espectaculos

Martes, 31 de julio de 2007

OTRAS VOCES

- “En los ’50 y los ’60, el cine de Bergman se dirigió hacia una zona inexplorada que era coto privado de la literatura: el lado más profundo del alma humana, con un blanco y negro que volvía fantasmas a sus personajes y personajes a sus fantasmas” (Bernardo Bertolucci, director).

- “Su muerte es como la de un padre, algo que me ocurrió sólo con Tarkovski y Fellini. Fue el creador de un lenguaje cinematográfico irrepetible y pilar de la cultura europea del siglo XX. Permanecerá en la historia por cambiar la óptica del cine, introduciendo una visión estética propia del arte escandinavo” (Emir Kusturica, director).

- “Bergman no sólo era el mayor cineasta que haya encontrado en mi vida sino también un gran amigo y el mejor artista cinematográfico de la época que me tocó vivir. Una vez me dijo que temía morir en un día muy, pero muy soleado, y no puedo más que esperar que haya estado nublado para que haya tenido el tiempo que él quería” (Woody Allen, director).

- “El cine perdió a un artista que descubría el alma de sus héroes. Bergman nos enseñó su Suecia, nos invitó a entrar en las casas de los suecos y a conocer sus problemas, sueños y vacilaciones. Tuve la oportunidad de conocerlo y me impresionó la capacidad que tenía de aislarse, de desentenderse de la gente que quería absorber su atención. Siempre sabía concentrarse en lo que le interesaba y gracias a ello supo crear un cine tan extraordinario” (Andrzej Wajda, director).

- “Desapareció un gran hombre, un gran director. Sobre él se podría escribir un libro, debido a los numerosos factores a favor y en contra, la controversia que creaba, especialmente en Suecia. Bergman superó la línea de la genialidad” (Manoel de Oliveira, director).

- “Reflejó en su filmografía las angustias y crisis del hombre europeo contemporáneo. El cine de Bergman, laico aunque de altísima espiritualidad, no pretende ofrecer respuestas y por ello seguimos encontrándonos en él, como en un espejo” (Marco Müller, director del Festival de Venecia).

- “El cine moderno pierde a uno de los últimos pioneros, un hombre genial que supo profundizar como nadie en el misterio femenino” (Gilles Jacob, presidente del Festival de Cannes).

- “Siento un gran privilegio por todo lo que me dio en lo profesional y por el inmenso privilegio de haber sido su amigo” (Max von Sydow, actor).

- “No puedo imaginar un mundo sin él. Tuvo el coraje de contar los amores, las pasiones, las derrotas y el flujo lento y complejo del alma humana” (Liv Ullmann, actriz).

- “Nunca me sentí cómodo con su obra. La respeto, pero no la siento como mía. Además no entiendo el temperamento o la mentalidad nórdica” (Franco Zeffirelli, director).

- “Bergman era un admirador de la política de excepción cultural francesa. Se impuso como uno de los genios de nuestro tiempo. Hoy el sueño ha terminado y la música se ha apagado” (Nicolas Sarkozy, presidente de Francia).

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.