espectaculos

Martes, 5 de julio de 2016

TELEVISION › ENTREVISTA EXCLUSIVA A TREVOR NOAH, NUEVO CONDUCTOR DE THE DAILY SHOW

“Estados Unidos es una máquina extraña”

La app Comedy Central Play estrena hoy el noticiero paródico por excelencia de la TV estadounidense, que durante años condujo Jon Stewart y cambió el modo de presentar las noticias. Trevor Noah habla de la influencia de Donald Trump en la agenda noticiosa.

 Por Federico Lisica

Eso que tan bien hicieron Semanario Insólito, La Noticia Rebelde y CQC (y brilla por su ausencia en la tevé actual local) sigue marcando el pulso de la agenda mediática estadounidense. El “bendito maldito” cruce entre actualidad informativa, tono paródico, formato de noticiero y agudeza política, elevó su vara en los últimos años con Stephen Colbert, John Oliver y Jon Stewart, todos sujetos que ocuparon diversos roles en The Daily Show. Gran propaladora de cultura po(p)lítica, con entrevistas a celebridades y segmentos variopintos que cumplirá durante este mes de julio dos décadas al aire en Comedy Central. El programa, que puede verse íntegramente en la plataforma digital que dispone la señal de comedia (Comedy Central Play) y hoy se estrena a través de la app, resistió un gran cambio. A fines del año pasado Trevor Noah ocupó la silla de Stewart. “El consejo más importante que me dio Jon fue ‘sé honesto y hacé el programa que quieras hacer, no podés conducir un programa equivocado siempre y cuando sea la tuya’. Por eso para mí es un honor trabajar en un equipo tan creativo y en el que puedo dar mi opinión sobre lo que creo importante”, dice Noah en entrevista exclusiva con Página/12.

La presencia del comediante nacido en Sudáfrica significó un revuelo noticioso por el rol que The Daily Show ocupa en los medios de su país. El falso noticiero con corresponsales y secciones extravagantes se volvió uno de los espacios más sagaces y certeros en el modo de interpretar la realidad estadounidense. Basta buscar el video en YouTube donde Stewart se despachó sobre el armamentismo tras la matanza en la iglesia de Charleston a mediados del año pasado. ¿Sería este un Daily Show más relajado? Uno distinto seguro y, hasta ahora, con el mismo nivel de repercusión. “Creo que ahora le prestamos más atención a las noticias globales. Obviamente la mayor atención es sobre lo que sucede en los Estados Unidos, pero también tenemos una audiencia muy grande en el todo el mundo. Hay un balance muy atractivo en un doble sentido, explicarles cosas a los estadounidenses sobre el mundo, y sobre cómo los estadounidenses generan un mundo por sí mismo. No es sólo un programa sobre lo interno, es un programa global hecho desde Nueva York. Y Nueva York es la ciudad global por excelencia, el lugar perfecto para hacerlo”, asegura Noah.

–El programa se caracterizó por su mix de tratamiento de la política desde el humor y el análisis o la opinión. ¿Hay posibilidad de distinguir uno de otro?

–La comedia, aunque no lo parezca, siempre trata sobre buscar la verdad. Y opera en distintos niveles, a veces es muy superficial y a veces puede lidiar con cosas y lugares muy oscuros o difíciles. Al buscar la verdad podés hacer análisis. Pero no creo que este programa sea solo para proveer una predicción. La mayoría de los analistas políticos hacen suposiciones. Tomemos el caso de Donald Trump. En realidad nadie sabe bien qué es lo que él va a hacer y por eso cambia el rol de los medios que se basan en experiencias anteriores. En ese sentido, The Daily Show trata más sobre lo qué sucede en la realidad que tratar de hacer suposiciones sobre lo que va a pasar.

–Ha dado el pie para preguntarle: ésta es su primera cobertura de una campaña presidencial, ¿Donald Trump hace más fácil o más difícil el trabajo para la comedia?

–Creo que lo hace más fácil. Donald Trump en sí mismo es un chiste que la gente ha tomado demasiado en serio. Al mismo tiempo la hace más difícil porque él mismo hace el chiste por vos, entonces tenés que buscarle la vuelta. Es interesante porque tenés que hacer comentarios de otra forma.

–Si un extraterrestre cayera a la tierra y viera The Daily Show, ¿qué opinión se haría de la tierra y de los Estados Unidos?

–Espero que crea que no nos tomamos las cosas muy en serio, que sea capaz de ver la locura que los humanos crean a su alrededor. De los Estados Unidos creo que su impresión sería más loca aún. Se daría cuenta de que el país es como una máquina muy extraña, tiene la capacidad de funcionar pese a que muchas de sus piezas están rotas.

–¿Y por qué The Daily Show puede ser atractivo para un espectador que no vive en los Estados Unidos?

–Todo el mundo está interesado en lo que Estados Unidos hace, porque este país te perturba, lo quieras o no. No creo que haya país que no esté afectado en algún modo por lo que hace Estados Unidos. Si hace una guerra, muchos países se van a embarcar en esa guerra. Si cambia una política económica, muchos países lo van a sentir. Tomemos el caso de Venezuela: Estados Unidos tiene que pensar la forma en la que actúa con un gobierno socialista, algo no muy común, y se ve obligado a participar. Eso es interesante porque sus políticas siempre son influyentes pero no se aplican de una sola manera.

–¿Cuál ha sido la recepción frente los cambios en The Daily Show?

–Creo que fue genial. Hay que entender que con estos cambios va a haber gente que se vaya y muchos nuevos espectadores. Es un público más internacional y más joven. No trato de hacer el mejor programa para todos, trato de enfocarme en aquellos que lo miran.

–¿Por qué cree que los productores eligieron a un comediante nacido en Sudáfrica para suceder a Jon Stewart? A priori suena como una elección arriesgada.

–Bueno, no me vieron a mí como un comediante sudafricano, pensaron en mí como una persona que se dedica al humor con opiniones y experiencia en conducir un programa. Que sea sudafricano también demuestra que el mundo cada vez se está volviendo más y más global. Más que de donde venís lo que termina siendo importante es donde acabás.

–¿Qué tendría que tener un informe sobre Argentina en The Daily Show?

–Esa es difícil. Podría decir sobre la “Copa América” (dice en castellano) y Messi. Pero deben estar sucediendo muchas más cosas. Lo económico imagino que es importante. De la región nos estamos focalizando en Brasil, por los Juegos Olímpicos, y en Venezuela. De Argentina me resuena algo de un ex funcionario que fue atrapado con dinero en efectivo, eso es algo definitivamente con lo que podés hacer algo. O lo de que el Papa que rechazó una donación del Gobierno porque tenía el número 666 en la suma. Son cosas locas con las que definitivamente podés hacer un informe.

Compartir: 

Twitter
 

A fines del año pasado, el sudafricano comenzó su labor tras un escritorio ya clásico.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.