espectaculos

Lunes, 9 de septiembre de 2013

TELEVISION › MARVEL’S AGENTS OF S.H.I.E.L.D., POR SONY

Vengadores en pantalla chica

La factoría de comics Marvel vuelve a la tevé. Aunque el sello de Stan Lee no aparezca en esta serie surgida del film Los vengadores. Un despliegue bombástico, parte de una estrategia global al que se le auguran un éxito rotundo o un fracaso de inmensas proporciones.

 Por Federico Lisica

Sería demasiado pedirle a Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D. (estreno el miércoles 25 de septiembre, a las 21 por Sony) que culmine sus capítulos como El increíble Hulk. La angustiante y simple melodía de “The Lonely Man Theme” que acompañaba a Bill Bixby en el papel de Bruce Banner en sus caminatas por autopistas desiertas. Lo que funcionaba hace más de tres décadas para una serie televisiva, no tendría por qué hacerlo en la actualidad. El lector sabrá esperar algunas líneas hasta que se cuente de qué diantres va este envío, una de las mayores apuestas de la televisión estadounidense para 2013. Vale mencionar que la prémière local será sólo un día después que en su país de origen. Igual que en esos estrenos de blockbusters a gran escala, pero en la tevé, y habría que agregar un programa especial de media hora a las 20.30 el día del debut con un doble episodio. Es que la industria del entretenimiento ha mutado. Para esta serie de acción, ciencia ficción y aventuras, las conexiones con el denominado “universo Marvel” provienen de lo que reinició Iron Man. Entonces, más que el traspaso del mundo del comic a la pantalla chica, se trata de una aceitada maquinaria concebida, en este caso desde el cine, y que lleva su linaje a otro escenario. Y el sello de Stan Lee es cada vez más difuso en la factoría que desde 2009 es propiedad de Disney.

Porque el mayor gancho de Agents –lo cual también puede ser su talón de Aquiles– es la ligazón con Los vengadores, el gran tanque de la temporada 2012, la película que se convirtió en la tercera más taquillera de la historia, donde se reunió a varios superhéroes en una agencia secreta llamada S.H.I.E.L.D.. Lo que podría traducirse como escudo es en realidad la sigla del más pomposo Sistema Homologado de Inteligencia, Espionaje, Logística y Defensa. Una CIA con superpoderes y armamento más canchero. Primer dato: este grupo estará conformado por seres humanos, no por superhéroes o mutantes, aunque no tarde mucho en asomar algún que otro espécimen con un poder especial. Está la anarco hacker que terminará del lado de esa organización, el dúo nerd que se encarga de los inventos, el especialista en operaciones encubiertas, la mujer silenciosa y letal. El grupo se dedica a la lucha contra males absolutos en un mundo donde simples mortales conviven con seres increíbles. Un summum de piñas, explosiones, efectos especiales, adrenalina y escenarios globales, porque las fronteras obviamente no son límite alguno para un organismo como S.H.I.E.L.D. También hay momentos de comedia ideales para Robert Downey Jr.: el tema es que no hay ningún Tony Stark que los pronuncie.

En esta spin off, quien sirve de plasticola y se encarga de armar y mandar al comando especial es el agente Phil Coulson (Clark Gregg). Su personaje había tenido su primera aparición en Iron Man, siguió desarrollando a este sujeto de aspecto ordinario, impenetrable pero con terribles frases en Iron Man II y Thor, e incluso morir en Los vengadores, pero por ingenio de guión o simple urgencia de la franquicia hace su gran vuelta en esta obra. Y por lo visto en los foros de Internet, el trillado recurso no ha caído bien del todo entre los seguidores ya que su asesinato, a manos del dios nórdico Loki, era una de las vueltas de tuerca inesperadas de la cinta. Y aquí su comeback será uno de los enigmas a discurrir. Lo que en definitiva no deja de explicitar hasta qué punto las creaciones concebidas para el entretenimiento se están volviendo cuestión de Estado para sus fanáticos. ¿Cuál es el verosímil infranqueable para una invención bombástica cuya esencia es el despropósito?

El estreno del piloto se realizó en la última edición del Comic Con en San Diego y fue recibido por alabanzas, aunque parte de la crítica estadounidense especificó que el desarrollo es más bien lineal y puede haber cierta confusión para el inexperto por tantas referencias geeks. Lo cual es parte del sello de su creador, Joss Whedon (también director de Los vengadores). Un experto en eso de dotar a los productos pochocleros de autoconciencia, tocar temas existenciales, mixturar con chistes y adobar con alusiones a la industria cultural. Y tal vez Bruce Banner, finalmente, aparezca con su bolsito a cuestas como metamensaje repleto de ironía.

Whedon ya había demostrado su factura con Buffy, la cazavampiros en tevé y en ese rompecabezas –elogiado o destripado– que fue The Cabin in the Woods en cine (como guionista y productor). De hecho, en una entrevista que brindó a la revista Entertainment Weekly en agosto, señaló que Agents “básicamente es una serie basada en el Zeppo”. ¿Qué es el Zeppo? Un capítulo de Buffy en el que la atención se centraba en un personaje secundario mientras la historia B era un apocalipsis. “Los ignorados son mi modelo de héroes desde el día uno”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

Agents of S.H.I.E.L.D., complemento de tevé para el universo Marvel.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.