las12

Viernes, 30 de marzo de 2012

PANTALLA PLANA

Los de arriba y los de abajo

Antes de estrenar la temporada 2, en mayo próximo, Films & Arts vuelve a pasar la primera edición de la magnífica serie Downton Abbey, vívido retrato del fin de una era, a comienzos del XX, a través de una familia aristocrática y del numeroso personal que hace las tareas domésticas en una gran mansión.

“Todos tenemos capítulos de nuestra vida que no querríamos ver publicados”, le dice el indulgente y flemático conde Robert Crawley a su mayordomo Carson, el hombre a cargo de la despensa, el comedor, la bodega y el equipo masculino de sirviente de Downton Abbey. El devoto empleado, guardián estricto de las reglas en esa mansión, está muerto de vergüenza porque su amo acaba de saber que, en sus años mozos, fue un actor de variedades. Si bien tranquiliza a Carson, a quien estima de verdad, un reflejo entre curioso e incrédulo ilumina la mirada del aristócrata: “¿Realmente trabajaste de comediante? ¿Actuaste en el vodevil?”.

Es que tanto el dueño de casa como su mujer y sus tres hijas están desconectados del mundo real de la gente común y corriente, alimentan prejuicios sobre todo aquello que no se aviene a su vida ociosa, amenizada por cabalgatas, eventos sociales, frecuentes cambios de vestuario... Un mundo cerrado en medio de la campiña, donde reinan la limpieza y el orden provistos por el numeroso personal doméstico que incluye, además del mayordomo, ama de llaves, valet personal del conde, doncella personal de su esposa, primer y segundo lacayo, cocinera y su ayudante, chofer, primera doncella, segunda doncella... Un mundo donde cada cual parece conocer claramente su lugar, pero que empieza a tambalearse cuando ocurre el hundimiento del Titanic (un barco donde, como lo pusiera en evidencia James Cameron en la película, también estaban netamente separadas las clases sociales, privilegiando desde luego a los de arriba).

Julian Fellowes es el creador y guionista de Downton Abbey, una serie que da espacio y espesor a aristócratas improductivos y a plebeyos laburantes, logrando diferenciar a más de una veintena de personajes mediante un certero y ecuánime diseño de sus perfiles y sus historias individuales. Por cierto, muchos críticos –esta producción es un suceso planetario, lo que demuestra una vez más que el público masivo no es insensible a la alta calidad artística– asociaron esta producción con Gosford Park (2001), el excelente film de Robert Altman, también guionado por Fellowes. Empero, el antecedente directo de Downton Abbey es sin duda Upstairs, Downstairs, una admirable serie inglesa de 5 temporadas, estrenada en 1972, acerca de una familia aristocrática y su equipo de sirvientes, en la residencia londinense de 165 Eaton Place. Serie que, valga el dato, se empezó a pasar a fines de los ‘70 en el entonces Canal 11, fue prohibida por la dictadura, y hubo que esperar hasta 1888 para que se viera por ATC. Fueron sus creadoras dos actrices, Jean Marsh y Eileen Atkins, muy interesadas en mostrar la vida de la gente (como los propios antepasados de ambas mujeres) que trabajaban en las opulentas mansiones de comienzos del XX. Llevaron su idea a dos productores, quienes a su vez acercaron el proyecto a la London Weekend Television, que lo aceptó. La serie fue un suceso instantáneo de crítica, público y premios, estrenándose posteriormente en más de 70 países. Como Downton Abbey, Upstairs... se focalizó en los propietarios y en sus servidores, explorando el abismo que separa a ambas clases pese a su cercanía física, la interdependencia entre unos y otros, sin descuidar el trasfondo político, incluidas las luchas de las sufragistas que también aparecen en la serie actualmente en pantalla.

En la primera temporada de Downton Abbey, además de la tremenda desigualdad entre ricos y modestos, se marca la situación de inferioridad de las mujeres, cualquiera sea su clase social. El espacio no permite hacer el pormenor de la rica galería de personajes, los exquisitos detalles de ambientación y vestuario, los altos logros de las actuaciones.

Downton Abbey, los jueves a las 21 por Film & Arts, repite los viernes a las 13 y a las 17. La segunda temporada comienza el 3 de mayo.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.