espectaculos

Domingo, 11 de abril de 2010

TELEVISION › CONTINUARA, UN AUTENTICO LUJO PARA LA PANTALLA ARGENTINA

“Son los inevitables de la historieta”

Juan Sasturain, Daniela Blanco, Diego González y Mariano Mucci hablan de este festín de la viñeta que, por Encuentro, da cuenta de lo mucho y bueno que se ha hecho en el país. Mejor aún: abren la ventana para mostrar que el género mantiene su vitalidad.

 Por Andrés Valenzuela

Sasturain (que el próximo domingo arranca una nueva temporada de Ver para leer, y un equipo apasionado por el comic.
Imagen: Bernardino Avila.

Continuará es un lujito de esos que felizmente abundan en Canal Encuentro. Un programa que habla sobre historieta y resuelve con soltura el desafío de llevar la imagen fija de una viñeta a la televisión sin convertirla en dibujo animado ni sostener un gráfico estático en la pantalla. Un programa donde no se habla del comic como un fósil sino como oficio vivo, en que las manos de los dibujantes trabajan y hablan. Un programa que pasa volando, pero deja una nueva comprensión sobre la historieta y su mundo. Un ciclo que se creería imposible, si no fuese porque desde hace diez días está en el cable y cada jueves a las 21.30 presenta un capítulo nuevo. En total serán trece episodios conducidos por el periodista Juan Sasturain, que abordarán otros tantos “inevitables” de la historieta argentina: autores e historietas fundamentales, desde distintos enfoques.

Entre las paredes naranja de la productora Nativa se escuchan voces y risas. El equipo del programa se impuso una pausa para dar tiempo a los flashes del fotógrafo de Página/12 y, tras la sesión, se sientan a la mesa Daniela Blanco (productora de contenidos del programa), Diego González (productor general del ciclo), Mariano Mucci (el realizador) y su conductor. Mientras Continuará ya está en el aire, el próximo domingo Telefe lanzará la cuarta temporada de Ver para leer: en su ya habitual horario de la medianoche, llevará el subtítulo Bicentenario, y presentará a Sasturain en una recorrida por doscientos años de historia a través de los libros. Aunque no tienen exactamente el mismo formato, la comparación entre uno y otro es inevitable. Los responsables del ciclo de Encuentro, sin embargo, la descartan inmediatamente. “El verdadero antecedente es un trabajo que hace muchos años hicimos con Mariano y Daniela, que fue DNI”, afirma Sasturain. “Ese ciclo fue producido por el Ministerio de Educación de la Nación entre 1995 y 1999 y contó con cuatro capítulos dedicados a Alberto Breccia, Hugo Pratt, José Luis Salinas y Héctor Germán Oesterheld, además de un especial dedicado al Eternauta”, detalla Blanco.

“Esa fue mi primera experiencia chamuyando en pantalla –recuerda el director de la revista Fierro–. De Ver para leer lo único que traigo es que como ya he hecho tele, me da un poco más de confianza.” Tampoco, explica, hay más relación entre el ciclo y la colección que este diario publicó el verano de 2009. “El nombre nomás, que me encanta porque todos sus rebotes semánticos son lindos –apunta–. Era el gancho que tenían las historietas de la época de oro y es una consigna para nuestra historieta.”

“Es saber que la historieta va a seguir, que no se acaba ahí ni ahora”, acota González. “Claro, y también ver si tenemos laburo un par de años más. ¿Cómo vas a cerrar un programa que se llama Continuará?”, bromea Sasturain.

Fundamentos para un programa

Continuará aborda la historieta desde tres facetas: como objeto, como producto de sus autores y como medio en el mundo. Por eso da importancia a cómo aparecían las viñetas en la vida de sus lectores, cómo las hacían sus creadores y en qué condiciones esos dibujos llegaban al papel. Por ejemplo, en el capítulo inaugural dedicado al monumental Mort Cinder (de Alberto Breccia y Oesterheld), los dibujantes Domingo “Cacho” Mandrafina (El caballero del Piñón Fijo, Spaghetti Brothers y otros) y Horacio Lalia (Nekrodamus, y otros) explican cómo trabajaba Breccia, que fue su maestro. El veterano dibujante Carlos Vogt, en tanto, aparece recordando las exigencias que los plumines recibían de las editoriales. En la segunda emisión, dedicada a Las puertitas del Señor López, son los propios autores, Carlos Trillo y Horacio Altuna, quienes recuerdan la época, mientras Pablo de Santis y Oscar Steimberg comentan la obra.

