espectaculos

Lunes, 5 de octubre de 2015

TEATRO › OPINIóN

Una lágrima de vino

 Por Eduardo Misch *

¿Qué palabras incluir en la despedida de quien iluminó el camino de mi vida? Siento que hay muchos como yo –creo que Tato queda en cada uno de nosotros con sus enseñanzas, sus ganas de apasionar cada momento–, que mis palabras no cumplen función alguna. Quisiera que regresaras un rato para brindar siquiera por un reencuentro más. El jueves pasado nos servimos una copa de vino y vos me dijiste: “¡Cheee, qué poca gente hay en esta reunión!”.

Tato querido, siempre vas a estar con nosotros en nuestras glándulas, en los intersticios de todos nosotros. Como amigo, terapeuta, hermano, padre. Brindo en esta lágrima de vino por tu nuevo hogar en algún espacio divino. Te quiero grandote.

* Actor. Participó en los últimos trabajos de y con Tato Pavlovsky, su gran amigo.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.