espectaculos

Jueves, 8 de octubre de 2015

TELEVISION › CHRIS CARTER DIO PISTAS DEL REGRESO MáS ESPERADO

Se reabren los Expedientes X

La feria Mipcom detuvo su aliento para escuchar al creador de la serie que cambió el pulso televisivo y ver el primero de los seis nuevos episodios: “Tratamos de ser honestos con los cambios que produjo la tecnología digital, con la capacidad de espionaje”.

 Por Emanuel Respighi

Página/12 En Francia

Desde Cannes

“La verdad sigue ahí afuera.” El slogan de siempre, tuneado y guiñándole el ojo al paso del tiempo, con el que se presenta el regreso de Los Expedientes Secretos X –a trece años del fin de su primera etapa–, da cuenta de que las teorías conspirativas, los fenómenos paranormales y la posibilidad de que finalmente haya vida extraterrestre continúan signando a la vida cotidiana. Es más: Internet mediante, abundan los extraños e inexplicables sucesos que ocurren en diferentes lugares del mundo, abonando la paranoia de los que quieren creer. “Todos los días leía el periódico y veía un potencial episodio de Los Expedientes Secretos X. Durante mucho tiempo me asombré con esa posibilidad y siempre supe que sería bueno seguir contando esas historias. Teniendo en cuenta lo que ocurre en la política global, creo que es el momento perfecto para volver con la serie”, explicó en Mipcom Chris Carter, el creador, guionista, productor y director de la serie que marcó un antes y un después en la narrativa televisiva del género.

La proyección del primer capítulo de lo que será la décima temporada de la ficción, que Fox estrenará en enero de 2016, fue el broche de oro para la edición de la feria de contenido audiovisual que ayer bajó la persiana, aunque finalizará formalmente hoy. El regreso a la pantalla de Scully y Mulder, esa extraña pero complementaria pareja de agentes del FBI que entre 1993 y 2002 trasladó a la pantalla las conspiraciones de todos, hizo colmar todas y cada una de las butacas del Grand Auditorium del Palais des Festivals. La expectativa por saber cómo iba a continuar la historia –profesional y personal– de los personajes interpretados por Gillian Anderson (la racional Scully) y David Duchovny (el paranoico Mulder) paralizó la habitual dinámica en movimiento de la feria. Nadie se quiso perder el regreso de la que fue una de las mejores series de ciencia ficción de todos los tiempos, alcanzando fanáticos en todo el mundo mucho antes de que la masividad de Internet y del video streaming sirvieran de base para la llamada “era dorada de las series”.

El primero de los seis episodios de la nueva temporada no da respuesta alguna a los interrogantes que cruzaron buena parte de la serie durante sus casi diez años al aire, pero sí vuelve a poner en acción a Mulder y Scully. Sin adelantar lo que los televidentes de todo el mundo verán a partir del 24 de enero próximo, sólo resulta urgente señalar que el capítulo que se proyectó en Mipcom encaja dentro de los llamados “mitológicos” que solían inaugurar y cerrar cada temporada, en los que la trama avanza sobre la hipótesis principal, en la que alguna célula oculta del gobierno forma parte de la secreta invasión extraterrestre. Los extraterrestres no actúan solos. La excusa para el reencuentro de Scully y Mulder es la obsesión de uno de los tantos teóricos de la conspiración que pululan por Internet, y que dice tener “pruebas” del contacto extraterrestre: la aparición de una joven con marcas en su abdomen, que demostrarían que fue abducida en varias oportunidades por seres del más allá, convence rápidamente a un Mulder más oscuro y dejado que la última vez que se lo vio. “No puedo hacerlo solo”, le suplica Mulder a Scully para que vuelvan a trabajar juntos en estos casos especiales y secretos. Sin resolver la histórica tensión sexual, el episodio nada adelanta acerca de lo que pasó con su relación en estos 13 años fuera de la pantalla.

“La razón por la que creo que la serie es muy popular, y ha sido un éxito aun en estos años en los que no hubo episodios estreno, es realmente por David y Gillian y por sus personajes de Mulder y Scully. Si no fuera por ellos, no creo que la historia todavía tuviera una empatía tan grande con el público”, reconoció Carter, en el diálogo al que se prestó tras la avant premiere mundial. “Hemos trabajado interesantes historias a lo largo del camino, pero sin esos dos personajes y sus interpretaciones, no hubiéramos llegado al nivel de atracción que tiene la serie”, subrayó. Sobre la situación con la que ambos personajes encararán esta temporada, Carter apenas anticipó que los personajes “han estado en una búsqueda personal” durante este tiempo, pero que sus personalidades continúan más o menos intactas. “Scully sigue siendo una científica hasta la médula”, detalló. “Su corazón se encuentra en la razón y la lógica. Y el corazón de Mulder está en la búsqueda de la verdad, pero él sigue encontrando las respuestas fuera de los límites, más allá del ámbito de lo que se acepta la ciencia”.

El episodio adelantado a la prensa y a productores de todo el globo no sólo hizo hincapié en la conspiración macro gubernamental que signa a la serie desde sus comienzos. También pudo percibirse en la trama que el espionaje empieza a tomar un lugar preponderante, acorde a los actuales tiempos geopolíticos. ¿El mundo es ahora más conspiranoide y espiado que 13 años atrás? “Mulder y Scully ya no utilizan los teléfonos celulares gigantes. Muchas cosas han cambiado en este tiempo. De hecho, los personajes tienen Internet, cosa que no usaban anteriormente. En este regreso estamos tratando de ser honestos con los cambios que produjo la tecnología digital, con la capacidad de espionaje que posibilitó. Es evidente que todos estamos siendo espiados en los EE.UU., o al menos nos pueden espiar. Y no parece haber ninguna vergüenza en que eso suceda”, detalló Carter.

Más allá de que el mundo del espionaje y la hiperconectividad actual parecen haber dado razones de peso para el regreso de Los Expedientes..., la sensación que dejó el episodio proyectado es que el espíritu y el ritmo narrativo de la serie sigue siendo el mismo. “La serie es fiel a su tiempo”, analizó Carter. “Es tan moderna como el tiempo en la que está siendo filmada, en relación a la tecnología moderna con la que se filmó. Y las historias que contamos son contemporáneas, suceden ahora. De hecho, muchas están inspiradas en grandes titulares de los diarios.” Al preguntársele sobre sí él realmente cree en lo que la serie cuenta, si se considera parte de la comunidad “conspiranoide”, Carter señaló que “tengo fe en la ciencia”. “Lo crean o no, soy un escéptico”, confesó, sobre la posibilidad de que haya vida extraterrestre o sucesos paranormales. Al finalizar, Carter no descartó que haya larga vida para Los Expedientes..., tras la temporada que comenzará en enero. “¡Mulder y Scully estarán en silla de ruedas antes que fuera del escenario!”, afirmó, provocando las risas de una platea que a esa altura prefería creer. Los Expedientes Secretos X nuevamente están activos.

Compartir: 

Twitter
 

Esta nueva encarnación de Los Expedientes Secretos X comenzará a verse en enero de 2016, por Fox.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.