espectaculos

Martes, 23 de marzo de 2010

TELEVISION › HOY SE ESTRENA UNIDOS POR LA HISTORIA POR HISTORY CHANNEL

Las venas siguen abiertas

La serie de diez episodios documentales, filmada en HD y con gran rigurosidad histórica, conecta sucesos similares ocurridos en varios países de América latina: una buena excusa para volver a pensar en la “patria grande”.

 Por Emanuel Respighi

Pensar América latina como una “patria grande”. Creer que, pese a las diferencias culturales, el Bicentenario próximo de las revoluciones independentistas latinoamericanas es la excusa perfecta para mirar el pasado de cada país, cotejar sus historias y concluir que los elementos que unen a cada nación se imponen a los rasgos distintivos. Autoconvencer a los televidentes de toda la región de que la unidad latinoamericana es posible. Esas son las premisas de las que se vale Unidos por la historia, una serie documental que realiza un riguroso análisis de la historia latinoamericana, haciendo foco en las evidencias de un camino común, compuesto de grandes acontecimientos y procesos sociales-políticos que a lo largo de estos 200 años desencadenaron en hechos similares en el resto del subcontinente. La serie histórica, cuyos diez episodios fueron producidos por Nativa Contenidos, se emitirá desde hoy por History Channel, todos los martes a las 22.

Unidos por la historia parte de la base de que entre 1809 y 1811 se produjeron la mayoría de las revoluciones que llevaron a la independencia de América latina, proceso que comenzó el 25 de mayo de 1809 en Bolivia y culminó el 5 de noviembre de 1811 en El Salvador. Más que un repaso por la historia reciente de la región, el trabajo es un ensayo sobre la necesidad de que la celebración de estos 200 años sirva para afianzar el sentido de pertenencia y hermandad que poseen las naciones de este lado del mundo. Una intencionalidad que descansa en los paralelismos y cruzamientos que la historia de cada país latinoamericano tienen entre sí.

“La idea madre de la serie es conectar diferentes momentos y circunstancias de la historia de América latina, exaltando las cosas que nos unen en tanto latinoamericanos”, le explica a Página/12 Felipe Pigna, el historiador argentino que es el encargado de presentar la serie junto al colega mexicano Pedro Palou. “De alguna manera, los procesos que se dieron fueron similares: proclamamos las repúblicas en la misma época, nos endeudamos todos juntos, hubo una oleada de participación democrática en los años ’20, la crisis económica y los golpes militares signaron los ’30, gobiernos populistas llegaron en los ’50, en los ’70 hubo un contexto de fuerte represión gubernamental y se impuso una política neoliberal en los ’90.”

Además de que las semillas revolucionarias germinaron al mismo tiempo en América latina, gracias a hombres como Francisco de Miranda, Simón Bolívar, Mariano Moreno, Bernardo O’Higgins, José de San Martín, José María Morelos, Pigna cuenta que la unión regional va más allá de la época en que surgieron las nuevas soberanías nacionales con gobiernos representativos. “Todos los países latinoamericanos nacimos ahorcados económicamente”, analiza quien también es asesor histórico de la señal de TV paga. “El reconocimiento de la deuda nació con empréstitos tomados a la banca británica, a raíz del déficit dejado por el reinado. El capital inglés condicionó la política. Fue el nacimiento de la libertad política, pero a costa de una subordinación a la economía británica. Es un poco extorsivo. No es casualidad que el reconocimiento de la independencia argentina sea un año posterior al primer préstamo otorgado por Gran Bretaña, conocido como el empréstito Baring, de un banco muy vinculado a la casa real. Eso le ocurrió a casi toda América latina. Hay un vínculo causal entre préstamo y reconocimiento de la independencia.”

Sin un orden cronológico limitante, cada uno de los diez episodios de Unidos... se desarrolla por medio de saltos en el tiempo, conexiones y asociaciones vinculadas con lo lingüístico y con las ideas comunes entre los países. Ese recurso acrecienta la idea de contar la historia de América latina como la de un único pueblo. Así, el relato pasa de la conquista española de la región en el XVI a la económica que se produjo en los ’90 con las políticas neoliberales y la ola de privatizaciones. Si bien la serie tiene una visión de la historia que Pigna considera “progresista”, lo interesante es que se conforma de opiniones y enfoques de historiadores muy diferentes, como las del uruguayo Eduardo Galeano y la del mexicano Enrique Krauze. “No quisimos hacer algo monocorde, porque justamente en América latina las voces son múltiples. Queríamos respetar ese rasgo”, puntualiza Pigna, que los viernes a las 23.15 conduce por Canal 7 el ciclo de entrevistas Qué fue de tu vida. Pacho O’Donnell, Laura Restrepo, Elena Poniatowska, Ariel Dorfman, Galeano, Rosa Montero, Waldo Ansaldi y Alberto Lamata son algunos de los escritores e historiadores que aportan testimonio en la serie de proyección regional.

Bajo la intencionalidad de superar las diferencias políticas, la serie logra trascender los grandes acontecimientos históricos para posar la cámara en aspectos cotidianos y culturales de menor repercusión mediática y bibliográfica, pero de una fortaleza identitaria insoslayable. Los sabores autóctonos, la música como expresión de identidad, las fiestas populares y los lenguajes interculturales son analizados con una dimensión específica, incorporando para ello el recuerdo y el parecer intimista de artistas y periodistas de toda la región. Desde las actrices Verónica Castro y Assumpta Serna hasta Víctor Hugo Morales, pasando por Guillermo Kuitca, Chavela Vargas, Diego Torres y Adolfo Pérez Esquivel, son muchas y variadas las voces de las que se vale el programa para contar la manera en que los ciudadanos vivieron y ven la historia latinoamericana.

“Las paralelas se cruzan” es el nombre del capítulo que hoy inaugura una serie documental que posee un alto nivel de rigurosidad histórica y analítica, a la vez que ágil desde el relato y la edición. Amparado en los procesos sociales y políticos comunes, el episodio sirve para presentar el concepto aglutinador de Unidos... Ya desde este primer acercamiento se puede percibir el carácter televisivo y entretenido de la propuesta, que encuentra su síntesis con el canto de los himnos nacionales desde las plazas de la independencia de cada país, a través de la voz de músicos nativos de cada lugar. Segmentos de color que, como consolidó el documental televisivo en los últimos tiempos, atraen a la heterogénea audiencia que se sienta frente a la pantalla chica. Realizada en HD, la serie fue filmada en ocho países y contó con la participación de más de 60 personalidades.

A dos siglos de que América latina comenzara a soñarse independiente, Pigna hace un diagnóstico sobre el momento en que el subcontinente se encuentra hoy en día. “Creo que, a grandes rasgos, se ha progresado en la visión de tomar los elementos de unidad. Vivimos un momento histórico que, sin dudas, está más cercano a la unidad latinoamericana. Hay cierta afinidad ideológica entre los gobiernos, el nacimiento de Unasur fue uno importante, y ha crecido la concepción de que es necesaria la unidad cultural y económica de la región. Se fue ganando esa conciencia, junto al rechazo popular a los gobiernos autoritarios y a las dictaduras militares. Hoy se vislumbra claramente la certeza de que la democracia es el mejor sistema”, concluye el historiador e ideólogo del programa.

Compartir: 

Twitter
 

Pedro Palou y Felipe Pigna conducen la serie documental filmada en ocho países.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared