futuro

Sábado, 27 de marzo de 2004

NOVEDADES EN CIENCIA

Novedades en ciencia

Discover
Melodía al óleo
Estuvo por 500 años a la vista de todos y nadie se percató del detalle, hasta que llegó un músico canadiense y reveló el gran secreto. El susodicho, Timothy McGee, profesor emérito en música de la Universidad de Toronto (Canadá) acaba de descubrir en una pintura renacentista del Quattrocento –La Madonna y el niño con ángeles cantando, de Filippino Lippi– que las notas dibujadas forman parte de una exótica partitura de una canción desconocida.
Hasta ahora, los que se dicen conocedores del tema creían que lo que los ángeles sostenían en la mano era simplemente un rollo con notas distribuidas aleatoriamente en un pentagrama, y que si se tomaban el trabajo de tocarlas, se toparían con ruido; nada más. Vaya sorpresa se llevaron estos connaisseurs cuando alguien –más precisamente, McGee– se tomó el trabajo de mirar con atención la pintura y llevar lo allí expuesto al plano musical.
“Las primeras notas de la composición son exactamente las mismas notas del inicio de una canción muy popular en el Renacimiento, Fortunata Desperata; sin embargo, lo que sigue es completamente nuevo para nuestros oídos –explicó McGee–. Lamentablemente,lo único que tenemos es la primera parte de la pieza; el resto del rollo no se aprecia en la pintura.”
Por ahora no se sabe con certeza si Filippino Lippi (1457-1504), discípulo de Botticelli, es también el autor de esta canción o si sólo le gustó, la pidió prestada y quiso inmortalizarla en uno de sus cuadros. En cambio, de Fortunata Desperata se sabe un poco más: probablemente fue escrita para conmemorar la muerte de Simonetta Cattaneo, amante de Giuliano de Medici y, según algunos, también de Lorenzo de Medici.
“Indudablemente es la primera vez en 500 años que alguien escucha esto. Es una experiencia que conmueve y que lo transporta a uno en el tiempo, cuando frente a las pinturas se tocaba música, una especie de experiencia multimediática”, dijo el historiador del arte Jonathan Nelson. ¿Será Filippino Lippi el próximo artista del momento o sólo habrán comenzado sus 15 minutos de fama (musical)?

NewScientist
Mariposas de película
Parecería calcado de Jurassic Park, pero esta vez no se trata de un mosquito sino de cinco mariposas apresadas en ámbar (ver imagen). Y tienen su historia, más bien la (re)cuentan: un estudio detallado de los fósiles de estos especímenes de mariposa (de la familia “metalmark”), Voltinia dramba –hoy extinguida–, encontrados en la República Dominicana hace diez años sugieren que estos insectos voladores serían entre 40 o 50 millones de años más viejos de lo que se creía y que podrían haber revoloteado alrededor de las cabezas de los dinosaurios que, como todo el mundo sabe, se extinguieron hace 65 millones de años.
Un grupo de entomólogos encabezados por Robert Robbins, del Instituto Smithsoniano de Washington (Estados Unidos), analizó bajo el microscopio estas mariposas y las comparó con sus parientes vivientes más cercanos, las mariposas Voltinia danforthi –que habitan en México– para determinar el desconocido curso histórico que tomaron estos coloridos insectos.
Actualmente, sólo una especie de mariposas “metalmark” vive en las islas caribeñas; sin embargo, en América Central y en América del Sur hay alrededor de 1200 especies.
“Lo que sabemos es que las especies en México y las fosilizadas en el ámbar (resina vegetal fosilizada, producto residual de algunos árboles prehistóricos) son especies hermanas”, dijo Robbins. Un poco más de intriga en el caso de estas mariposas congeladas en el tiempo.

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.