libero

Lunes, 31 de marzo de 2008

FúTBOL › FLOJO EMPATE 1-1 EN EL PARQUE INDEPENDENCIA

Entre limitaciones y urgencias, Newell’s y Tigre se conformaron

El equipo de Caruso Lombardi intentó más, pero los visitantes se cerraron y lograron la igualdad que fueron a buscar. Schiavi y Rusculleda marcaron los goles.

 Por Alejo Diz

Desde Rosario

Que el fútbol argentino está enredado en una profunda crisis a causa de sus dirigentes, en todas las tribunas concuerdan. Pero algunos también detectan una degradación en la puesta en escena de los equipos, produciéndose bodrios que se televisan porque el producto se vende antes de ser mostrado (aplausos para Don Julio), desplegando como prueba de esta teoría el “caso Tigre”, equipo que hasta ayer lideraba la tabla acumulada de puntos entre el pasado Apertura y el presente Clausura con los mismos jugadores que el año pasado lucharon estoicamente en la B, hasta lograr el ascenso en la Promoción. Ese mismo equipo pasó ayer por cancha de Newell’s, pero con su actuación no zanjó la discusión.

En el primer tiempo desacreditó a quienes lo acusan con dedo descalificador, intentando jugar con las mismas pretensiones que lo hace en Victoria, desoyendo así las reglas especulativas que tiene el manual de los entrenadores para jugar de visitante. Y como Newell’s, por pelear por la permanencia, no tiene margen para atender sugerencias defensivas, se armó un partido intenso, donde se iba de área a área, regando de emociones a los hinchas en cada centro y avance.

Los locales se apoyaban en Da Silva por ser el único capaz de desequilibrar en alguna individualidad, y la visita lo hacía en las corridas de Ereros. En el primer avance organizado de Newell’s, Martínez tocó la pelota con la mano dentro del área, tras centro de Da Silva, pero Lunati no la vio. Pero en la segunda aparición de Da Silva, el delantero se la guardó en sus pies hasta que Lunati sí vio penal en una supuesta a la infracción de quien minutos antes metió la mano. Y Schiavi, con derechazo bajo y cruzado, puso al local en ventaja.

Hasta allí Tigre avanzaba, pero no generó más que un cabezazo de Morero a las manos de Villar, y una veloz corrida de Ereros que no terminó en gol por un cruce agónico de Schiavi en el momento de la definición. Todo cambió cuando la tuvo Rusculleda, quien en un tiro libre frente al arco selló el empate con remate al palo de la barrera.

En el segundo tiempo, Tigre les dio libreto a quienes lo ponen de ejemplo del pésimo gusto que impera en nuestro campeonato. Se agrupó cerca de Islas, cruzó la mitad de la cancha sólo cuando tenía una pelota parada a su favor y renunció a toda aspiración, lidiando sólo por lo conseguido hasta el momento: el empate. Los rojinegros fueron por todo en los últimos 20 minutos y agruparon a los de Victoria en su área, generando chances de gol, aunque ninguna lo suficientemente clara como para que sus delanteros resuelvan. Por eso, al final el visitante cumplió el objetivo porque Salcedo remató a las manos del arquero y luego cabeceó desviado, al igual que hicieron Schiavi y Spolli cuando ganaron por arriba. Y por una cosa u otra, de Tigre todos hablan.


Estadio: Newell’s.

Arbitro: Pablo Lunati.

Goles: 21m Schiavi (N), de penal; 33m Rusculleda (T).

Cambios: 62m Fideleff por Quiroga (N); 65m Suárez por Rusculleda (T); 70m Pratto por Altobelli (T); 31m Donnet por Scotti (N) y Salcedo por Da Silva (N); 84m Torres por Martínez (T).

Compartir: 

Twitter
 

El pibe Fideleff elude el trancazo de Román Martínez, que cometió el penal que convirtió Schiavi.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.