futuro

Sábado, 16 de septiembre de 2006

LIBROS Y PUBLICACIONES

 Por Federico Kukso

LOS LIBROS NO FUERON SIEMPRE ASI
Gabriel Glasman e Ileana Lotersztain
Ilustraciones de Javier Basile
Ediciones iamiqué, 36 págs.

Además de polvo, las cosas acumulan años. Es su obstinada condición de ser: como un trueno, irrumpen de repente, sacuden el escenario del mundo dejando un tendal de obnubilados y de a poco se guardan a silencio. En otras palabras, se mimetizan con el ambiente como si hubieran estado siempre allí, como el cielo, el agua, la tierra y las estrellas. La naturalización de los objetos culturales vista así tal vez sea un mecanismo propio de la psique humana. Al fin y al cabo, vivir en un hipotético mundo de asombro constante en lugar de satisfacciones y brotes de alegría esporádicos tal vez conduciría inevitablemente a una neurosis colectiva, a una especie de desesperación por la inestabilidad, por vivir siempre con los pies clavados en arenas movedizas.

De ahí que todo intento por desnaturalizar las cosas o al menos por ver con otros ojos los objetos culturales que nos rodean y nos hacen animales simbólicos implique un esfuerzo, escaparse de las coordenadas falsamente estáticas de la cotidianeidad. Hacia tal propósito se orienta la atractiva colección “Las cosas no fueron siempre así” de ediciones iamiqué: desanestesiar al lector con un constante recordatorio de que el cine, los libros, el baño, entre otras tantas cosas, no aparecieron con el ser humano. O peor, que hubo una época (frente a nuestros ojos modernos, prehistórica, aunque en realidad no tanto) durante la cual la gente nacía, vivía y moría sin desesperarse por no leer, hacer sus necesidades fisiológicas en privado y con la más cuidada higiene o sentarse y disfrutar de un espectáculo visual/emocional como el de las películas.

La primera propuesta en aparecer en las librerías es la de Los libros no fueron siempre así, donde sus autores, Gabriel Glasman e Ileana Lotersztain, se remontan a las tablillas de los sumerios y babilonios como punto de partida de un viaje cargado de emoción literaria que pasa por la época de los papiros, el códice, la invención del papel, la época de los escribas, la aparición de la imprenta y desemboca a los actuales libros digitales. Acompañado por vistosas ilustraciones que en vez de ser parasitarias a la información la complementan, el texto –ni muy cargado ni muy rimbombante– excede el propósito de sobresalir por su curiosidad: entre anécdotas olvidadas, cifras que asombran y datos que atraparán a chicos y a grandes, resulta un shock para la memoria; un llamado de atención para advertir que, justamente como reza el nombre de la colección, “las cosas no fueron siempre así”.

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.