espectaculos

Domingo, 11 de octubre de 2009

TELEVISION › ENTREVISTA A MARK-PAUL GOSSELAAR, PROTAGONISTA DE RAISING THE BAR

“La ley no siempre produce justicia”

En la nueva serie de AXN, el actor interpreta a un abogado de oficio que se toma su trabajo como una cruzada. El programa, producido por Steven Bochco (NYPD Blues, Commander in Chief), ya va por su segunda temporada en Estados Unidos.

 Por Roque Casciero

Jerry Kellerman es una especie de Quijote de pelo largo y traje desarreglado que camina por las cortes neoyorquinas con una idea fija en mente: que la ley no se interponga en el camino de la justicia. Como defensor público, este abogado está del lado de los acusados más desprotegidos, los que no pueden contratar a millonarios bufetes para que encuentren la argucia legal que les permita salir libres incluso cuando resulta obvio que cometieron el crimen en cuestión. Kellerman, obviamente, no es de los que apenas les prestan atención a sus clientes por el simple hecho de que él igual cobra su sueldo: es capaz de ir a parar a la misma celda que un acusado porque enloquece frente a una jueza insoportable. Esta especie de cruzado moderno es el centro de Raising the Bar, el drama legal que va los lunes a las 22 por AXN (hoy se repite el primer capítulo a las 10 y a las 20), pero en la serie hay unos cuantos personajes igualmente fuertes, que están de lado de los fiscales, los defensores y los jueces. “Es un drama legal, pero no queremos inclinarnos por lo que está más de moda en la televisión norteamericana, que son los fiscales o policías”, explica a través del teléfono Mark-Paul Gosselaar, el actor que interpreta a Kellerman. “Y no queremos mostrar el sistema de justicia neoyorquino como dividido entre blanco y negro, inocentes o culpables. Hay momentos en que alguien no es tan inocente o tan culpable como uno lo sospechaba al comienzo del episodio. Creo que eso nos separa de otros dramas legales.”

–Kellerman parece tener principios de hierro, que a menudo lo meten en problemas. ¿Cree que el programa, más allá del entretenimiento, cuestiona los principios del espectador?

–Bueno, mi personaje es absolutamente idealista y recto. Es un reflejo de David Feige, que es quien escribió el guión con el productor Steve Bochco (Hill Street Blues, NYPD Blue). Feige fue defensor de oficio en el Bronx durante quince años y escribió un libro llamado Indefensible. Y sí, creo que nuestro programa aparece en un momento de nuestra dinámica cultural en el que no estamos dispuestos a admitir que todo sea blanco o negro, queremos mirar más allá y encontrar los grises, cuestionar los presupuestos en lugar de darlos por ciertos. Nuestro programa es bien de este momento. De todos modos, es un programa de televisión, así que nuestros objetivos principales son entretener a la gente y hacer que vuelvan a vernos cada semana. Si intentáramos establecer un solo punto de vista, sin siquiera considerar que hay otros, es probable que no pudiéramos lograr que los espectadores vuelvan a vernos. Tenemos que hacer que el programa sea entretenido y para eso nos ayuda que haya nueve personajes fuertes, y tampoco nos quedamos de un solo lado del sistema criminal, por lo general mostramos ambos.

Gosselaar tiene una larga carrera en televisión, que comenzó cuando era un adolescente, con un exitoso papel como Zack Morris en la serie Saved by the Bell. Otro rol importante en su carrera fue el del detective Jochn Clark en NYPD Blue, donde tomó contacto por primera vez con Bochco. El productor volvió a convocarlo para Commander in Chief, un drama que duró una sola temporada, en el que Geena Davis encarnaba a la primera presidenta mujer de Estados Unidos, y más tarde le propuso el papel de Kellerman para Raising the Bar. El programa, que en Estados Unidos se emite por cable, tiene mucho éxito: casi seis millones de espectadores lo miran cada semana y ya va por su segunda temporada. Por ese impacto, no es de extrañar que Kellerman tenga su propio perfil en la red social Twitter, aunque se trate de un personaje de ficción. “Quiero hacer el programa durante muchos años, así que apoyo todo lo que nos permita llegar a más público –explica el actor–. De hecho, fui al programa de (el comediante) Jimmy Fallon con el objetivo de que se convirtiera en un viral, para que la gente también lo viera en YouTube o en Google, y se interesara por Raising the Bar.”

–Ese es el costado bueno de la era de Internet, pero hay otros menos amables, como la sobreexposición de las estrellas juveniles. Usted, que estuvo en ese lugar en los inicios de su carrera, ¿cree que habría podido soportar lo que les pasa hoy a sus colegas más jóvenes?

–Ese es un problema del que tienen que ser muy conscientes las nuevas generaciones. Es cierto, yo no tuve que estar pendiente de que alguien me sacara una foto o escribiera en un blog lo que hago todo el tiempo. Eso puede ser muy perjudicial, especialmente en un momento bastante delicado de la vida. La gente se adapta a lo que sucede en cada momento, pero puede ponerse muy difícil hacerlo si todo el tiempo estás bajo escrutinio público.

–¿Cuál de los casos que mostraron en el programa lo afectó más?

–Es difícil elegir... Lo bueno de este programa es que todos los actores podemos opinar. De hecho, nos piden que lo hagamos cada vez que nos mandan un guión. El tema es que la ley no siempre produce justicia y eso es lo que tratamos de exponer en el programa. Este año hubo un episodio sobre un padre que fue encarcelado por sacarle una foto totalmente inocente a su hijo en la bañera. Para hacer corta la historia, se lo acusó de tener pornografía infantil y toda su defensa fue que le había sacado una foto inocente a su propio hijo, ¿cómo podía estar mal? Pero si uno lee la ley, eso es pornográfico. Ese fue uno de los tópicos del programa que se discutieron mucho por Internet. Y hace poco apareció en Estados Unidos un caso real bastante similar al que planteamos en el programa.

–En el final del primer episodio se descubre que casi todos los personajes tienen un lado oculto, intereses y relaciones que no pueden salir a la luz.

–¿No somos así todas las personas? Lo que uno ve no siempre es lo que hay, las personas somos más profundas. Todos tenemos secretos y temas con los que nos cuesta lidiar. En este programa hay muchos personajes con historias ricas y a medida que transcurra van a conocerlas mejor. En ese sentido, Raising the Bar es un típico programa de Steven Bochco.

Compartir: 

Twitter
 

Además de Gosselaar, en el elenco de Raising..., están Gloria Reuben (E. R.) y Jane Kaczmarek (Malcolm).
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.