las12

Viernes, 31 de agosto de 2012

RESISTENCIAS

Juntxs, unidxs triunfaremos

#Yosoy132 es un movimiento mexicano que agrupa gente de diferentes disciplinas y lugares de todo el país. Se expandió en el reguero de las redes sociales, pero propone poner el cuerpo y salir a la calle para comunicarse, entrar en contacto con los cuerpos e ideas de otrxs y frenar a un gobierno que ignora al pueblo. La voz de quienes ya no quieren callarse y el rol de las mujeres en una empresa espontánea e histórica.

 Por Florencia Goldsman

En el video las imágenes de una turba a los gritos de ¡asesino!, ¡cobarde! que aterroriza al candidato presidencial de México y sus asesores. Todos huyen por los pasillos de la Universidad Iberoamericana del Distrito Federal. Es mayo del corriente año y Enrique Peña Nieto, presidente hoy electo por el PRI, se refugia del odio popular en el baño del auditorio. Luego escapa dando pasos de elefante sin dejar de levantar el pulgar, con la típica sordera de los políticos en campaña.

Tras la huida, el candidato desmiente lo que las imágenes confirman y acusa a los estudiantes de “acarreados”. Un grupo de 131 estudiantes defiende su postura y postea en YouTube un video colaborativo en el que cada uno muestra su credencial, dice su nombre y niega cualquier tipo de presión. “Andrea G. estuve ahí”, “Diana, soy apartidista”, “Nicolás, no soy acarreado, soy estudiante y no fui acarreado.” El video se viraliza con la fuerza de un huracán en las redes sociales. Se expande la bronca y la solidaridad de los que apoyan a los estudiantes: “Si ellxs son 131, #Yosoy132” y se convierte en un meme en blogs, Twitter y Facebook.

Abril Trejo desde Tijuana responde sobre las elecciones, el movimiento #Yosoy132 y el liderazgo de las mujeres: “¿Quién no tiene una opinión sobre eso? Es el mayor movimiento en el que los jóvenes se involucran desde 1968. Dejé que mi vida cotidiana interviniera con los días de las marchas que han tenido mucha asistencia por parte de los ciudadanos. Yo misma lo vi en Tijuana y se ve por las fotos tomadas por personas en las demás ciudades de México. No se habla solamente de un grupo etario, como decían, de ‘jóvenes revoltosos’. Había ancianos y familias con sus hijxs. Aun con todo eso, el fraude electoral continuó, el presidente que hasta ahorita parece haber sido electo representa al partido más tirano de México, que duró 70 años en el poder”, resume esta estudiante.

Hoy son más de 130 academias en todo el país, asambleas, artistas, trabajadorxs y surgen clones de #Yosoy132 alrededor del mundo. El movimiento se articula con marchas callejeras, asambleas y reclamos por un México que pide elecciones transparentes, acciones orientadas a la lucha contra el narcotráfico que acabó con la vida de 70 mil personas durante el último gobierno. Y que reclama, además, una democratización de los medios de comunicación monopolizados por los grupos Televisa y TV Azteca.

