las12

Viernes, 30 de enero de 2004

CONSEJITOS DE MARU BON BON

Algunos trucos (falibles) para conseguir que dos personas alcancen el orgasmo al mismo tiempo.

No lo voy a negar, no sería yo una persona de bien si intentara convencer a lectoras/es de buena voluntad de que a través de estos medios que les propongo llegarán a algún fin loable. Digámoslo con todas las letras: no hubo en la historia zanahoria más insípida que esa que promete unión suprema mediante el orgasmo simultáneo. Pero como humilde servidora no puedo más que atenerme a tanta demanda que, con un tinte de desesperación, parece estar buscando el paraíso en otra parte. Resignación, queridas amigas, y ficción, que es lo único que nos salva:

1. Si es usted un varón:
Estimado, queridísimo, ¡deténgase! ¿Dónde va tan apurado? ¿Acaso tiene algo mejor que hacer? Retírese si es necesario, quite su daga de la vaina, traiga a su memoria la cuenta de la luz, el día en que el cierre del pantalón se quedó trabado en sus carnes... cualquier cosa es mejor que dejarse ir cual púber después de haber visto Porkys 25. Hay quien refiere las bondades de quedarse quieto cual estatua de sal mientras es su pareja/o quien se afana por conseguir lo que usted está reteniendo en la puntita del risco. Recuerde lo que decían Santa Teresa: la paciencia todo lo alcanza.

2. Si es usted mujer (y está con un varón): Sea exigente, desconciértelo; pídale que baje y que suba, que husmée en sus partes, no le dé respiro. Mientras esté atareado usted tendrá tiempo de escalar esa meseta en la que tan cómodas solemos sentirnos. Y si por alguna causa el placer la inunda antes de que él pueda atinar, pues nada, finja. Finja no tener orgasmos aunque sus ojos lloren de alegría, total, unos cuantos movimientos de cadera conseguirán que él se derrame y tal vez entonces usted tenga su segunda oportunidad. De no ser así, finja de nuevo. La magia existe más allá de la sincronía de los relojes.

3. Si son ustedes dos mujeres:
¿Qué decirles, chicas? Dudo que detrás de tanta demanda con seudónimo se escondan ustedes, conocedoras tanto de su cuerpo como del que tienen enfrente –o arriba, o al costado–. ¿Que no llegan al mismo tiempo? ¡Vuelvan a empezar, que el tiempo es tirano pero no con las buenas amantes!

4. Si son ustedes más de dos, sean quienes sean:
Olvídenlo. No hay manera, está científicamente comprobado que no es posible la simultaneidad en relaciones múltiples (a no ser que se trate de un grupo de masturbadores experimentados que operan sobre el propio cuerpo). Además, ¿quién puede querer que todo termine al unísono cuando el canto de sirena de unas puede ayudar a empinar a otros y viceversa? Relájense y gocen, que del tiempo se ocupe el mono relojero.

Es verdad que se han registrado casos de intercambio de parejas en los que los miembros de una, atendidos por los de la otra, buscan llegar al clímax hundiendo la mirada en los ojos de la otra/o. Pero eso es para swingers avezados y aquí nos ocupamos sólo de amateurs. De todos modos, quien tenga una técnica mejor que esa que dice, esperá, esperá un poquito, ¡nos encantaría conocerla!

---

(consultas, dudas crueles y otras yerbas: [email protected])
N. de R.: Maru Bonbom es una sola, aunque rinda como muchas.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.