futuro

Sábado, 21 de febrero de 2004

FINAL DE JUEGO

Donde se habla de gigantes y se propone un enigma de calabozos salteños

 Por Leonardo Moledo

–Nos hemos salteado el aniversario de Cortázar –dijo Kuhn, encantado de haber sorprendido en falta al comisario inspector–. El 12 pasado se cumplieron veinte años de su muerte.
–Nos absorbió por completo el aniversario de Kant –dijo el Comisario Inspector–.
–Bueno –dijo Kuhn–. Kant y Cortázar fueron gigantes.
–Tendrían que formar parte de A hombros de Gigantes (Crítica-Planeta) -dijo el Comisario Inspector–. Pero hoy tenemos que pasar inmediatamente al enigma, porque nuestro diagramador demente, nuestro supremo artista policial, no está.
–Lamentablemente –Kuhn–. Adelante.
–Es la variante de un enigma que ya propusimos –dijo el Comisario Inspector–. El mismo cabo del sábado pasado le propone una segunda apuesta al sargento. “Mi sargento”, le dice. “Usté mete un preso en uno de los tres calabozos de la comisaría de Tafí del Valle, y yo trato de adivinar en qué calabozo está. Si adivino, usté me paga mil naktas. Si no adivino, le doy mil naktas a usté, mi sargento, que le aprovechen.” “Bueno”, dice el sargento, “pero de ái qué. Probemos, cabo”.
“Pero una cosa sí, mi sargento”, dice el cabo. “Después de que yo elija el calabozo, usté tiene que mostrarme uno de los calabozo que yo no elegí, y después que yo mire si el preso está allí, tengo derecho a cambiar mi primera elección”. ¿Debe aceptar el sargento?

¿Qué piensan nuestros lectores? ¿Debe aceptar?



SoluciOn
Estimados caballeros: Para resolver el enigma hay que definir el valor esperado de una apuesta, el cual consiste en la cantidad que se espera ganar o perder por apuesta, cuando se realiza muchas veces. La regla para calcularlo es multiplicar la posible ganancia por su probabilidad y restarle la posible pérdida, multiplicada por su probabilidad.
En nuestro caso, la posible ganancia es (16 / 216 X 10 naktas) y la posible pérdida es (200 / 216 X 1 nakta). Dado que el resultado de esta resta es negativo, se trata de una mala apuesta y el sargento no debería aceptar.
Desde las playas de Necochea, sin naktas pero con viento les envío saludos y hasta el próximo enigma.
Mario Capra

ObjeciOn
Estimados Señores de Futuro:
Para empezar, el sargento no debiera aceptar la apuesta. Hasta donde sé, podría ser procesado por infringir las disposiciones que regulan los juegos de azar. Pero bueno, quizá tenga algo de transgresor y deje de lado esta consideración legal.
Un saludo.
Horacio Daniel Osio

Compartir: 

Twitter
 

 
FUTURO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.