las12

Viernes, 26 de octubre de 2007

VISTO Y LEíDO

La voz menos deseada (pero oportuna)

 Por Liliana Viola

La ladrona de libros Markus Zusak
Lumen
535 páginas

Una nueva generación de autores y autoras regresa al asunto del holocausto con una mirada particular y distintiva. No lo vivieron ellos, ni tampoco del todo sus padres, que entonces eran muy chicos, sino sus abuelos. Pero la influencia no se ha retirado de la casa familiar.

Los nuevos autores crecieron recolectando historias cruentas de boca de ancianos que escupen, adornan y algo olvidan. O relatos tironeados de las memorias de infancia de sus padres. El resultado, nuevas historias que van directo al corazón eludiendo detalles y precisiones históricas, con marcado desacartonamiento y hasta sentido del humor. Ternura y peripecia son los dos componentes infaltables, y a la vez clave, del interés que estos jóvenes suscitan.

Eso es lo que se puede encontrar y ha sido tan festejado en autores como Nicole Krauss, su marido (Jonathan Safran Foer) y ahora en el australiano Markus Zusak.

El autor que con La ladrona de libros se convirtió en best seller mundial, es un joven de 30 años que vive en Sydney y que con su primera novela, I am The Messenger, había conseguido ya el premio más prestigioso que su país otorga a un ejemplar de literatura juvenil.

Y aquí aparece el otro factor: un estilo que calibra a tal punto el registro, la lógica y la estructura hacia la ingenuidad, que parece dirigida a lectores adolescentes, casi niños. De hecho en algunos países la novela se editó dentro de colecciones juveniles y algunos críticos consideran que podría incluirse en esa categoría que reabrió Rowling con su Harry Potter: “libros capaces de convertir lectores ocasionales en asiduos o fanáticos”.

Pronto se descubrió que el público era mucho más amplio y capaz de comprender la supuesta ingenuidad y el candor –tan presentes y necesarios cuando hay catástrofe– que también aparecían, genuinos e inevitables, en los diarios de Anna Frank.

Uno de los principales hallazgos es la narradora elegida para contar una historia que comienza cuando los padres de quien será la ladrona de libros desaparezcan tragados por un campo de concentración. Simpática, atenta, estructurada, capaz de interrumpir el cuento con un dibujo o con anotaciones al margen, la que nos habla de “tú” es La Muerte. Entrañable personaje que en esos años negros de Europa tiene más trabajo que de costumbre. Novela de aventuras y de iniciación capaz de sostener una mirada lateral, sin que eso signifique ni desviar, ni eludir.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.