espectaculos

Sábado, 9 de julio de 2011

TELEVISION › ZAMBA VIAJA A TUCUMAN EL 9 DE JULIO DE 1816

La Historia contada a los pibes

La asombrosa excursión de Zamba en La Casa de Tucumán es la secuela del viaje a la Revolución de Mayo del simpático personaje de animación, estrenado en ocasión del Bicentenario. El nuevo envío se estrena hoy por Pakapaka y Encuentro.

 Por Emanuel Respighi

Si la identidad de un pueblo está moldeada por su propia historia y por el relato que los que impusieron sus ideas hicieron sobre ese pasado, puede pensarse que la identidad argentina está viviendo en crisis desde hace unas décadas. El revisionismo que en el país se de-

sarrolló desde entonces se encargó de contar una historia diferente de la oficial, permitiéndose poner en duda algunos de los mitos más arraigados por los “ilustres relatores”. Pero esa ola revisionista que cada vez acapara más adeptos no sólo obedece a la mirada que se realiza sobre los acontecimientos históricos, sino también a las formas en las que se cuenta el pasado lejano y reciente. Una demostración certera de esa conjunción entre forma y contenido fue La asombrosa excursión de Zamba en el Cabildo, una serie de animación para chicos que Pakapaka estrenó el año pasado con motivo del bicentenario de la Revolución de Mayo. Ahora, el personaje regresa teniendo como eje la celebración del 9 de Julio, con un especial titulado La asombrosa excursión de Zamba en La Casa de Tucumán, que Pakapaka estrena hoy a las 10, 16.30 y 21.30 y que por Encuentro se podrá ver a las 19.

Producida por El Perro en la Luna, la nueva aventura de Zamba vuelve a poner a disposición de los más pequeños de la familia un recurso audiovisual pedagógico y entretenido para que se acerquen a los tiempos en los que se comenzó a forjar la Patria. Bajo la misma estructura utilizada en la serie de cuatro episodios sobre la Revolución de Mayo, en este especial de 20 minutos el pequeño niño formoseño viaja junto a sus compañeritos de colegio a Tucumán. Allí, Zamba vuelve a hacer de las suyas, y por medio de un viaje al pasado se convierte en protagonista de una osada travesía que recorre la historia argentina, participando como testigo del histórico congreso del 9 de julio de 1816.

Con más humor y musical que la excursión en el Cabildo, en la secuela se cuenta en clave de aventura heroica la compleja situación política en la que se decidió hace 195 años la declaración de la independencia. El contexto, vale recordarlo, era de crisis económica, conflictos internos, reconquista de los realistas de toda América salvo el Río de la Plata, triunfo de las monarquías absolutistas antirrevolucionarias en Europa y retorno del rey español a su trono, entre otras situaciones. En un lenguaje sencillo y propio de alguno de los tantos dibujos animados que ofrece la TV por cable, La asombrosa excursión... remarca, además, la presión que hicieron José de San Martín y Manuel Belgrano para que se declarara la independencia, pese a la resistencia de algunos miembros de la oligarquía porteña.

En Pakapaka están convencidos de que la serie animada anclada en la historia, como las de Zamba, es uno de los formatos que mejor asimilan los niños para interesarse por el pasado de la Patria. “Nos parece que la ciudadanía es una construcción y un proceso que se inicia desde chicos –le explica a Página/12 Valeria Dotro, responsable de Contenidos de Pakapaka–. Conocer los procesos y no solo los hechos históricos que están en los comienzos de nuestra fundación como país es fundamental para comprender el momento actual. Al mismo tiempo, los contenidos de la historia son parte de la currícula escolar y nos interesa colaborar en los procesos de enseñanza y aprendizaje, a través de contenidos audiovisuales que sean atractivos, interesantes y de calidad para los chicos, que les permitan reflexionar, hacerse preguntas, desacralizar algunas cuestiones y, a partir del humor y un lenguaje muy propio de su edad, ir construyendo una idea acerca de la libertad, la patria, la independencia y la democracia.”

La convicción de que los chicos asimilan con mayor facilidad los grandes acontecimientos históricos a partir de formatos cercanos a su cultura audiovisual no es una apreciación teórica. Más bien es una realidad basada en que los capítulos de Zamba en el Cabildo fueron de los más descargados de la página web de Pakapaka desde su estreno, en mayo de 2010. Incluso, la primera temporada fue editada por el Ministerio de Educación, al que pertenece el canal, en una colección que fue distribuida a 31 mil escuelas públicas diseminadas en todo el país. Además, la serie fue incluida en las laptops que el Estado nacional está entregando a alumnos de escuelas públicas en el marco del plan Conectar Igualdad. Si bien en el caso de La asombrosa excursión... no se hicieron planillas de actividades como las que se van a entregar con Revolución. El Cruce de los Andes y con Belgrano, tanto en la página de Encuentro como en el portal educ.ar se proponen diversas actividades y propuestas para trabajar con el material.

Las aventuras históricas de Zamba, de todas maneras, no van a limitarse a contar el proceso revolucionario de Mayo ni el Congreso de Tucumán. Aunque no habrá una franja propiamente dicha de dibujos animados que revisitan el pasado, Zamba tendrá una continuidad en el tiempo en la pantalla de Pakapaka con nuevas aventuras. En El Perro en la Luna, la productora de Sebastián Mignogna, ya están trabajando en la saga: habrá tres capítulos de Zamba sobre el cruce de los Andes y las batallas de San Martín para lograr la libertad de la Argentina, Chile y Perú, también otro episodio en el que Zamba se encuentra con Sarmiento y un último previsto que se centrará en la Vuelta de Obligado. De la mano de Zamba, la historia argentina ahora comienza a ser conocida (y divertida) por los más chicos.

Compartir: 

Twitter
 

Otra vez Zamba hace de las suyas y un viaje a 1816 lo deposita en el Congreso de Tucumán.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared