espectaculos

Domingo, 13 de diciembre de 2015

CULTURA

De lecturas, pantallas y libros

¿Por qué se mide mal la cuestión de la lectura en las encuestas y se suele decir que se lee poco, cuando en realidad, a través de la diversidad de pantallas y dispositivos móviles, se lee más que nunca?

–Néstor García Canclini dice que nosotros estamos hace muchos años estudiando la lectura en México, en Argentina y en otros países, pero tal vez hoy estamos midiéndola con instrumentos equivocados por la complejidad de los soportes de la escritura y las pantallas. ¿Cómo consideramos la lectura de lo audiovisual? En Europa subtitular las películas siempre fue un problema; eso es una destreza, una práctica que se adquiere. Pero por otro lado, está el tema de que hay una especie de mito de que antes se leía más y ahora se lee menos. Ese mito tiene por lo menos dos debilidades: la primera es que antes, en la década del 40 o 50, no había ningún registro de estudio de lectura, entonces ¿contra qué la estamos midiendo, si no se sabe qué es lo que pasaba? La segunda, que sí es constatable, es que los que estaban incorporados al sistema de la lectoescritura, o sea a la escuela, era un segmento pequeño de la población. Los que iban al secundario cuando mi papá iba al secundario era aproximadamente el 40 por ciento de los que tenían que ir. El resto quedaba afuera. Cuando yo iba al secundario, iba el 60 por ciento. Una de las grandes políticas que se han hecho en los últimos diez o quince años en América latina fue la de la inclusión. Hoy van al secundario el 90 por ciento de los que tienen que estar ahí. Eso no es menor, es un salto muy grande. La escuela hoy tiene el enorme problema de la inclusión, pero además de la contención. Si decís que en aquella escuela entraba menos gente, pero los que quedaban sabían más y leían más, yo diría que eso es un momento de la historia de nuestra educación y que por suerte hoy ese momento está siendo superado. El verdadero desafío es con todos adentro, porque armar una escuela para pocos se puede armar. Hay que ver qué instrumentos tenemos hoy para analizar cómo se lee y además a qué le llamamos lectura. Las pantallas han roto toda idea de lectura libresca, pese a que el libro está vivo y sigue siendo un elemento fundamental de nuestra cultura.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.