las12

Viernes, 28 de mayo de 2010

DERECHOS

CABLE A TIERRA

La línea 0800 de salud sexual que acaba de inaugurar el Ministerio de Salud de la Nación no es simplemente una central de atención telefónica. Hoy la anticoncepción de emergencia, la entrega de anticonceptivos y preservativos (incluso a adolescentes), la ligadura de trompas o el aborto no punible son derechos garantizados por la ley, pero que, sin embargo, muchas veces no se cumplen. Los operadores/as telefónicos van a darles respuestas a mujeres, varones y adolescentes, orientarlos a servicios amigables o derivarlos a lugares de contención legal para que los derechos no queden en buenas intenciones y los cuerpos femeninos a la deriva.

 Por Luciana Peker

¿Qué hago? ¿Dónde voy? Son algunas de las preguntas que muchas veces quedan en la garganta, cuando de salud sexual se trata. Muchas veces, esas preguntas atragantadas se pagan con la vida de quien no puede pronunciarlas.

–Hola, soy adolescente y fui a pedir a un hospital un certificado de embarazo para que me dejen seguir cursando en la escuela cuando tenga a mi bebé, pero me dijeron que no me lo dan si no llevo dadores de sangre. ¿Qué hago?

–Hola, me violaron, en la policía se burlaron de mí y en el hospital no me quieren dar anticoncepción de emergencia. ¿Qué hago?

–Hola, tengo 15 años, me violó mi papá, estoy embarazada y me dijeron que tengo derecho a realizarme un aborto en el centro de salud de Iruya, pero los médicos me dijeron que tengo que pedir permiso en la Justicia. ¿Qué hago?

–Hola, soy un chico de 15 años y quiero tener sexo, pero no tener un hijo ni contagiarme HIV. Mi mamá me da veinte pesos para el fin de semana y a duras penas me alcanza para salir. ¿Dónde puedo conseguir preservativos gratis?

Estas serán algunas de las preguntas que a partir de hoy empezarán a contestar quince operadores telefónicos en un horario extendido para que tanto mujeres, varones y adolescentes puedan encontrar respuestas, hospitales amigables, contención o derivación a centros capacitados según distintas situaciones –discriminación, violencia de género, violencia sexual, etc.–, pero que, sin duda, marca una voluntad política de dar respuestas y no dejar los avances en derechos sexuales y reproductivos en letra muerta y en el miedo y las dudas de mujeres y varones que no saben ni con qué leyes cuentan ni cómo hacerlas efectivas.

“El objetivo del 0800 Salud Sexual es brindar atención personalizada y oportuna a la población y facilitar su acceso a estos servicios de salud sexual y reproductiva. Un total de 15 consultoras y consultores especialmente capacitados responden a los llamados desde las seis de la mañana hasta la medianoche”, informa el Ministerio de Salud donde el área de comunicación apoyó con énfasis la posibilidad de que los derechos no se queden maltrechos entre el dicho y el hecho.

La línea de Salud Sexual va a informar sobre: métodos anticonceptivos, derechos de los y las adolescentes, obligaciones de obras sociales y prepagas, lugares donde atenderse y retirar gratis el método que cada persona elija en todo el país. Y enfatizan: “Ningún servicio puede negarte la atención por tu edad, preferencia sexual, país de origen, aspecto físico o por no tener DNI. La información, atención, contención y métodos gratuitos son tus derechos. Lo garantiza la ley 25.673 de la Nación”.

“La idea es que tanto hombres como mujeres, si tienen una duda sobre su sexualidad, puedan consultar espontáneamente y de ahí orientarlos hacia el sistema de salud para que les den métodos concretos. También va a llamar gente que ya asistió al sistema de salud y tiene dudas o cuestionamientos. También vamos a dar orientación sobre estas situaciones problemáticas”, anuncia Paula Ferro, a cargo del Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable (PNSSyPR), del Ministerio de Salud de la Nación.

–¿Qué pasa, por ejemplo, si una obra social no quiere cubrir un método anticonceptivo?

P. F.: –Frente a estos obstáculos, la idea es poder convertir al derecho en real y no en discursivo.

–Conocí muchas mujeres que, a pesar de que la ley les permite ligarse las trompas, van a algún hospital en el conurbano bonaerense y no les permiten realizarse la ligadura tubaria y ellas no saben cómo enfrentarse a los médicos que les dicen que no.

P. F.: –En esos casos, la idea es orientarlas a un servicio confiable y amigable que les garantice sus derechos. Hay que hacer que las leyes se cumplan.

–¿En algunos casos van a sugerirles hospitales que ustedes consideren más capacitados en temas de derechos sexuales y reproductivos?

P. F.: –Para el PNSSyPR es importante saber en qué hospitales hay obstáculos para poder transformar esas resistencias. Pero, primero, nos vamos a ocupar de que la mujer vaya a otro hospital más amigable para que ella no quede entrampada mientras nosotros resolvemos los obstáculos que, igualmente, nos vamos a ocupar de resolver.

En un proyecto nacional y popular con un horizonte, cada vez más cercano, de justicia social, tienen cada vez más lugar los derechos sexuales y reproductivos.

Compartir: 

Twitter
 

LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.