futuro

Sábado, 3 de abril de 2004

NOVEDADES EN CIENCIA

NOVEDADES EN CIENCIA

AL GRAN TAXONOMISTA, ¡SALUD!

Science Una colección (de estampillas, esculturas, pinturas o camisetas de fútbol) no se puede apreciar como tal si carece de un asiduo observador que la contemple, o al menos, la disfrute (a la distancia y sin tocar) de vez en cuando. Será por eso que los de la Sociedad Linneana –la organización biológica más vieja del mundo, fundada en 1788 en Londres en honor al gran naturalista sueco Carl Linnaeus (1707-1778), conocido por su sistema de clasificación de todo ser viviente– optaron por decir adiós al ostracismo y abrirse al mundo ni más ni menos que exponiendo su fastuosa colección de 40 mil especímenes de plantas, insectos, peces y caparazones (la mayoría del siglo XVIII) en las siempre abiertas vitrinas de Internet.
Si todo sale viento en popa y las computadoras funcionan como Dios manda, los organizadores del ambicioso proyecto tendrán todo digitalizado para el 300º aniversario del nacimiento de Linnaeus (o Linneo), en 2007. Para eso, los archivistas utilizarán un software especial que compilará múltiples imágenes de un espécimen, tomadas desde varios ángulos, con lo que se creará un efecto tridimensional para verlos al detalle.
La archivista de la sociedad, Gina Douglas, ya trabaja día y noche fotografiando las 13 mil plantas, 158 peces, 1564 caparazones y 3198 insectos (que una vez pertenecieron a Linneo) y que dentro de no mucho tiempo formarán una nueva colección (digital) a ser exhibida gratuitamente en el sitio http://www.linnean.org/. Y por si esto fuera poco, otro grupo de científicos e historiadores ya está haciendo lo mismo con los tres mil manuscritos, las siete mil cartas y los 1600 volúmenes de libros del “padre de la taxonomía moderna”.

DESDE LEJOS NO SE VE

Discover Tuvieron que mandar a alguien al espacio para que lo viera con sus propios ojos: finalmente, después de décadas de sostener afiebradamente la exageración, el gobierno chino decidió eliminar de sus manuales escolares el dato que indicaba que la Gran Muralla se veía desde el espacio.
Quien en verdad finiquitó el mito, comprado por millones (y son bastantes) de chinos, no es otro más que el primer taikonauta (astronauta) del país comunista, Yang Liwei, quien el 16 de octubre del año pasado confirmó al regresar de su viaje orbital lo que desde hace años ya se consideraba una “leyenda urbana” en Occidente: desde el espacio no se puede ver el muro de entre cinco mil y seis mil kilómetros de longitud que los chinos construyeron a lo largo de 2000 años para repeler las invasiones de los hiung-nu (hunos), desde lo que ahora es Mongolia.
“¿Es verdad que se puede ver la Gran Muralla desde el espacio?”, le preguntó un ansioso periodista de la cadena nacional de televisión al astronauta. A lo que Yang, teniente coronel del ejército chino, que dio varias vueltas a la Tierra a bordo de la nave espacial Shenzhou V, respondió: “Em..., no; la vista desde la cápsula era extraordinaria, pero en ningún momento pude ver la Gran Muralla”.
Pese a su impresionante longitud, el magro ancho de esta construcción —no más de tres o cuatro metros en las partes más anchas y largas– impide que sea vista desde el espacio. Lo cual no obstó para que el dato falso diese la vuelta al mundo: el mito se pergeñó durante los años sesenta y setenta, cuando se esparció el rumor de que el astronauta estadounidense Neil Armstrong había afirmado haber visto la Gran Muralla desde la Luna, sin la ayuda de telescopios ni otros aparatos. Los astronautas de Estados Unidos y la Unión Soviética no tardaron mucho en negar tales alegatos; pero, según parece, el orgullo nacionalista fue más fuerte.Sin embargo,eso no es todo en la novela de la muralla serpentina: el último hombre que pisó la Luna, el astronauta Gene Cernan del Apollo 17, le dijo al diario The Straits Times de Singapur que él sí vio la Muralla y que todo dependía de tener un buen ojo y saber dónde mirar. En otras palabras: mandó a Yang al oculista.

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.