las12

Viernes, 15 de noviembre de 2013

La precocidad desventajosa

 Por Paula Fainsod *

Distintos informes confirman una afirmación dolorosa: que los embarazos y las maternidades entre los 10 y los 19 años se anudan a una serie de desigualdades y que, muchas veces, a partir de estos fenómenos las vulneraciones se agudizan. Ahora bien, ¿cómo leer las fotografías que nos brindan los datos? Desde una tradición que mantiene su hegemonía, las maternidades adolescentes quedan totalizadas como “precocidades desventajosas” (Ana María Fernández, 2009). Sus argumentaciones exponen dos afirmaciones centrales vinculadas entre sí. Por un lado, presentan la edad como la única causa explicativa de las consecuencias negativas. Por otro, se propone la maternidad adolescente como causa de una única experiencia posible: la desventaja.

Frente a esta tradición se produce una perspectiva crítica que desinvisibiliza los condicionamientos que se anudan a estos procesos y que exponen la forma diferencial y desigual en la que opera la matriz social. Enmarcadas en esta mirada, se generan investigaciones que constatan la preexistencia de situaciones de desigualdades económicas, escolares, laborales, subjetivas y sexuales, no siendo la maternidad la única causa explicativa de las vulneraciones anudadas a las maternidades. Por otra parte, exponen que a partir de estos fenómenos se construyen experiencias que tienen lugar en tramas sociales e institucionales diferenciales.

La visibilización de las particularizaciones en las formas de devenir madre en la adolescencia permite abrir interrogación sobre el modo en que operan diversas dimensiones. Colocar el foco en las condiciones de producción de las experiencias promueve un movimiento que resitúa a las maternidades en su dimensión social y política. Por un lado, visibilizar las múltiples experiencias supone un movimiento de la victimización hacia el reconocimiento de las adolescentes como sujetos sociales que reproducen, resisten, reinventan desafiando vaticinios. Por otro, supone también un movimiento de una perspectiva individual y ahistórica hacia otra, que pone sobre la mesa las responsabilidades y los desafíos que implican a todas las instituciones, por generar condiciones de vida más justas y dignas para la toma de decisiones autónomas, para la prevención de embarazos y maternidades no buscados y el acompañamiento para que quienes transitan estas situaciones no encuentren necesariamente un camino signado por discriminaciones, violencias y profundización de desigualdades. l

* Licenciada en Ciencias de la Educación/doctora en Educación UBA.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La precocidad desventajosa
    Por Paula Fainsod *
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.