Sin embargo, cada capítulo es temáticamente diferente. Si el primero parte de la expresividad de Breccia para hablar de la llegada de la historieta a las galerías de arte, el segundo prefiere centrarse en la resistencia expresiva durante la última dictadura. “Y Patoruzito podíamos abordarlo de mil maneras –agrega Sasturain–, pero nos interesó la figura de Quinterno como dibujante que también se ve a sí mismo como empresario de historietas. Queremos dar en cada capítulo una mirada desde un lugar distinto.” Las diferentes estéticas que conviven en la larga tradición gráfica argentina también se conjugan en el ciclo: “No podés tratar a Copi igual que a Divito, o a Ferro que a Pratt”.

Mostrar el oficio en toda su envergadura es un punto central del programa, destaca Blanco, ideóloga de Continuará. En ese sentido, conseguir mostrar la lógica del medio historietístico en la pantalla televisiva era un desafío. “La primera tentación es animar los dibujos –confiesa Mucci–, pero entonces deja de ser historieta, y el desafío es contarla con sus propias armas, así que cuando hay una voz en off la hace Juan, si no buscamos poner la música y el ritmo.”

Mientras el realizador habla, en el estudio una chica sostiene una recopilación de tiras de Mafalda. ¿Van a ponerle voz?, consulta el cronista. La negativa sale a coro de los cuatro entrevistados. “Se planteó, pero la descartamos rápidamente”, explica Mucci, y Sasturain recuerda los intentos pobremente logrados de llevar el personaje de Quino a la pantalla. El cuarteto aplaude en este punto la tarea de Diego Sasturain, guionista del ciclo, ausente en la reunión. “Es una pieza fundamental”, apuntan sobre el hombre que redondea cada capítulo.

“Hay que llevar la historieta a la pantalla como tal, que no tiene más voz que la que está en la imaginación de cada uno –afirma Blanco–. No hay que tirarla abajo, sino sostener su concepto en la pantalla.” Estar en Encuentro, reconocen, ayuda a apuntalar la idea. “Es un medio que se maneja con otros tiempos –analiza González–, no necesitamos levantar el ritmo de más, nos damos el tiempo para que se entiendan las tres patas que mencionaba Juan. La historieta habla sola y le damos tiempo a eso.” Blanco redondea: “Aquí la historieta no está al servicio del audiovisual, sino el audiovisual al servicio de la historieta”.

“Hay una cuestión de especificidad de cada soporte –interviene Sasturain–, porque respecto de lo literario suele caerse en que trasladarlo a la historieta es facilitar su lectura: una burrada absoluta.” Para el responsable de las contratapas de los lunes de este diario, esto se extiende a la animación de historietas. “Se cree que es darle más vida... pelotudeces, cada una tiene su forma. Claro que se pueden hacer traslaciones válidas, pero son buenas o malas respecto de su propio medio, no del original.”

Las inevitables

Al ojo entrenado le bastará revisar la lista de obras y autores que recorrerá el ciclo (ver recuadro) para reconocer los principales nombres de la historieta argentina. Si hubiese que renombrar las calles de una ciudad utilizando referencias al noveno arte vernáculo, sin duda las avenidas llevarían esos nombres. “La idea era justamente trabajar sobre los inevitables –reconoce Sasturain–. Está pensando para un canal para todo público, así que no sobreentiende el más mínimo conocimiento, parte de lo más obvio, porque esto no tiene por qué ser obvio para nadie, y lo educativo potencia, no limita.”

Estas –se propone el equipo de producción– son las historietas que “todo el mundo conoce o debería conocer”. Aunque aborda cada tema en profundidad, el ciclo no se pretende ni enciclopédico ni academicista. Evita cronologías y jerarquías. “Sin mirada evolutiva ni orgánica, ni siquiera están en orden cronológico”, señala Sasturain. Cada capítulo es cerrado y temático, “como una monografía”, propone Blanco.

“Por eso la bajada del programa es ‘historietas argentinas’ –destaca el conductor–, no ‘las’ ni ‘todas’, sino algunas.” Las inevitables.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice
  • TELEVISION> CONTINUARA, UN AUTENTICO LUJO PARA LA PANTALLA ARGENTINA
    “Son los inevitables de la historieta”
    Juan Sasturain, Daniela Blanco, Diego González y Mariano Mucci hablan de este festín de la...
    Por Andrés Valenzuela
  • OPINION
    ¿The End?
    Por Eduardo Fabregat
  • CINE
    Un foro abierto al futuro
    Por Luciano Monteagudo
  • CULTURA > EL MIERCOLES SE INAUGURA LA MUESTRA APARATO REPRODUCTOR EN EL ROJAS
    Cuando la radio es una pieza de arte
  • VISTO & OIDO > VISTO & OIDO
    VISTO & OIDO

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.