espectaculos

Martes, 24 de agosto de 2010

TEATRO

Resonancias lorquianas

La Escuela-Teatro El Duende pasó de Córdoba y Jean Jaurès a la calle Emilio Ravignani al 1300. ¿A qué se debe ese nombre de resonancias lorquianas? El director aclara: “Heddy Crilla tenía una casa en Pinamar que se llamaba El Duende, recordando a Lorca. Y yo decidí llamar así también a mi sala, por ella y por Lorca”, dice. En efecto, la actriz y directora austríaca fue muy importante en la carrera del director: “Trabajé con Crilla 27 años y todo lo que sé lo aprendí de ella”, afirma. “Me dirigió como actor, luego la dirigí yo a ella y también codirigimos, la primera vez, en Despertar de primavera”, recuerda.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.