espectaculos

Miércoles, 25 de julio de 2007

DISCOS › EL INFORME SEMESTRAL DE CAPIF

Hay piratas, pero también hay ventas

Las cifras de los primeros seis meses de 2007 mejoran las de 2006, con una explosión de lo digital: creció el 276%.

 Por Eduardo Fabregat

A pesar de la piratería, la industria discográfica argentina sigue subiendo la escalera: por quinto año consecutivo desde la crisis que hundió al sector en 2002, la venta siguió creciendo. Según un informe elaborado por la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (Capif), en el primer semestre de este año se vendieron 7.946.320 unidades –singles, casetes, CD y DVD, por un total de 162.959.820 pesos–, lo que representa un 2,8% de crecimiento con respecto a los 7.732.994 despachados en el mismo período de 2006. Pero las compañías tienen aún más motivos para ensayar una sonrisa: por un lado, las ventas de DVD siguieron la curva ascendente, mientras que el incipiente mercado digital pegó el mayor salto, con una tasa de crecimiento del 276%. Nada mal para una industria que, hace cinco años, tocó el subsuelo histórico, con sólo 1.363.457 unidades vendidas en 2002.

En los últimos tiempos, los nuevos formatos se convirtieron en la gran zanahoria para impulsar el mercado de la música. Primero fue el DVD, que este año lleva vendidas 558.950 unidades (en el primer semestre de 2006 fueron 446.967) y ya alcanzó el 7% de participación en las ventas. El 21,6% de crecimiento con respecto a las ventas del año pasado puede ser interpretado como una desaceleración, ya que en los últimos tres años las cajitas mostraban el meteórico ascenso de una forma de consumir música que sedujo profundamente al usuario argentino. No deja de ser el comportamiento normal para un formato ya adoptado y desprovisto de novedad y, por otra parte, ahora los porcentajes más fantásticos pasan por el modo de venta acorde con estos tiempos: en los primeros meses de 2007, la venta de canciones en envase digital, a través de sitios legales y por telefonía móvil, creció casi tres veces y aumentó su participación en el mercado. Así, lo que en 2006 representaba un 1,1% de las ventas, hoy se traduce en un 3,8%, otra demostración de que la industria empieza a encontrar salidas al lucro cesante de la música en formato físico, asediada por piratas industriales, manteros de la calle o simples aficionados que aprovechan el uso generalizado de banda ancha. De cualquier modo, los discos compactos siguen totalizando el mismo 92% del mercado que en 2006. Y el casete sigue su lenta marcha hacia la desaparición: el semestre dejó un total de 68.420 unidades vendidas, apenas un 0,86% del total, que contrasta con las 168.358 unidades (2,18%) de 2006.

En el terreno artístico, lo más destacado del informe de la Cámara pasa por el análisis de repertorio, que indica un leve retroceso de la producción argentina: si en 2006 los artistas nacionales representaron un 50% de lo vendido, en estos primeros seis meses el porcentaje cayó a 43,6%. Sigue siendo una cifra significativa, que indica la buena salud de la creación musical argentina, pero en lo que va de la temporada mejoró la performance de la música “en español” (16,07%, contra el 14% de 2006) y el repertorio anglo, que totalizó el 36,85% contra el 34% del año anterior. Más allá de esos leves cambios, los rankings vienen con color argentino: el top ten de discos está encabezado por Patito Feo y la recopilación de Soda Stereo Me verás volver, mientras que la lista de DVD tiene a Gustavo Cerati y Ahí vamos al tope.

Como contraparte, lo de siempre: según el informe de Capif, el 60% del mercado está ganado por la piratería, mientras que las descargas ilegales fueron estimadas en 608 millones de canciones. La mitad vacía de un vaso que, según se advierte, aún ofrece con qué brindar.

Compartir: 

Twitter
 

Cerati encabezó el ranking semestral de DVD vendidos y quedó segundo en el de discos, con Soda.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.