las12

Viernes, 22 de enero de 2010

[IN CORPORE]

Mal de muchos, mal de Chagas

Todo el mundo sabe que existe, pero piensa que afecta solamente al norte del país y poco conoce de su transmisión y cura. Lo cierto es que más de 6 millones de personas padecen Mal de Chagas en nuestro país y otros cuatro millones están en riesgo de contraerla. No hay cifras oficiales, pero es considerada una endemia sin control que recorre toda América y que mucho tiene que ver con las condiciones habitacionales y de sanidad (en Cuba no hay mortalidad por Chagas y los casos son aislados y poco frecuentes). Mata más que el HIV, el dengue y la gripe A, pero no tiene difusión y presencia en las agendas de salud pública.

“Es una enfermedad de los pobres, por eso a nadie le interesa”, opina María Catalina Antico Penna, presidenta de Alcha (Asociación Lucha contra el Mal de Chagas). Las provincias más afectadas son Chaco, Formosa, Salta, Jujuy y La Rioja, pero se registraron casos en Ushuaia y otras provincias del sur. El Chagas se contrae a través de la picadura de la vinchuca, un insecto que habita en zonas cálidas pero sobre todo poco aseadas; las grietas de construcciones de adobe, quinchos y ranchos son sus recovecos preferidos, pero es capaz de migrar y llevar la enfermedad a otras áreas del país, incluso fronteras afuera, ya que el insecto se adapta y sigue propagando el mal (se han detectado casos en Australia, creándose una fundación para combatirla).

“Las transfusiones también son fuente de transmisión frecuente y de mucha mayor gravedad, ya que la sangre infectada entra masivamente a un organismo sano que puede colapsar en lo que llamamos un shock chagásico”, explica. A través de la vía transplacentaria, puede o no haber transmisión, según cuán avanzada sea la enfermedad en la mujer y su salud general, pero lo más importante es que el Chagas es una enfermedad crónica, que hay que tratar y controlar de por vida.

“En este momento no hay nadie trabajando para encontrar una cura contra el Chagas.

Hace unos años, Roche fabricaba acá el benznidazol, que es la droga para bajar la parasitemia, pero al ser de amplio espectro sirve para otras enfermedades también. Como no le era redituable, quiso cederle al Ministerio de Salud la licencia para que se fabricara acá, pero en el ministerio no quisieron. Brasil en cambio aceptó, con lo cual nosotros hoy en día pedimos que nos manden de Brasil el benznidazol. Hay otra droga llamada nifurtimox, de Bayer, que tuvo la intención de hacer gotas pediátricas, pero enseguida descubrieron que no les convenía económicamente, entonces tampoco llegaron a producirlas”, explica Antico, y refuerza con un dato: cada año, unas mil personas mueren por esta enfermedad que a los laboratorios les resulta indiferente.

¿Cómo erradicar la vinchuca si sólo ella transmite la enfermedad? Fumigaciones periódicas sería la solución, pero estos procedimientos se realizan de forma esporádica y no alcanzan a eliminar un insecto que se reproduce con velocidad luz. La vinchuca nace sana, si la primera vez que pica lo hace a una persona sana, luego no puede contraer el parásito, pero si lo hace a una persona enferma, todas las demás serán picaduras que transmitan la enfermedad, no sólo a personas sino también a animales. Su ciclo de vida es de 15 a 17 meses, así que basta con hacer algunas cuentas para comprender el alcance de su propagación.

“Se considera que hay 6 millones de infectados, pero yo digo, y me hago cargo, de que hay más de 10 millones de infectados en la Argentina, y no sé si me quedo corta”, recalca Antico, que además suma al problema la falta de preparación de muchos médicos, que sin recursos para hacer los análisis de rigor y con cero especialización en el tema, mandan de vuelta a su casa a gente con síntomas de Chagas, que después resultan positivos.

“Nosotros atendemos en forma gratuita a las personas sin recursos y no recibimos ningún tipo de subsidio ni ayuda. La gente tiene que estar informada, saber que el Chagas existe, que no es un problema de otros y que cualquiera se puede contagiar. Es la única manera que este tema entre en discusión para el Estado y deje de considerarse una enfermedad marginal”, subraya la especialista.

Más información: Alcha
Uriarte 2477 (esq. Av. Sta. Fe), Capital Federal.
Tel: 47771059/ 4447/ 0976/ 5473 int. 120 / 122 o 49620205. Web: www.alcha.org.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.