espectaculos

Lunes, 2 de abril de 2012

LITERATURA › OPINIóN

Cuestiones que nos interpelan

 Por Irene Chikiar Bauer *

¿Cómo averiguar si un escritor resiste el paso del tiempo?, ¿cómo saber si los lectores siguen interesados en su obra? Para una respuesta rápida a estos interrogantes nuestra época tiene un recurso al alcance de la comunidad lectora: con solo googlear su nombre y ponerlo en relación con los temas que trató o los títulos de sus libros, aparece en pantalla una primera respuesta. El caso de Virginia Woolf es singular, ella figura entre las primeras –en la web en general y en la búsqueda por imágenes –en las categorías “escritoras”, “escritoras célebres”, “escritoras famosas”, “escritoras feministas”. Autora clave de la modernidad, icono cultural –la postal con su famosa foto de perfil es de las más vendidas en la National Portrait Gallery y alrededor del mundo–, este año se liberan los derechos de la publicación de su obra y podemos celebrar la aparición en castellano de nuevas traducciones, ediciones y reediciones.

Hace alrededor de siete años comencé a leer y a investigar en profundidad sus libros; sus diarios personales: un tomo para los de adolescencia y primera juventud, cinco tomos más desde 1915 hasta su muerte; sus seis tomos de cartas; sus seis tomos de ensayos... Convencida de que Virginia Woolf es primordial en la literatura del siglo XX y de que sus ensayos considerados feministas son clave y fundantes a la hora de pensar el feminismo del siglo XX y convencida también de que plantea problemas vigentes en el siglo XXI, abordé las biografías disponibles en castellano y en inglés. No había, cuando inicié mi investigación, más que dos o tres trabajos biográficos disponibles en nuestro idioma, y ninguno de ellos permitía rastrear con eficacia las citas por carecer de un aparato de notas que las remitiera a los textos originales en idioma inglés. En cuanto a las biografías publicadas en este idioma, si bien encontré trabajos académicos muy interesantes y exhaustivos, no han sido traducidas al castellano y presentan desventajas para el lector no anglohablante, ya que de alguna manera dan por sentado cuestiones que no tienen por qué conocer. Embarcada en todas esas lecturas, hace siete años, entonces, surgió en mí una necesidad que escapa a la fecha que ahora nos convoca —la liberación de los derechos de su obra—, me pareció ineludible escribir una nueva biografía de Virginia Woolf. No sólo porque como ella señaló: “hay historias que cada generación debe contar de nuevo”, sino porque sentía que había una obra que no se había escrito: la biografía que me gustaría leer como “lectora común” y como investigadora.

Las lecturas y años de exploración y análisis que dediqué a la tarea finalizaron, casualmente, si es que la casualidad existe, para estas fechas en las que sus derechos son accesibles, sin restricciones. El resultado es Virginia Woolf. La vida por escrito, un libro que en el transcurso de cerca de 900 páginas aborda desde sus ancestros hasta lo que sucede después de su suicidio, tomando como eje su vida, pero también haciendo referencia a sus libros: proceso de escritura, publicación y recepción tanto en su momento como en la actualidad. Si todavía fuera necesario justificar por qué algunos destacamos tanto la importancia de su obra, en tanto otros se hacen eco de la pregunta “¿Quién le teme a Virginia Woolf?”, recordemos que esa mujer que nació en 1882 y falleció en 1941 planteó, con estilo único y adelantado para su tiempo, cuestiones que aún nos interpelan acerca de la libertad, la igualdad, la paz y la justicia y la situación de las mujeres en la sociedad, su escritura. Ya lo dijo Deleuze: Virginia Woolf es esa escritora que “supo convertir toda su vida y su obra en un paso, un devenir, todo tipo de devenires entre edades, sexos, elementos y reinos”. Como su Mrs. Dalloway, es muy joven, y al mismo tiempo inefablemente atemporal, ella penetró “como una cuchilla a través de todas las cosas”, ella supo que “era muy peligroso vivir, incluso un solo día”.

* Autora de Virginia Woolf. La vida por escrito (Taurus).

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.