las12

Viernes, 3 de diciembre de 2010

MUSICA

La hora de la bestia

Liderada por una Barbi que detesta el rosa chicle, la banda más rockera (y cinéfila) de la escena indie –Utopians–presenta disco nuevo: Freak, una oda al monstruo que puede ser la música.

 Por Guadalupe Treibel

Como hija pródiga de la utopía rockera, Barbi Recanati poco tiene de fantasía Mattel. Ni estilo boutique, ni voz false(te)ada, ni canción popera; como líder de la banda local Utopians, su voz arremete sin concesiones en puro caos contenido. Fiel partícipe de la tradición Patti Smith o Karen O (Yeah, Yeah, Yeahs), la canción es una topadora depurada que dice “hola” y, 40 minutos más tarde, “adiós”, entre melodías rápidas, dignas de un vivo rabioso. No es de extrañar, entonces, que su nuevo (segundo) LP se llame Freak y parodie a la bestia: desde el arte de tapa –perfectísimo trabajo del músico y diseñador Diego Pagani–, Utopians decide parir a Frankenstein, entre risas sádicas y desmayos apocalípticos ¿Es el fin del mundo? Difícilmente. Es sólo rock&roll... pero les gusta. Tampoco es su primer guiño cinéfilo; para Inhuman (2007), su primer disco, el homenaje estaba direccionado al master del suspenso, Alfred Hitchcock. “Debemos ser críticos de cine frustrados”, avisa Barbi a Las12.



Como sea, de la mano, guitarra, batería y bajo de Gus Fiocchi, Larry Fus y Mario Romero –resto del dream team–, el cuarteto se pasea por los subgéneros garage, post-punk y power pop como pez en el agua y, once tracks más tarde, sale victorioso. “La noche me aburre, tu voz me aturde, no hay nadie normal en este lugar / Corte carré y anteojos de nerd, me hablan de discos que nunca escuché”, canturrea Barbi en “Ruta” y, con claridad envidiable, refuerza el juego irónico. “En algunos contextos, podemos ser un poco grasas. Hoy todo es tan cool que hacer un solo o saber tocar un instrumento parece ser de lo más groncho. ‘Ruta’ habla de eso; es un escupitajo. Como era la primera vez que escribía en español, me pareció correcto que fuera una canción honesta”, explica la cantante y compositora.



Es que Freak contiene las primeras cuatro canciones en español de la banda que, aunque argentina, eligió el inglés para las letras de su primer disco y para los siete temas restantes de Freak. Ojo, le costó sus buenas críticas. “Hemos escuchado comentarios que rozan lo psicópata, como decirnos que somos lo que arruina el país. Pero ¿por qué tengo que usar el idioma que hablo en mi caja sonora? Si hubiera armado la banda y hecho sonidos de ballena, los chicos me hubieran dicho: me gusta o no me gusta; jamás me hubieran cuestionado el porqué”, cuenta la muchacha de 24 recién cumplidos. Así y todo, Barbi le está agarrando el gustito a la sonoridad del castellano, como lo demuestran los tracks “Allá voy” o “Pepe Le Pew”. O el cover –que nunca falta en el vivo– “Estallando desde el océano”, de Sumo.



Recién llegados de una gira por Chile y habiendo tocado en la carpa emergente del Hot Festival, punto aparte amerita la experiencia on stage de Utopians, donde Recanati toma el micrófono por las astas y no da respiro, como un tsunami musical listo para arrasar las costas groupies. “La esencia del show es parte de la esencia de la banda. No soy el tipo de persona que cree que tiene mucho para decir o mucho para dar; simplemente soy fanática de la puesta, del River. Para mí es importante que, cuando subimos al escenario, esté todo bajo control dentro de nuestro descontrol. Así como me gusta la película clásica con su esquema clásico, me pasa exactamente lo mismo con la música. Andamos con un manual del rock bajo el brazo”, asegura la cantante que –como el resto de sus compañeros– no escucha mp3 y, fetichista declarada, compra vinilos.



De ahí que sus dos trabajos conserven una estructura similar: 11 tracks a puro motor con un último tema “melódico”. “Los discos más clásicos de la historia del rock, como los de The Who o los Stones, cierran con una balada o un acústico”, explica la artista que, en 2007, tomó la guitarra, 200 euros y solita se fue a girar por Europa. La odisea de cuatro meses le valió tocar en la BBC, tener gigs en Londres (“Enfrente tocaba Morrisey ¡Competía con él!”) y... hacer shows de covers ochentosos en fiestas en Bilbao. “Me fui con una gira armada vía MySpace que financié... con la gira. No sé si fue valor o inconsciencia. Pero estar en la misma situación en dos lugares tan diferentes me dio una buena perspectiva. Me hizo entender que es duro ser músico, no ser músico argentino. Pocos llegan a tener una vida rentable por el arte y eso es global”, asegura la joven kamikaze que comenzó a ensayar a los 13, junto a Larry F, en una fábrica abandonada, que destaca “la autenticidad y naturalidad de una voz desgarrada”, que supo que quería ser a los 7 años, viendo el film animado American Pop, de Ralph Bakshi: “Con esa película me dije: quiero ser rockstar. Entonces mi papá me dio una guitarra criolla y aprendí a tocar. Así, autodidacta”. ¤


Utopians se presenta el lunes 13 de diciembre a las 22 en el Roxy live motoclub, Niceto Vega 5542, y el sábado 18 de dicembre a las 22 en La Cigale, 25 de Mayo 597.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared