las12

Viernes, 12 de octubre de 2007

MONDO FISHON

Los percheros-biblioteca de Pourcel

 Por Victoria Lescano

La diseñadora Araceli Pourcel suele abordar sus colecciones reflexivas sobre el folk no literal a partir de lecturas de La tierra Purpúrea, de W. H. Hudson, búsquedas en libros de labores rescatados de librerías de anticuario; luego, traslada todo tanto a sus conceptos de temporada como a textos bordados a mano en faldas, remeras y abrigos.

Y el cruce de sus diseños con lo literario queda exaltado en su flamante local de Arévalo 1820, en Palermo: allí, dos percheros-bibliotecas con tallas de madera que emulan conejos –el fetiche de su colección verano ’08– contienen en el piso superior doscientos libros seleccionados con criterio preciosista, y debajo hacen lugar para colgar las líneas de día y la de noche firmada por Pourcel.

Jardín escondido es el título de la colección, y allí la diseñadora, pionera de la generación de autor en reflexionar sobre materiales y siluetas autóctonas, juega con la idea de ornamentos y estampas cambiados de lugar, sorprende con un print hecho con patchwork de telas preciosistas en la espalda, que reproducen flora pero también versiones libres de la anatomía femenina y la masculina.

Su estilo se compone de fusiones de cintas, vestidos con piezas de hilos bordados y cuero, puntillas remixadas con materiales simples, que bajo su tratamiento se vuelven exquisitos.

La vidriera muestra un viso con patchworks y una remera con bordados de poesía, y junto a ella hay orquídeas y una colección de libros de tapa roja con reversiones de clásicos infantiles e ilustraciones del brasileño Monteiro Lobato, a los que la diseñadora destaca como su iniciación en la lectura.

El local, inédito en su propuesta y la belleza sin ostentación, tiene dos pequeñas arañas, vitrinas art déco que exhiben avisos y accesorios de Pourcel. Un mantón de impronta china con prints de pájaros funciona a modo de fresco, mientras que, en el piso, una alfombra verde tejida en crochet simula pájaros.

Volviendo a los libros, la apuesta no es decorativa: la diseñadora invita a las clientas y los vecinos del local de Palermo –del otro lado del barrio shopping– a formar un club de lectores.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.