espectaculos

Lunes, 23 de enero de 2012

MUSICA › OPINIóN

Una industria bipolar

 Por Luis Paz

En la crónica adjunta se dice que Bruno Mars hace una apropiación tácita de la cultura musical pop y se mencionan artistas fuente, cuyos catálogos están protegidos por derechos propietarios, un tema caliente desde los asuntos SOPA y Megaupload. Lo que no se denuncia, porque no ocurre en lo formal, es un plagio. Pues ocurre que Mars, sus productores y empresas asociadas lo hacen de un modo más astuto que su movimiento pélvico (Elvis, 1956): con variaciones pequeñas de los originales poéticos, rítmicos y melódicos o apropiándose de menos de ocho compases, zafa de los problemas legales. Pero se trata, sobre todo, de una cuestión de legitimidad. Los estudios Walt Disney (que junto a Time Warner brindaron la plataforma para su despegue) construyeron su riqueza sobre cultura de dominio público: con cuentos tradicionales navideños o las historias de Blancanieves y el Rey León. A Mars lo edita Warner Music, de esa otra megacorporación de las pocas que hay propietarias de estudios, sellos y catálogos cinematográficos y fonográficos. Ellas manejan los hilos políticos, legislativos y económicos del entretenimiento mundial. Y estos dos emporios que promueven el pastiche Mars son voces contra la “piratería” y la utilización “ilegítima” de las obras culturales de dominio privado. Toda una paradoja, que tampoco es nueva: la industria corporativa del entretenimiento genera dividendos saltando lo que sea, cambiando legislaciones de derechos intelectuales propietarios a través de las cámaras empresarias de la cultura y el entretenimiento, o presionando gobiernos para que cambien las suyas sobre tecnología y obras culturales. Mars no es un fenómeno por su música, pero sí por lo que expresa detrás: la existencia de una corporación de corporaciones bipolar, que niega la base del debate que pone en juego por estos días. Quizá sea una buena ocasión de notar que no todo lo que brilla es oro. Y de que no todo ese oro es propio.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Una industria bipolar
    Por Luis Paz
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.