espectaculos

Sábado, 18 de junio de 2011

VIDEO › SECRETARIAT Y UNA NUEVA OPORTUNIDAD

Hollywood en busca de ejemplos

La primera de ellas narra la historia verdadera de un potrillo ganador. Y de su dueña. La otra ficciona la vida de una cantante country que paga caros sus excesos. En ambas, se impone la idea de transmitir “modelos de conducta” para la sociedad estadounidense.

 Por Horacio Bernades

La palabra es inspirational, y no define tanto lo que funciona como fuente de inspiración sino, más sencillamente, lo que sirve de ejemplo. Para la cultura estadounidense, se trata de una palabra clave, en tanto la búsqueda de modelos sigue siendo uno de los motores de una sociedad que a veces parecería funcionar con mentalidad de colegio secundario. Hay ejemplos y contraejemplos, y el cine de Hollywood es desde siempre –junto con el deporte y, por supuesto, los medios de comunicación– una de sus principales fuentes de reproducción. Cine, deporte y medios de comunicación se aúnan en dos películas que por estos días salen directo a DVD. Una de ellas narra la historia verdadera (nada más inspirational que las true stories) de cierto potrillo triunfador. Otra, la historia de ficción de una cantante que paga caros sus excesos. Disney Argentina viene de lanzar Secretariat, que a comienzos de año estuvo a punto de estrenarse en cine. A su turno, la semana próxima Sony Video hará lo propio con Una nueva oportunidad, cuyo título original es Country Strong.

Secretariat es el nombre del purasangre que en los años ’70 fue el primero en ganar la Triple Corona, torneo compuesto por tres carreras que se corren en tres estados distintos: el Derby de Kentucky, el Preakness Stakes de Maryland y el Belmont Stakes de Nueva York. “Yatasto ganó más”, saltarán los turfistas nacionales, recordando que ese pingo argentino se llevó, a comienzos de los ’50, la llamada Cuádruple Corona. Que se la aguanten: los yanquis son de difundir más que nosotros sus mitos nacionales, justamente por aquello de lo inspirational. Dirigida por Randall Wallace (guionista de Corazón valiente y realizador y guionista de Fuimos soldados, donde se le piantaba un lagrimón por los good old times de Vietnam), Secretariat cuenta la historia del alazán y también la de su dueña, que un día se hartó de ser ama de casa y decidió ponerse como empresaria ecuestre. Un caballo ganador y una señora que se gana su independencia: son dos las cartas de triunfo con las que juega Secretariat. Rubia y con un peinado bananita que no le permite estar tan sexy como de costumbre, Diane Lane hace de la dueña del potro. En el papel de entrenador, John Malkovich muestra los dientes.

Como anticipó El precio de la felicidad en los ’80 y confirmó Loco corazón (la del Oscar para Jeff Bridges) un par de temporadas atrás, a la hora del “reviente” musical, en Hollywood se viene usando más la figura del cantante country que la del rocker. La cantante country, en el caso de Una nueva oportunidad. Aunque el physique du rol no le dé ni por asomo para Dolly Parton, tampoco para Emmylou Harris o Linda Ronstadt, la rubia natural, espigadísima y quebradiza Gwyneth Paltrow hace de Kelly Canter, superestrella del country que en lugar de jeans y camisas leñadoras prefiere lucir, en escena, unos tremendos vestidos tubo, que le dejan bien a la vista las largas piernas. Tiempo atrás Kelly colapsó en medio de un show, producto del exceso de vodka y vaya a saber qué más. Motivo por el cual hubo que internarla en una clínica de rehabilitación.

En la clínica, Kelly conoció –¡lo que son las casualidades!– a un enfermero que canta bárbaro. ¡Y no canta otra cosa que country! Así que cuando su marido y empresario –el cantante country “auténtico” Tim McGraw, ¡que no canta ni un tema!– venga a buscarla para avisarle que es tiempo de retomar su carrera, el enfermero (que es también, un poco, su amante) irá tras ella, con la intención de iniciarse en el profesionalismo. También se prende una linda ex modelo, a la que el empresario de Kelly quiere lanzar... o sobre la cual quiere lanzarse. Ya habrá tiempo de que reaparezcan los fantasmas de Kelly, que tienen que ver con su frustrada condición de madre y que tal vez den pie a un castigo ejemplar. Ejemplar: ésa es la palabra clave, recuérdese, sea para funcionar como inspiración o como advertencia.

¡Ah! Gwyneth Paltrow canta varios temas y no lo hace mal, como había podido comprobarse tiempo atrás con cierta película llamada Duets, que también fue directo a DVD y como sucedió también en la serie Glee. Al fin y al cabo, no por nada la chica es la actual pareja de Chris Martin, cantante de Coldplay.

Compartir: 

Twitter
 

Gwyneth Paltrow hace de Kelly Canter en Una nueva oportunidad.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.