espectaculos

Viernes, 26 de enero de 2007

TELEVISION › SE VIENE LA TV DIGITAL

Otro round en la pelea por el futuro

Robert Graves, de ATSC Forum, explica las supuestas ventajas de la norma de EE.UU.

 Por Emanuel Respighi

Mientras Brasil ya optó por la norma japonesa (ISDB-T) y países de la región como México, Honduras, Guatemala, Costa Rica y Panamá eligieron la estadounidense (ATSC), la decisión Argentina acerca del estándar de transmisión de TV digital aún sigue haciéndose esperar. Pese a que el gobierno nacional recibió en distintas oportunidades a representantes de las normas en pugna y a mediados de 2006 conformó una comisión para la evaluación técnica de cada una de ellas, nada se sabe sobre qué sistema va a adoptar el país. Por el momento, lo único cierto es que la norma estadounidense y la europea (DVB) son las que más posibilidades tienen de “adueñarse” del futuro televisivo argentino. Una decisión que no sólo influirá en los hogares argentinos, sino probablemente en los de millones de casas chilenas, colombianas y peruanas, ya que se espera que estos países sigan los pasos de la Argentina.

En este tiempo de reuniones, evaluaciones y lobby, mucho lobby, Página/12 dialogó con el presidente de ATSC Forum, el foro empresarial que promueve la norma estadounidense. En su paso por el país, en el que se reunió con el Gobierno y ejecutivos de canales de TV para explicar las ventajas de la norma ATSC, Robert Graves puntualizó que Argentina “debería adoptar una norma digital de forma urgente. No sólo para no quedar afuera del apagón analógico que se comenzó a producir en todo el mundo, sino para aprovechar sus ventajas comparativas en términos económicos y erigirse como exportador de tecnología regional”, explicó.

–¿Vino a Buenos Aires a presentar un nuevo plan de negocios para tentar al país a adoptar la norma ATSC?

–Nosotros ya hicimos algunas propuestas. Las compañías que forman parte del foro ATSC prometen hacer inversiones y colaborar con el país en caso de que adopte la norma estadounidense. El Gobierno está evaluando la propuesta que le acercamos y haciendo pruebas de campo. Ahora vinimos a traerle al Gobierno la incorporación a la norma ATSC de una tecnología que permite la transmisión de TV a teléfonos móviles.

–Esa era una de las limitaciones que la ATSC tenía respecto de la DVB.

–Los europeos siempre dicen eso como para descalificar la norma ATSC. Pero la realidad es otra: la norma ATSC tiene enormes ventajas respecto de la norma europea, DVB, ya que posee mayor cobertura de señal y transmite mayor cantidad de bites. Nosotros creemos que el principal objetivo de la TV digital es ofrecer imagen y TV de calidad a los millones de televisores fijos, que son los que sostienen el mercado. Los gobiernos tienen que determinar si es apropiado brindar servicios de TV digital a televisores fijos y a móviles en el mismo canal, o si es preferible tener servicios diferenciados. En Europa, por ejemplo, lo que hicieron fue desarrollar una versión diferente para la transmisión de TV digital a móviles, que es el DVB-H. No usan el mismo sistema, pese a lo que quieren hacer creer.

–Pero se trata de sistemas compatibles entre sí...

–Se pueden enviar las dos señales en el mismo canal, pero si lo hacen no resultan ser señales eficientes. De hecho, en Europa lo mandan por canales, frecuencias, diferentes. En Corea, por ejemplo, están utilizando la norma ATSC para la TV digital fija, y una especie de sistema terrestre multimedia digital para la transmisión a dispositivos móviles. Aun así, en Estados Unidos hay cuatro compañías que están desarrollando mejoras para brindar TV digital tanto a móviles como a fijos utilizando el mismo canal de 6 Mhz. Es un error descartar a ATSC como norma digital por no tener desarrollado al 100 por ciento TV digital para celulares, porque cuando Argentina opte por un estándar de TV digital ese problema ya va a estar desarrollado y solucionado.

–¿Cree que es probable que el Gobierno opte por una norma de TV digital para la fija y por otra diferente para la móvil?

–Es una posibilidad cierta que no se puede descartar...

–¿Cuáles serían, entonces, las razones principales por las cuales Argentina debería adoptar la norma ATSC?

–Es la mejor norma en términos técnicos y políticos. En cuanto a lo técnico, la norma ATSC puede funcionar con señales muy débiles sin problemas. En cambio, tanto la norma europea como la japonesa necesitan por lo menos dos veces más potencia para obtener la misma cobertura que la ATSC. Es decir: la ATSC, con un solo transmisor de TV digital, puede llegar mucho más lejos y alcanzar a más televidentes. O sea: la norma ATSC tiene la mejor cobertura de recepción, a la par que entrega mayor carga útil de información factible. Si se toma el sistema con el que DVB transmite en Inglaterra y lo trasladamos al canal de 6 Mhz de Argentina, sólo podríamos recibir 13,6 megabites por segundo. En cambio, el sistema ATSC, transmite 19,4 megabites por segundo, lo que mejora la calidad y facilita la transmisión de datos en un 43 por ciento. Este no es un punto menor porque a mayor cantidad de bites que se pueden transmitir, más serán los servicios a ofrecer.

–¿Y la ventaja político-económica?

–Si Argentina adopta la norma ATSC, no tenemos dudas de que se va a ofrecer el equipamiento tecnológico necesario a menor precio que la competencia. Esto se debe a la economía de escala que se crea del gran mercado de Estados Unidos. Si contamos sólo Estados Unidos, sin contar Canadá, México y Corea del Sur, que también adoptaron nuestra norma, sólo en el país se vendieron ya 42 millones de productos de TV digital.

–¿La propuesta incluye que lleguen inversiones de empresas estadounidenses para producir software y equipamiento para el resto del mundo?

–Casi ninguno de los productos de TV digital que se venden en Estados Unidos se producen internamente. Se fabrican en México, Taiwán, Corea y algunos países de Europa.

–¿Pero la propuesta de ATSC prevé el desembarco de empresas aquí para el resto de los mercados o no?

–Algunos compromisos que se prometen si Argentina adopta la norma ATSC estipulan inversión directa. La adopción de la norma ATSC es una oportunidad para revitalizar la industria de fabricación de aparatos de tv. Que Brasil haya adoptado una variación de la norma japonesa, deja a la Argentina en una posición privilegiada para posicionarse como líder en la fabricación e importación de aparatos de TV en América latina. Para lograr economía de escalas, Argentina debería seguir a EE.UU. y no a Brasil en cuanto a la TV digital. La adopción de la norma ATSC no sólo brindaría calidad televisiva sino que crearía muchos puestos de trabajo.

Compartir: 

Twitter
 

Graves, presidente del foro empresarial que promueve el estándar estadounidense.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.