espectaculos

Jueves, 20 de enero de 2011

MUSICA › OPINIóN

Ante un doble desafío

 Por Malena D’Alessio *

Conocí a Falta y Resto en México, en un festival de músicas del mundo. Había grupos de varios continentes, buenísimos la mayoría, pero con quienes quedé más impactada fue con esta murga uruguaya. Me dije: estoy frente a unas de las voces más virtuosas de América, con algunas de las letras de poesía popular que mejor traducen nuestros tiempos y con una posición aguerrida y militante que logra superar uno de los mayores desafíos: ser políticos desde la creatividad, con mucho humor y agudeza para describir nuestras miserias, sin caer en el panfleto. Y resulta que los vengo a conocer a no sé cuántos km de distancia, cuando los tenía aquí mismito, al lado. Me es difícil hablar de “La Falta” (como los llaman sus compatriotas) sin sonar a “fan”, pero me hice realmente hincha desde aquel encuentro, y ahora tengo el honor de participar de este grupo de muchachos que me han dado el privilegio de hacer unos raps para compartir con ellos y acompañarlos en el mítico Carnaval uruguayo. Y este honor se potencia por ser la primera mujer en un grupo con 30 años de trayectoria, cosa que lo convierte en un doble desafío: estar con un grupo de tamaña calidad y enfrentar los prejuicios del ambiente carnavalero que, según dicen, es marcadamente machista y algo conservador. Como si fuera poco: rapera y porteña. ¿Qué más se puede pedir? Pero a decir verdad, me siento mucho más entusiasmada, ansiosa y feliz por los frutos de este mágico encuentro artístico, humano e ideológico, que preocupada por estos prejuicios que seguramente ante una buena expresión artística se desvanecerán y darán paso al nacimiento de algo nuevo. Creo que la murga y el hip hop son una fusión que encaja de manera natural, casi como anillo al dedo. Tienen mucho en común: surgen del reclamo social, del barrio, y tienen al discurso y a la palabra como eje principal, interactuando con la calidad musical, imprescindible para nuestros cuerpos y corazones. Por otro lado es casi un código propio del hip hop fusionarse con músicas tradicionales, ya que así fue concebido: partiendo del soul, el funk y el jazz. Y ahora aquí, en Sudamérica, redoblamos esta apuesta fusionándolo con nuestra riqueza musical autóctona: rap y murga, lo que se viene!!! Raúl, director de la murga y principal responsable de las letras, me propuso participar en el Carnaval y componer un cuplé (una canción con actuación) sobre la violencia doméstica. Debo confesar que tuve cierta reticencia a hacerlo, ya que muchas veces siento un mandato tácito de que por ser mujer hay que ocuparse casi con exclusividad de los problemas de género. Es un tema necesario, pero muchas veces me parece más efectivo reivindicar a la mujer mediante la calidad de su trabajo que por la constante autorreferencia. Creo que el objetivo, en todo caso, es interpelarnos a todos y hacer de esta una causa colectiva, de la que todos se sientan parte y responsables, y no “enguetarla”. Por otro lado soy consciente de la gravedad del tema, especialmente en sectores donde la agresión está naturalizada, y el machismo viene tanto desde el hombre como desde la mujer; hay índices altísimos de muerte por violencia doméstica en toda Latinoamérica. Por eso fue un desafío hacer este cuplé, donde la humilde propuesta fue sugerir un paralelismo entre el sometimiento que sufrió la mujer a lo largo de la historia y el que ejercieron los distintos imperios sobre Latinoamérica: esa mujer que nos incluye a todos. Allí asoma la idea de cómo lo pequeño, lo íntimo de la pareja y la familia, se reproduce en la construcción y estructura del mundo, y nos deja la pregunta de si no será el machismo uno de los primeros eslabones de la cadena imperialista. Estoy muy feliz de atravesar esta experiencia con estos monstruos de la música y las palabras. Y muy ansiosa por ver qué me depara el Carnaval.

* Integrante de Actitud María Marta.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.