espectaculos

Viernes, 27 de octubre de 2006

TELEVISION › ANTHONY MICHAEL HALL

Recuerdos de un futuro muy negro

El actor protagoniza y produce The Dead Zone, la serie de AXN basada en la novela homónima de Stephen King. Encarna a un “psíquico”, que tiene terribles visiones, entre ellas algunas apocalípticas vinculadas con la política.

 Por R. C.

Johnny Smith era un respetado profesor y científico, pero un accidente de tránsito lo dejó en coma durante seis años. De repente despertó y se encontró no sólo con que su novia Sarah había dado a luz a un hijo de ambos, sino que ella se había casado con el sheriff local. Pero, como si esa sorpresa no fuera suficiente, Smith también descubrió que a través del tacto podía transportarse al pasado o al futuro. Entre sus visiones hay una que aparece frecuentemente: es la que vincula al congresista Greg Stillson con el fin del mundo, que el psíquico se empeñará en evitar. De eso trata la serie The Dead Zone (La zona muerta), que AXN emite cada viernes a las 21 (con repeticiones los sábados a las 13 y a las 18). La tira está basada en la novela homónima de Stephen King, que ya había inspirado una película en los ’80. “Es una suerte tener algún tipo de asociación con Stephen King, porque es un hombre que ha escrito cincuenta libros, de los cuales veinte han sido adaptados para películas y telefilmes”, asegura Anthony Michael Hall, protagonista y productor de la serie, en entrevista exclusiva con Página/12. “Y nosotros tuvimos la fortuna de producir el primer programa de televisión exitoso basado en uno de sus libros.”

Hall comenzó su carrera a los 7 años y participó en películas ícono para los adolescentes de los ’80 como El club de los cinco y Sixteen Candles, por lo general con personajes nerds. “Lo gracioso es que, veinte años más tarde, esa palabra es muy importante en el idioma inglés, porque todos los nerds se convirtieron en moguls de Internet”, se ríe Hall, quien interpretó al máximo nerd de todos, el mismísimo Bill Gates, en la película Pirates of the Sylicon Valley. “Cuando empecé a tener éxito como niño actor estaba bastante asustado, no sabía cómo aceptar que la gente me viera y me reconociera. Pero, en realidad, la actuación era lo mío, porque desde muy chico era medio payaso, siempre haciendo shows para mi familia. Con los años y la experiencia, aprendí a considerarlo un privilegio, porque no todos pueden hacer lo que quieren en su vida. Y más porque es un trabajo creativo: eso es un éxito en sí mismo. Así que me llevo bien con mi pasado, con las películas que hice, porque sé que fueron mis comienzos. De todos modos, durante años estuve tratando de crear otra imagen, de que la gente me viera como adulto y The Dead Zone me dio esa oportunidad, por eso nunca olvidaré lo que este programa significó para mí.”

–¿No cree que hay demasiados programas sobre psíquicos en la televisión actual?

–Sí, pero también creo que la imitación es la forma más alta de halago. Nosotros nos inspiramos en películas como Matrix y en programas como Los Expedientes Secretos X, así que me parece bárbaro que hayamos inspirado a otra gente. Medium, por ejemplo, tiene más público que The Dead Zone pero, honestamente, es una copia de nuestro programa (risas). Pero, como decía al principio, me siento halagado de que nuestro programa haya contribuido a una tendencia.

–¿Usted cree en los psíquicos?

–Sí. Creo que hay gente que tiene ese don. Estuve en algunas conferencias de psíquicos muy famosos en Estados Unidos y fueron increíbles: me hablaron de cosas muy personales, sobre mi familia... Claro que también hay otros que quieren engañar a la gente, así que hay que tener cuidado.

–¿Ha conocido a alguno con la misma clase de don que Johnny Smith?

–No hasta el fin de semana pasado, cuando fui a una firma de autógrafos y conocí a una pareja muy amable que me explicó que el don de Johnny se llama psychometry (no confundir con la disciplina psicológica llamada psicometría). El hombre tenía este poder y ayudaba al departamento de policía. Y también es interesante el hecho de que yo lo actuaba correctamente en el programa, pero sin saber siquiera que existía la psychometry. Supongo que ha sido cuestión de instinto, pero se convirtió en un elemento muy importante en el programa.

–¿Tuvo que hacer alguna clase de preparación especial para este papel?

–Tengo dos viejos amigos que son medium y que no se conocen entre sí. Como ambos viven de eso, he tenido discusiones muy interesantes sobre los psíquicos que me sirvieron para el programa, aunque no les pagué por el servicio (se ríe). Además, siempre me interesó leer sobre metafísica y temas espirituales, así que puede que mis lecturas hayan provocado que me atrajera The Dead Zone.

–Aunque en América latina se ve la cuarta temporada de la serie, ya se anunció que habrá una sexta. ¿Será la última?

–No me atrevería a decirlo porque no lo sé. En realidad, nunca pensé que iba a tener un programa de televisión y menos uno tan exitoso. Por más que uno trabaje muy duro, a veces la suerte no te acompaña. Por eso, que hayamos llegado a una sexta temporada es una sorpresa: nunca esperé tanto.

–¿Es demasiado difícil decirle adiós a un éxito como The Dead Zone?

–Por supuesto. Seguramente estaré triste cuando termine The Dead Zone, pero por ahora estoy sorprendido y agradecido de que continúe.

–¿Cómo imagina el último capítulo de la serie? ¿Será Johnny Smith parte del Armagedón o logrará evitarlo?

–Es difícil decirlo. En la película, Stillson ya era presidente, pero en el programa hicimos que fuera un congresista, para tener más posibilidades abiertas. De todos modos, cualquiera que vea el programa nota el paralelo con la administración de Bush. Desafortunadamente, en este caso la realidad es más extraña y atemorizante que la ficción, porque estamos en una situación en la que puede haber una guerra mundial.

–¿Han recibido muchas críticas de la derecha por las similitudes entre Bush y el personaje de Stillson?

–No. Deben estar demasiado ocupados tapando sus propias cosas...

Compartir: 

Twitter
 

Hall se pone en la piel de Johnny Smith los viernes a las 21.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.