las12

Sábado, 19 de abril de 2014

PANTALLA PLANA

Desde la trinchera

Un canal de televisión comunitario, alternativo, antihegemónico, llevado adelante por una mayoría de mujeres, transmite desde el Centro Cultural de IMPA, la fábrica recuperada.

 Por Rosario Bléfari

El pasado 27 de diciembre, la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) autorizó a 13 señales de televisión de baja potencia a transmitir en forma analógica. Entre ellas, se encuentra Barricada TV, que se puede sintonizar en el canal 5 en la zona del barrio de Almagro hasta Villa Luro por la franja cercana a la avenida Rivadavia. Sólo se necesita una antena común, de esas que se colocan sobre la tele. También se puede seguir por Internet. En el cuarto piso del enorme edificio fabril, en la calle Querandíes, un grupo de personas manejan cámaras, están en los controles, dan directivas, entrevistan, conducen el noticiero, con seriedad pero principalmente con ese ánimo entusiasta, alegre y tranquilo a la vez, que resulta de hacer algo impulsado por convicciones personales.

En Barricada TV, la mayoría son mujeres, en principio, porque son muchas más las compañeras que los compañeros que se suman, cuenta Natalia Vinelli. No reconocen roles clásicos, pero sí se puede decir que Natalia es una de las fundadoras y referentes del canal. Luciana Lavila conduce el Noticiero Popular con Juan Ignacio Revestido. Lavila es estudiante de Comunicación y con Lucía Maccagno coordinan la salida al aire de toda la programación, es decir, todo lo que es la elaboración de la torta de transmisión. Pero son cerca de 30 personas las que llevan adelante este canal comunitario perteneciente a eso que llaman el Tercer Sector de la Comunicación. “En los ’90, un grupo de quienes hoy integramos el canal comenzamos a acompañar desde la militancia la oleada del ‘cine piquetero’. Ahí vimos las posibilidades del audiovisual para la organización política, vimos cómo colectivos muy grandes que quedaban afuera de todo hacían uso de estas herramientas y las ponían a su servicio. Entonces, en el contexto del movimiento piquetero empezamos a darle vueltas a la idea de montar un canal. Primero, en el pos 2001, hicimos emisiones itinerantes en los barrios del Gran Buenos Aires, en Florencio Varela, en Ezpeleta. Nos maravillábamos con la posibilidad técnica de poner nuestras voces en el aire, que compañeras y compañeros de los barrios pudieran hacer su propia televisión. Pero también nos fuimos dando cuenta de que necesitábamos formarnos en el lenguaje audiovisual, que no alcanzaba sólo con lo técnico si nuestro objetivo era movilizar. Ahí armamos una formación con Cine Insurgente, y en 2008 comenzamos con las primeras coberturas, los primeros contenidos, que fueron la semilla de lo que ahora es el canal”, dice Vinelli, periodista y comunicadora social, que trabaja como docente en la UBA. Para ella, un canal tiene tantas facetas, desde la programación a la parte técnica, pasando por la identidad, la formación y la relación con las organizaciones populares que lo cierto es que la experiencia constituyó un gran salto: “Nos tiramos a la pileta, con un piso obviamente, pero abiertos a cosas nuevas. Cada militante trajo algo y aportó socializándolo al resto. Por ejemplo, nunca me imaginé que los cables de audio fueran tan sensibles. Tuvimos formaciones para aprender a enrollarlos y que duren más. O aprender a iluminar con muy bajo presupuesto. De IMPA aprendemos siempre, sobre todo lo que significa la autogestión”, dice.

En cuanto al reconocimiento de la Afsca, cuenta que la autorización llegó después de mucha lucha, no sólo de ellas sino de los medios alternativos en general. “Movilizamos a la Afsca, hicimos foros, volanteadas, asistimos a cantidades de reuniones, elaboramos propuestas de pliegos adaptados a la especificidad de los medios alternativos dentro de la categoría más amplia ‘sin fines de lucro’. Pero no se trata de una legalización efectiva, sino de una autorización precaria para emitir hasta que se abran concursos. Mientras tanto, nos arma mejor, nos permite aplicar a subsidios y nos brinda alguna cobertura. Pero falta mucho para poblar ese 33 por ciento del espectro que reserva la LdSCA. Con ese horizonte, nuestra pelea inmediata es que se audite el resto de los canales, y se los autorice a funcionar: Canal 4 Darío y Maxi, Faro, Giramundo, En Movimiento TV, entre otros. Y organizarnos para reclamar el ingreso al cable dentro de nuestra área de cobertura, y a la televisión digital abierta, posibilidades que se abren con la autorización.”

La grilla de Barricada es generalista. Tienen programas en vivo y grabados, informativos, mesas de debate, entrevistas en profundidad, cocina, música, arte. Repiten Telesur a la mañana, Resumen Latinoamericano, Cartago TV (de Neuquén) y Alba TV (desde Venezuela), entre otros. En cuanto a lo técnico y al alcance aspiran a construir una televisión alternativa y masiva, peleando contra la desigualdad tecnológica y de financiamiento.

¿Cuál es la importancia de una televisión alternativa? ¿Cómo ven su futuro?

–Hay más canales con los que tenemos relación, con algunos somos muy cercanos. Nuestro trabajo en este sentido es colaborativo: mientras la TV comercial se basa en la competencia, la nuestra se basa en la solidaridad. Así pudimos salir al aire y mantenernos. Por eso, que haya más medios potencia nuestra lucha, y siempre que podemos damos una mano a otros colectivos igual que lo han hecho con nosotros. Sería muy bueno que las organizaciones populares tomaran el tema con prioridad, y hacer crecer estas experiencias. Que puedan crecer y desarrollarse canales en los barrios, en los sindicatos, y que no necesariamente queden limitados a lo local. La TV alternativa muestra todo lo que en la TV hegemónica no es noticia. Ya desde ese punto de vista es fundamental. Además, demostramos todos los días que se puede hacer televisión por fuera del paradigma que asocia la comunicación a las ganancias, que se puede gestionar de manera alternativa en propiedad común, social, sin relaciones de patrón y empleado. Nuestro futuro claramente está asociado a estas necesidades, no es televisión por sí misma sino lugar de expresión y afirmación de las clases populares.

Se puede seguir on line en barricadatv.org

Compartir: 

Twitter
 

Natalia Vinelli, Lucía Maccagno, Carla Wyss, Luciana Lavila, Antonella Zito.
Imagen: Constanza Niscovolos
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.