espectaculos

Martes, 18 de noviembre de 2008

TELEVISION › NEAL BAER, PRODUCTOR DE LA LEY Y EL ORDEN UVE

Tras las pistas del crimen

El responsable de la serie que emite Universal lleva nueve temporadas al frente de un policial sobre delitos sexuales que se atrevió a vencer un tabú de la TV. “El programa es más sobre el trauma psicológico que el físico”, asegura el productor.

 Por Roque Casciero

Neal Baer no la tiene fácil: como productor de La ley y el orden UVE, lleva nueve temporadas (una menos que la serie) al frente de un policial sobre crímenes sexuales, un tema más que difícil de abordar en televisión. Sin embargo, el programa ya es una marca registrada de Universal, que lo emite todos los martes a las 22, y cuenta con un notable éxito en Estados Unidos. Nada mal para una secuela del original La ley y el orden, que también continúa al aire. “Esta temporada volveremos a concentrarnos en los cuatro personajes principales del escuadrón de Víctimas Especiales: los detectives Elliot Stabler (encarnado por Christopher Meloni), Olivia Benson (Mariska Hargitay), Odafin Tutuola (el rapero Ice T) y el sargento John Munch (Richard Belzer)”, anticipa Baer durante una teleconferencia. “El programa será más sobre ellos puestos a resolver crímenes y un poco menos sobre temas legales. El foco siempre estará en los crímenes sexuales, pero vamos a meternos con algunas cosas locas, porque tenemos un capítulo sobre tráfico de animales, que es el tercer tipo de contrabando en el mundo detrás de los de drogas y armas. Y aunque el programa trata sobre temas fuertes, también habrá más frases humorísticas del sargento Munch. Y se verá bastante más a Belzer y a Ice T, que en los últimos años no aparecían tanto.”

Baer, que es un pediatra reconocido, se metió en el mundo de la televisión por un programa médico, pero pronto les encontró el gusto a los guiones y la producción. Su primer trabajo resonante fue en la exitosa E.R., en la que entró como guionista durante el primer año (1995) y de la que se retiró como productor ejecutivo en 2001. Entonces fue el momento de La ley y el orden UVE, que recién llevaba una temporada al aire. “No creo que nuestro programa sea violento –se planta Baer–. Nunca verán una cabeza arrancada o se meterán dentro de un cuerpo como en CSI, por ejemplo. UVE es un programa psicológico que trata sobre temas intensos en lo emocional. Todo está en la mente de las personas, en el dolor por los crímenes que sufrieron. En las nueve temporadas en las que estuve sólo tres veces se dispararon armas y no se ve demasiada sangre: es más sobre el trauma psicológico que sobre el físico.”

–¿De dónde sacan la inspiración para continuar después de nueve temporadas?

–Supongo que de la naturaleza humana. Cada comienzo de temporada me planteo si podré encontrar nuevas historias y enseguida me impacta algo que leo, como los grupos que niegan el sida o las chicas de una secundaria de Massachusetts que decidieron quedar embarazadas al mismo tiempo. Entonces quiero saber por qué. Esa es siempre mi pregunta. ¿Por qué estas chicas hacen eso? O como en la temporada pasada, que hicimos un programa sobre si se justifica la tortura, y era en Irak.

–¿O sea que no sólo buscan temas que tengan que ver con Estados Unidos?

–No siempre; también grabamos uno sobre la circuncisión femenina en Africa. Lo que buscamos siempre son modos de contar historias en las que los conflictos sociales son evidentes. Lo de los negadores del sida, por ejemplo: hay mucha gente en el mundo que está convencida de que el HIV no provoca el sida. El presidente de Gambia dice que puede curar el sida con bananas y hierbas; el ex ministro de salud de Sudáfrica dijo que el HIV no era un virus. Entonces nos metemos con ese tema: ¿hasta dónde uno puede creer lo que quiera? ¿Qué pasa con los padres de un chico que puede ser HIV positivo, qué les está permitido creer o no? Son temas éticos que podemos explorar en el programa, aunque sea una serie sobre temas policiales.

–¿Es de los que piensan que hoy hay mejores historias en televisión que en el cine?

–Bueno, depende de qué programa de televisión... Pero diría que sí. ¿Dónde hay películas como Piso de soltero, de Billy Wilder, en el cine de hoy? Esa clase de historias íntimas sólo se ven en televisión. Y eso sucede porque las películas tienen que atraer a públicos masivos y se las llena de efectos especiales. En televisión se puede explorar realmente a los personajes. Por ejemplo, ¿por qué el teniente Stabler es tan cerrado y nunca muestra sus emociones? Tuvimos la idea de que su madre fuera bipolar y que él ocultara ese tema. Y le pedimos a Ellen Burstyn que interpretara a la madre de Stabler: los mejores actores de Hollywood hoy le dicen que sí a la tv.

–Desde que usted es productor de la serie, Juan José Campanella ha dirigido al menos un capítulo por temporada. ¿Por qué lo eligió?

–Porque es un gran director. A él le encantan las películas norteamericanas, así que un año lo hice trabajar con la famosa actriz Jane Powell y se llevaron bárbaro. Entonces lo puse con una estrella como Leslie Caron y ella ganó su primer Emmy por el capítulo dirigido por Juan. Siempre trato de buscarle actores muy especiales, porque a él le gustan los actores de cine, especialmente de los musicales. Leslie y Jane trabajaron con Fred Astaire, y le contaban sus historias a Juan, a quien le encanta la historia del cine. Además de ser un gran director de actores, a Juan le gustan los desafíos, como el fantástico episodio con Ma-tthew Modine, que fue grabado prácticamente entero dentro de la sala de interrogatorios. Antes contábamos más con Juan, pero ahora está muy ocupado con otros programas y además vuelve seguido a la Argentina, así que sólo podemos tenerlo una vez por año. Es una especie de talismán de la suerte para nosotros.

Compartir: 

Twitter
 

La ley y el orden UVE toca “temas fuertes”, pero da lugar al humor.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.