espectaculos

Miércoles, 7 de octubre de 2009

TELEVISION › EL CURIOSO CASO DE DAVID LETTERMAN

“Ni siquiera me habla mi GPS”

 Por D. U.

David Letterman, el conductor del célebre show de medianoche que asombró a su público la semana pasada al detallar un supuesto plan de extorsión en su contra por los romances que tuvo con integrantes de su staff, ahora usa el aire de su programa para pedirles disculpas a su esposa y a su equipo de producción. El veterano conductor estrella del talk show de CBS, de 62 años, se casó en marzo de este año con Regina Lasko, con quien tiene un hijo, después de un largo noviazgo. La semana pasada la oficina del fiscal de distrito confirmó que había arrestado a Robert Halderman, un productor del programa de CBS 48 Hours, bajo el cargo de “hurto mayor”. Halderman niega haber intentado sacarle dos millones de dólares a Letterman a cambio de no hacer públicos los detalles de jugueteos amorosos con sus empleadas.

El jueves pasado, el conductor contó la historia en uno de los episodios más inusuales de su programa nocturno de variedades. “Estoy contento de que estén aquí esta noche y de tan buen humor”, le dijo al público que estaba en el estudio. “¿Tienen ganas de que les cuente una historia?” Letterman, cuyos ratings han subido desde que el presidente Barack Obama apareció allí para charlar un rato hace un par de semanas, procedió a explicar que encontró un paquete sospechoso en su auto tres semanas atrás. Contenía fotos y una carta que decía: “Sé que hacés cosas realmente terribles y puedo probar que hacés estas cosas realmente terribles”. En un momento, Letterman explicó que las “cosas realmente terribles” eran acostarse con mujeres que trabajaban para él. Y entre más risas nerviosas dijo: “Mi respuesta a eso es que sí, lo hice”.

Desde ese momento, buena parte de la atención de los medios se ha volcado hacia una ex asistente de Letterman, quien salió con Halderman hasta hace poco. La mujer, Stephanie Birkitt, aparentemente anotó detalles de sus contactos con el comediante en un diario al que Halderman tuvo acceso. Con ese material fue, en parte, que él hizo su supuesto intento de soborno el mes pasado. El abogado de Halderman, Gerald Shargel, acusó agriamente a Letterman de mostrarse a sí mismo como una víctima desventurada cuando hay más detrás. El lunes, el cómico admitió que estaba en una especie de pozo con su esposa y bromeó: “Esta mañana entré a mi auto y ni siquiera me hablaba la señora del GPS”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.