las12

Viernes, 11 de marzo de 2016

EL MEGáFONO

El macrismo es un retroceso enorme para el feminismo

 Por Mónica Macha (*)

Quienes entendemos la historia del feminismo como un proceso sabemos que las fechas aisladas son ocasiones para conmemorar y una efeméride para hacer visibles luchas colectivas que atraviesan el tiempo y a nuestra propia experiencia. Son momentos en los cuáles poner en valor una pelea que damos las mujeres en la vida social. Entonces hablar del 8 de marzo es hablar de las compañeras que dejaron su vida durante un incendio en una fábrica de Nueva York, pero también es recuperar los otros avances y derechos conseguidos en el mundo del trabajo y la política. Porque el 8 de marzo es un día trágico hasta un día de luto. Nadie con sensibilidad social podría celebrar un 8 de marzo.

Pero pareciera que los recientes cambios de gestión no cuentan con esa sensibilidad, ni con esa mirada. Sin ir más lejos, el Municipio de Morón invitó a festejar el Día de la Mujer con una serie de actividades que banalizan nuestra lucha y la despolitizan (en el sentido más pleno y puro del término, es decir, que desmovilizan y borran los conflictos y las asimetrías de poder de la sociedad patriarcal). La política de género del macrismo en Morón fue un taller llamado: “¿Cómo me pintó?” “¿Qué me pongo?”. No se necesita de muchas reflexiones para darnos cuenta que estamos ante un Estado que reproduce los estereotipos y la violencia simbólica sobre las mujeres. Es un retroceso enorme y una vergüenza para el feminismo que esta sea la primera acción de gobierno en materia de género de Ramiro Tagliaferro, Intendente de Morón y esposo de la Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal.

Además hay que tener en cuenta las otras políticas ejecutadas por el macrismo que tienden a la demonización y la desorganización del pueblo. Por eso, hay que leer esta serie de acciones de género como una mirada deliberada sobre lo que piensan de las mujeres y su rol en la sociedad. Estos talleres sobre maquillaje demuestran que están convencidos y quieren una de sociedad en la que las mujeres seamos objetos y tengamos un lugar subalterno. Al macrismo no le preocupa en lo más mínimo la lucha de las mujeres.

En Morón dejamos un municipio modelo en políticas de género participativas, integrales y comunitarias, con iniciativas inéditas en la política pública de los Estados locales como las consejerías para embarazos no planificados con las que redujimos profundamente la mortalidad de las mujeres por abortos inseguros. Hoy se desmantelan las políticas de género y, en el marco de un día de lucha por nuestros derechos laborales, vemos que los despidos no cesan y cientos de mujeres regresan a la intemperie social. Es un momento de cuidarnos entre todas y estar más organizadas que nunca.

(*) Senadora de la Provincia de Buenos Aires por el Frente para la Victoria.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.