ARTISTAS ALIADXS

Una performance sobre un texto de Rosario Castellanos “Memorial de Tlatelolco” basado en el movimiento estudiantil del ’68 se traduce en una improvisación en una plaza pública con una persona leyendo y repitiendo este texto. “La idea era establecer contacto físico con las personas en la plaza”, grafica Ambar Quintana, bailarina y coreógrafa sobre su colaboración al #Yosoy132. “En ese tocar a una persona, aunque sea un desconocido, puedes acompañar el dolor que este país tiene.” Quintana es graduada de la Licenciatura de Danza contemporánea y vive en la ciudad de Querétaro, desde donde apoyan el movimiento nacional. “En México todas las escuelas de arte se juntaron y conformaron una asamblea de artistas aliadxs a partir de la cultura como agente de transformación social. Somos un colectivo de artistas, desde músicos hasta artistas plásticos, bailarines, incluso gente que no se dedica al arte pero está interesada en esta vía. Vamos organizando jornadas culturales, artísticas y vamos dando algunos talleres, conciertos, organizamos eventos de poesía... La gente se siente más involucrada si no le llegás directo con el discurso político.” Fou de la Calle, actor y activista de Artistas Aliadxs a #YoSoy132 dice: “En las asambleas se empieza a teorizar y los artistas comenzamos a decir nosotros somos más acción que discurso, vamos a salir a las calles a donde no hay acceso a las redes sociales, incluso en la ciudad la gente no tiene el acceso a esa información”. Artes integradas a la política, redes sociales y movimientos que activan el movimiento desde nuevos discursos. Un fondo gris y un mosquito que dispara “¿creés que por ser pequeño no tenés impacto? Prueba la fuerza del mosquito cerca de tus oídos en la noche”.

“El movimiento desde el principio se ha planteado muy horizontal, no hay un liderazgo fijo y más bien las asambleas están compuestas casi por el mismo número de hombres que de mujeres. En México tenemos el caso muy grave de las muertes de Juárez y seguimos teniendo femicidios en grados muy altos. En estas marchas se juntan contingentes de mujeres que algunas veces van disfrazadas de revolucionarias y llevan una propuesta muchas veces relacionada con la violencia hacia la mujer”, detalla Quintana.

Dinorah Ponce es otra artista aliada de la Escuela Nacional de Música en la UNAM y se asombra de cómo la organización y participación en este movimiento social se dio de manera fluida y rápida. “Comenzamos a elaborar un manifiesto, definimos nuestros ideales políticos, delimitamos nuestro plan de acción, y nos fuimos a marchas, manifestaciones, asambleas, siempre con la visión humana y artística que nos es inherente.”

Marchas y manifestaciones en las que siempre hay música o “cosas pequeñas y portátiles para hacer ruido, para musicalizar consignas, para darnos ánimo y expresarnos de la manera que nos es más natural. La voz nos fue fiel como nunca. Surgieron cantos que se volvieron coros... Ahora tenemos una producción de alrededor de 20 canciones que salieron de las marchas. Los músicos, sin importar de qué escuela o barrio venían, los otros compañeros artistas, el resto de los estudiantes, empezamos a impregnarnos de melodías y rimas que nunca tuvieron una autoría definida, que no estaban hechas para vender, que eran fuertes y sinceras”, comparte Ponce.

El nombre del movimiento se fue expandiendo sin esfuerzos de marketing, resumen las artistas aliadas a #Yosoy132. “Sólo porque lo hicimos nuestro y encontramos eco a nuestras ideas. Ahora hay madres y padres de familia, maestros, trabajadores embanderados con nosotrxs. Gran parte de los que estamos trabajando a través de este movimiento ya lo veníamos haciendo por nuestra cuenta. Cuando llegamos todo se facilitó porque nos reconocimos casi como viéndonos al espejo.”

No se sabe cuántas personas se sumaron a #YoSoy132, pero lxs militantes sienten la fuerza de la unidad, “no queremos gobiernos impuestos, falsas democracias; no aceptamos ser sometidos por un amplio sistema, dominados por unos cuantos; exigimos que los medios de comunicación sean certeros, libres, no usados como medios de control; peleamos contra la ignorancia, el olvido, la corrupción, la usura, la pobreza, peleamos por los derechos universales, por la razón, la verdad, la libertad y la vida. En ese sentido, nos identificamos con el resto de la lucha en América latina y en otras partes del mundo”, dice Ponce.

Sin reflectores o primeras planas y con cintura para evadir intentos de desarticulación, lxs aliadxs a #YoSoy132 confirman la unión en el arte. “La libertad empieza en el cuerpo, hay que empezar por una política de cuerpo más abierto, dejar de tenerle miedo al contacto del cuerpo con los otros”, resume Quintana.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared