Dorham, Gigi Gryce, Lee Morgan, Wayne Shorter, Curtis Fuller, Horace Silver, por supuesto, y, en las versiones tardías, los hermanos Wynton y Branford Marsalis y Terence Blanchard y Donald Harrison, fueron algunos de los que configuraron el sonido de ese grupo cuyas dimensiones podían oscilar entre el quinteto y el octeto pero que siempre lograba sonar con el empuje de una pequeña big band.

Compartir: 

Twitter
 

Art Blakey fundó los Jazz Messengers en los ’50 y mantuvo el grupo hasta los ’90.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.