las12

Viernes, 12 de julio de 2013

VISTO Y LEíDO

Una aventura sensorial

Clase Turista es la editorial creada por Lorena Iglesias, Esteban Castromán e Iván Moiseeff, que desarma las construcciones del sentido común para abrirse a la lectura como experiencia vital.

 Por Laura Rosso

Su entusiasmo por los libros probablemente tenga origen en un cuadernito en el que transcribía cosas que había leído y le llamaban la atención o le gustaban. Por ese entonces, Lorena Iglesias tenía once o doce años, y de a poco ese cuaderno empezó a convertirse en una mezcla de diario, apuntes de pensamientos sueltos y, luego, de poemas, cuentos y etcéteras. Y así siguió hasta hoy. “En la casa de mis padres –recuerda– no había una enorme biblioteca, pero los libros eran objetos valorados. Me transmitieron que ahí había algo importante, aunque yo no tuviera muy claro qué. Leer es para mí una experiencia muy intensa, una mezcla de descubrimiento, de reconocimiento y de construcción de mi propia subjetividad. Algo similar sucede con la escritura.” Lorena es escritora, editora y psicoanalista. Con el mismo apasionamiento con el que habla sobre la lectura y la escritura (dice que escribir es subirse a una carrera en contra de la pereza y el automatismo de la sensibilidad), creó en 2005 Clase Turista, una aventura editorial que encaró junto con Esteban Castromán e Iván Moiseeff. La editorial busca transmitir la lectura como una experiencia vital y conmovedora. Estimular el placer de leer y explorar nuevas formas de encuentro a través de diversos enfoques, tanto narrativos como lúdicos. Clase Turista cuenta con varios proyectos que contagian el gusto que sienten por la literatura quienes la conducen. La Colección Artesanal, por nombrar uno, ofrece por ejemplo pequeñas antologías de poemas cuyas tapas varían entre flores y hojitas verdes de plástico que Lorena pegó una a una, cubiertas algodonosas para ¡Salvad a Copito!, otras que emula un libro bomba, y tapas cubiertas de telas tipo repasador de cocina o tweed de lana suave. “Se trata de desarmar las respuestas mecánicas, las construcciones del sentido común, las repeticiones. Como cuando te enamorás –ejemplifica Lorena–. En el mejor de los casos, escribir es más o menos así. Y cuando encontrás un autor o autora que te resuena, también lo es leer. Como editora, me siento cómplice de ese acontecimiento”, confiesa.

Aquel cuadernito de pensamientos y primeros poemas de la infancia se amplificó para agregar más escritura a su mundo. Pasaron los años y ahora Lorena escribe de noche. “Creo que seguí escribiendo por una suma de confusión, arrogancia y ganas de entender algo de mí y del planeta. Me parece que comparto con la persona que era a los doce años la idea de que a través de la literatura es posible abrirse a algunas dimensiones de la realidad, de su belleza, extrañeza o densidad, que de otro modo son pasadas por alto fácilmente”, sostiene.

Lorena publicó la plaqueta de poemas Campo de concentración, en la antología Horny Housewife Kidnapped (Ama de casa calentona secuestrada) y el Manual para los días del Gran Desastre, editados por Clase Turista. “Escribir poesía es una cuestión tirando a misteriosa –dice–. Cuando escribo poesía es porque una burbuja significante hizo ¡plop! y emergió en forma de una frase, o tres o cuatro palabritas. En general esa aparición tiene la propiedad de ser irreductible, no se presta a una sustitución. Me parece que ahí hay algo para investigar, una voz para escuchar. El trabajo es tratar de descubrir qué está diciendo, eso sin falsearlo.”

En Clase Turista les interesa el efecto de enrarecimiento de la realidad y de desalienación que tiene la literatura. El trabajo del día a día es asumido según las inclinaciones de cada cual, y reparten más o menos solidariamente las tareas que no son tan entretenidas. “La lógica sería la misma que al organizar un asado”, aclara Lorena. “El que no estuvo lidiando con prender el fuego se pone las pilas y hace la ensalada o pone la mesa. Es una mezcla de buena voluntad y amor mutuo y por el proyecto común.”

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.