futuro

Sábado, 4 de febrero de 2006

FINAL DEL JUEGO

Donde la discusión sobre la justicia zarista y Martin Amis siguen dando que hablar

 Por Leonardo Moledo

–Parece que la discusión sobre la justicia zarista y Mr. Amis da que hablar –dijo el Comisario Inspector–. Hemos recibido una carta que un amigo le escribe a Tato Pavlovsky y que él reenvía para su publicación. Como es demasiado larga, publicamos algunos fragmentos. Aquí van.

¿Qué piensan nuestros lectores?

Correo de lectores

FRAGMENTOS DE UN TELEGRAMA

Contesto telegramáticamente, algunos puntos argumentales desde Madrid:

Los crímenes de Lenin (me gustarían las pruebas al respecto, más en una época de instauración. No encontrará una desde las guerras más remotas, por ej. las lacedemonias, sin lo que hoy esos “jueces pagados por el Estado” juzgarían crímenes: P. ej., hoy en Europa, los de Irak, Pakistán, Afganistán, son meros datos estadísticos, sin que los anime ningún “horrorrr” –es más fuerte así– occidental).

Respecto a la actitud –final– displicente del señor Moledo (“decida usted lector”), yo le diría (alguna vez a los farsantes hay que atacarlos en frío) que vos sabés muy bien que no estás empleando el término “fascista” en su estricta dimensión conceptual, sino, asimismo, con el uso amplio –sustantivo adjetivado– que autoriza el empleo de nuestra lengua. Término que está perfectamente adecuado a la estructura de tu artículo. Porque si nos ponemos rigurosos (y no con su “rigor mortis”) tampoco tiene ningún sentido, y es una mezcolanza, hablar de nazi-fascismo, puesto que este último es un fenómeno socio-político estrictamente meridional, y no toca para nada la constitución del nazismo que se prepara desde 1836 en la sociedad alemana y eclosiona en la fecha que todos conocemos.

Por lo tanto habría que rogarle (por no golpearlo) que no descontextúe tu uso terminológico, que denuncia una actitud de reiterado encubrimiento y deformación, que aún en los libros de historia y en el lenguaje periodístico estaría muy mal empleado, si nos pusiéramos a hacer una revisión seria. Por lo tanto esa actitud judicativa, impulsada por una nada clara intención, no puede aplicarse a “la izquierda” genérica (por lo tanto inexistente), ya que es un término cuyo empleo atraviesa todos los movimientos y sectores sociales, como lo muestran y estipulan los diccionarios actuales del “uso del español” (término mal usado, ya que comprende más lenguas aparte del castellano).

Y si la Real Academia lo autoriza, cómo lo van a rechazar estos retoños zaristas.

Juan Carlos De Brasi

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice
  • Nota de tapa> Nota de tapa
    El doberman de Darwin
    Antes de que el microscopio electrónico pusiera al desnudo las escenas más bellas de la...
    Por Pablo Capanna
  • LOS FUGACES ATOMOS Y MOLECULAS DE LA EXISTENCIA
    Las partículas elementales
    Por Federico Kukso
  • FINAL DEL JUEGO
    Donde la discusión sobre la justicia zarista y Martin Amis siguen dando que hablar
    Por Leonardo Moledo
  • LIBROS Y PUBLICACIONES > 
    Saber y tiempo

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.