futuro

Sábado, 16 de marzo de 2013

PALEOANTROPOLOGIA: DESARROLLO EVOLUTIVO DE LAS HEMBRAS ENTRE LOS PRIMATES

Evolución femenina

Si nos comparamos con el resto del reino animal, las hembras primates (entre ellas las humanas) tienen vidas muy complejas, con múltiples roles: se ocupan de la crianza, de enseñar, de portar y transmitir la tradición y la cultura, y de innovar. Están equipadas con un gran cerebro, un sistema locomotor que les permite recorrer grandes distancias, una grasa corporal más que adecuada, emociones fuertes, madurez tardía y una vida longeva. Comparten una historia evolutiva con muchas otras mujeres del reino animal, así es que, ¿cómo fue que adquirieron todos esos roles que se extienden mucho más allá de simplemente aparearse y dar a luz a la siguiente generación?

 Por Martin Cagliani

Durante décadas, la mujer fue dejada de lado por los estudios antropológicos y paleoantropológicos. Se ha escrito mucho sobre lo bien adaptados que están los hombres a cazar y a correr grandes distancias, pero poco sobre las habilidades y actividades de la mujer. Hasta los años ‘60 del siglo XX se la trataba como “mujer, la recolectora”, simplemente como una contraposición al protagonista de todos los estudios: “hombre, el cazador”.

Pero en las últimas décadas más y más investigadores han estudiado el rol de la mujer en sociedades cazadoras-recolectoras, así como en los fósiles, para comprender el pasado del género humano. También se ha analizado el rol femenino en nuestros parientes evolutivos más cercanos de la actualidad: los chimpancés.

LA MUJER EVOLUTIVA

La antropóloga Adrienne L. Zihlman, profesora de la Universidad de California, Estados Unidos, fue una de las investigadoras que lucharon contra el concepto de “hombre, el cazador”, y abrió el camino para desplazar al macho del centro, y poder comprender el rol de la mujer en la evolución. Una de las vías fue y sigue siendo la de mirar dentro del grupo mamífero al que pertenecemos: los primates, en especial a los chimpancés y a los babuinos.

En las últimas décadas se ha escrito y se ha aprendido mucho sobre las habilidades y el talento de las hembras chimpancés en la utilización de herramientas, en la cacería y en el trabajo de transmitir comportamientos de una generación a otra, como maestras, y a través del espacio, cuando debían unirse a otros grupos.

Zhilman dice que, cuando miramos a través de la lente del pasado evolutivo, se puede observar una continuidad en la vida femenina desde el origen de los mamíferos hasta el origen mismo de nuestra especie Homo sapiens. Escribió gran cantidad de artículos y libros sobre el tema. En uno de ellos, recientemente publicado en la revista Evolutionary Anthropology, dice que para responder la pregunta que nos hicimos al principio: ¿cómo fue que la mujer humana adquirió tantos roles?, “debemos mirar atrás en el tiempo unos 200 millones de años, cuando los mamíferos aparecen por primera vez en el registro fósil”.

MAMIFERO FUNDACIONAL

Según cuenta Zihlman, los mamíferos aparecieron en la escena terrestre con una innovadora adaptación al medio que se convirtió en la base para una revolución en la vida social: el vínculo que aparece entre la hembra adulta y sus crías.

Un recién nacido mamífero depende de su madre para sobrevivir, ya que ella es su fuente de alimento, de calor y de protección. Los infantes mamíferos nacen equipados con sentidos afinados del olfato y del oído, así como la habilidad de vocalizar. De éstos se valen para identificar a la madre, y para llamarle la atención con llantos. Por su lado, la madre mamífera está equipada con reservas de grasas para cubrir sus necesidades energéticas extra durante el embarazo y el período de lactancia. También cuentan con un cerebro emotivo, y con la motivación de responder a los llamados de sus crías, alimentándolas y cuidándolas. Ese es el vínculo social primigenio que se convirtió en la base fundacional a partir de la cual evolucionarían los diversos roles sociales que adquirieron las hembras entre los primates.

MUJERES PRIMATES

Los primates más antiguos conocidos tienen unos 55 millones de años. La principal característica que los destaca del resto de los mamíferos es la de ser el grupo con más vínculos sociales del reino animal. Entre ellos, las hembras no tienen sólo un vínculo con su cría como proveedoras de leche, calor y cuidados, una madre primate carga a su bebé hasta que es destetado, y a la vez es su maestra de la vida las 24 horas del día y los siete días de la semana. Debe enseñarle a vivir en el complejo mundo social de los primates y a conocer el ecosistema en el que vivirá el resto de su vida.

¿Por qué lo carga a todos lados? Porque la hembra primate no descuida sus tareas de recolección, o incluso de caza, ni tampoco sus relaciones sociales con otras hembras o con machos. Gracias a esto no está sola en la crianza. Entre los chimpancés, por ejemplo, las hijas y las abuelas ayudan en los cuidados de las crías de más edad, como descubrió la famosa primatóloga Jane Goodall en Tanzania.

Un detalle clave que también descubrió Goodall fue que los chimpancés cazaban termitas valiéndose de pequeñas ramas. Le lleva unos cinco años a un chimpancé joven ser un experto en la pesca de termitas, tarea en la que las hembras son mejores que los machos. La razón radica en que los machos prefieren jugar y sociabilizar a observar a sus madres pescando termitas, o rompiendo nueces con rocas como martillos, lo que les permitiría mejorar la técnica.

La continuidad que las madres aportan a la utilización de herramientas y al aprendizaje de otras habilidades fue una habilidad poco valorada en el estudio de la evolución humana. Se ha sobrevalorado el rol cazador del hombre, y se han descuidado las evidencias de mujeres participando también en las cacerías, tanto en primates como los chimpancés, como entre humanos de sociedades cazadoras recolectoras. Desde hace unos 200 mil años, nuestra especie se ha convertido en el animal más social de la tierra, y la mujer siguió acumulado roles sociales, más que cualquier primateF

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

UNA MADRE PRIMATE CARGA A SU BEBE HASTA QUE ES DESTETADO
 
FUTURO
 indice
  • Nota de tapa
    Para leer a los antiguos mayas
    EL DESCIFRAMIENTO DE UNA ESCRITURA OLVIDADA
    De todas las culturas precolombinas, los...
    Por Rodolfo Petriz
  • PALEOANTROPOLOGIA: DESARROLLO EVOLUTIVO DE LAS HEMBRAS ENTRE LOS PRIMATES
    Evolución femenina
    Por Martin Cagliani
  • Agenda científica

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared