espectaculos

Jueves, 2 de marzo de 2006

MUSICA › BONO CON KIRCHNER

“Un nuevo aire en Sudamérica”

El cantante elogió al Presidente y le pidió que defienda “a los más pobres”.

 Por Mariano Blejman

“Se está avecinando una nueva era para toda la región”, dijo Bono, frente a un batallón de cámaras en la Rosada, con la compañía de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, envuelto en ese halo de compromiso que lo ha convertido en una especie de “presidente del rock”. Y lo tratan como tal. Después de las recientes visitas a Lula y Michelle Bachelet, el líder de U2 se reunió con Kirchner e hizo ni más ni menos que gestión de Estado. Bono llegó cerca de las 17.30. Los voceros corrían de un lado al otro, montones de secretarias se agolpaban en las vitrinas de la Casa Rosada. Además de Kirchner, lo esperaban en el despacho del presidente Cristina Fernández, Oscar Parrilli, Miguel Núñez, Daniel Grinbank, el traductor oficial, y Paul McGuiness, el histórico manager de la banda. Bono se sacó fotos con todos, e incluso posó para una foto del estilo Los Angeles de Charlie, junto a las chicas que se fueron colando. A Bono le regalaron una pelota de pato, rebenque incluido, y Bono devolvió una gentileza para la hija de Cristina, una versión del libro Pedro y el lobo, que incluye dibujos de Bono, y dijo que regalaba esa versión del clásico, porque con la venta de ese libro recauda fondos para su fundación One. En privado, Bono dijo: “Kirchner tiene una posición de liderazgo. Y tiene que aprovechar para hacer una defensa de los sectores más pobres”. El cantante resaltó lo hecho en materia económica y en derechos humanos y sugirió que tanto Argentina como Brasil deberían pelear fuertemente en la Ronda de Doha, para cambiar las relaciones comerciales entre los países centrales y los periféricos. “Veo que en Sudamérica sopla un nuevo aire”, dijo.

A las 18.20, Kirchner y Bono salieron a posar, y se sumó a la foto Cristina, ganada por el cholulismo. Bono dijo: “Estoy muy esperanzado por esta recepción, y en circunstancias tan ceremoniosas. Me gustó la recepción de la gente, en todos los lugares donde fuimos, siempre nos recibieron de manera especial. El mundo tiene que saber que la Argentina está tan apasionada por la música como por el fútbol”. Y siguió: “Me gustó conocer al Presidente. Me emocioné, porque hizo lo correcto, incluyendo a todos los sectores, desde la izquierda a la derecha, y sobre todo abrazando a las Madres de Plaza de Mayo. No quiero ser simplista, sé que hay problemas complejos, pero creo que tienen el hombre correcto que puede dar esa respuesta”. Acto seguido un notero de CQC se acercó y el corralito de medios se desmadró, Bono recibió un regalo y volvió a decir que el Presidente “representa a este país pero también a la región”. En los pasillos de la Rosada, Cristina le dijo a Página/12: “Es un tipo bárbaro, es un fenómeno”. ¿Pero Kirchner sabe quién es?, preguntó este diario. “Pregúntenle a él... Sabe quién es Bono, por ahí no sabe la música.” Por detrás, Alberto Fernández sentenciaba: “Lo seguro es que no es fanático de U2”. Cristina y su hija, en cambio, ya se estaban preparando para ir al show.

Compartir: 

Twitter
 

Bono revolucionó la Rosada y se sentó en el sillón de Rivadavia.
SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.