espectaculos

Sábado, 16 de diciembre de 2006

TELEVISION › ENTREVISTA A JORGE MAESTRO

“Los productores pueden hacer daño”

El guionista montó un sitio web donde analiza los problemas de la profesión.

 Por Emanuel Respighi

Hace dos años, cuando asumió la gerencia de contenidos de América, Jorge Maestro se propuso inyectarle contenidos de ficción a la emisora, consciente del poder de fidelización que este género posee en el público. Con poco presupuesto y una estructura interna posicionada en lo periodístico, a Maestro se le ocurrió realizar una suerte de casting de productores o autores no muy reconocidos, con la idea de que le presentaran proyectos de ficción baratos, coherentes y viables para la emisora. “Recibí a varias personas, pero todos traían materiales un tanto disparatados, ideas sueltas y hasta muy complejas de insertar en un medio tan esquivo a lo nuevo como la TV”, recuerda. Su experiencia al frente de la gerencia duró poco y nada, ante la imposibilidad de llevar a cabo su objetivo. Fue en ese momento, al ver el caótico panorama de guiones, cuando el guionista decidió abrir algún tipo de espacio que sirviera para “profesionalizar” la actividad. Un par de años después, ese espacio se transformó en www.guionistasonline.com, un sitio destinado a formar y convocar a futuros libretistas de TV y cine.

Dando una vuelta por el sitio, el internauta se topa con variados textos de diferentes personalidades del mundo audiovisual, que analizan y dan sus puntos de vista sobre diversos aspectos del negocio televisivo, metiéndose en esa trastienda que suele quedar fuera de la vista de las grandes luces de la televisión local, con tantas complejidades como el mero acto de escribir. Así, mientras Juan José Campanella y Fernando Castets (El mismo amor, la misma lluvia, El hijo de la novia, Luna de Avellaneda) comparten el proceso creativo de un guión, Pablo Culell (de la productora Underground) da nociones básicas de producción de TV y cine, José Ignacio Valenzuela (guionista y director creativo de TV Azteca) brinda comentarios básicos para comenzar a escribir un capítulo de ficción, Arnaldo Limansky (ex VP de programación y producción de Telemundo) da sus apreciaciones sobre escritura para telenovela y Hugo Di Guglielmo (ex gerente de programación de Canal 13) escribe sobre qué cosas debe tener un proyecto para que sea factible llevarlo a la pantalla.

“Tenía la necesidad de hacer algún aporte al perfeccionamiento del oficio de escribir”, cuenta el guionista, que conformó una recordada dupla de libretistas junto a Sergio Vainman, hacedora de ciclos como Zona de riesgo. “Ante esa necesidad, me pareció que una buena manera de contribuir a la profesión era impartir y dar a conocer herramientas y puntos de vista de gente del medio. En otros tiempos, ese intercambio de experiencias y saberes entre guionistas consagrados y noveles tenía un carril más artesanal y directo. Ahora, lamentablemente, casi no lo hay. Hay mucha gente joven valiosa que no tiene la posibilidad de acercarse a la experiencia”, explica quien actualmente conduce en Canal 7 Maestros de TV y se desempeña como asesor y consultor de guiones de Canal 13 de Chile y Canal 10 de Uruguay.

–¿Por qué cree que se perdió el trato directo entre las generaciones consolidadas de guionistas y las que vienen detrás, abriéndose paso?

–Tiene que ver con la ruptura de determinadas estructuras. El contacto que de chico tuve con los Abel Santa Cruz, Hugo Moser, Alberto Migré, tanto como espectador como cuando estudiaba, me nutrió mucho. Hoy hay una distancia importante entre los guionistas consagrados y los nuevos. Creo que los profesionales tampoco ofrecen una alternativa para vincularnos. Las instituciones pedagógicas, encima, se alejan bastante del tema industrial, para sólo hacer su aporte desde lo artístico. En cambio, guionistasonline.com apunta a sumar a la profesión en su realidad cotidiana.

–Una realidad profesional que en la TV argentina está cada vez más cruzada por el rating y las intempestivas decisiones de programadores y productores.

–Los cambios en la forma de producir en la TV, con el surgimiento de las productoras independientes, generaron un desarrollo importante a nivel técnico, pero a la vez una disminución en la calidad de los contenidos desde los guiones. Hoy, como nunca antes en la historia, los guiones son manoseados por todo tipo de manos. Creo que, por un lado, los productores, tal vez porque hay cierto fantasma sobre el copyright que hace que los autores pierdan los derechos de propiedad intelectual sobre sus obras –lo que es ilegal– descalificaron la tarea del autor. Los autores argentinos firman contratos leoninos al respecto, cediendo derechos sin límites de tiempo ni de pasadas televisivas. Incluso, en muchos casos se firma la cesión de los derechos arancelarios por las emisiones de programas en otros países de parte de los autores a los productores.

–Una situación que, en base al funcionamiento de la TV actual, no parece tener marcha atrás...

–Salvo excepciones, en los ciclos en los que hay autores de peso detrás, como Ernesto Korovsky, Marcela Guerty, Adriana Lorenzón, Damián Szifrón, los guiones televisivos y cinematográficos están bastantes descuidados. Los productores no se dan cuenta del daño que muchas veces ocasionan por sus intromisiones. Descuidar el guión es como que un arquitecto descuide el plano de una casa: puede ser maravillosa por fuera y por dentro se cae a pedazos. Hay que recuperar el espacio perdido. Pero no nos queda otra: los primeros que tenemos que revalorizarlo somos nosotros, los mismos guionistas.

Compartir: 

Twitter
 

“Hoy, como nunca antes en la historia, los guiones son manoseados por todo tipo de manos.”
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.