futuro

El inclasificable

Las enciclopedias (virtuales y de las otras) lo recordarán como el escritor detrás de Solaris, los irrepetibles “cuentos de robots” de Ciberíada y los satíricos Diarios de las estrellas. Pero Stanislaw Lem (1921-2006) fue mucho más que eso: fue un Autor (inconfundible y con mayúscula) que excedió los límites constrictivos de los géneros. Sobrevivió al nazismo y al estalinismo, a la URSS, al exilio, y hasta a la globalización. Trabajó un tiempo como obstetra. Admiró a Borges. Detestó el ambiente de la ciencia ficción y sus críticas le valieron la expulsión de la asociación norteamericana de escritores de ese género. Era capaz de novelar ensayos, de poetizar las matemáticas y de zambullirse en la metafísica con la excusa de una trama policial. Y sus ficciones, más cerebrales que vivenciales, no envejecen. Fue, en definitiva, nada más y nada menos que un creador de sueños.

Por Pablo Capanna

NEUROLOGIA: EL CURIOSO CASO DE LA MUJER QUE RECUERDA PRACTICAMENTE TODO

A. J., la memoriosa

Por Luis Magnani y Esteban Magnani

FINAL DE JUEGO › FINAL DEL JUEGO

Donde Kuhn y el Comisario Inspector continúan analizando qué significa “asesinato”

Por Leonardo Moledo

Futuro actualiza todos los Sábados a las 18 hs.

anterior  siguiente
Sábado, 6 de mayo de 2006
Tapa futuro

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.