libero

Lunes, 2 de junio de 2008

FúTBOL › COMO CONTRA INDEPENDIENTE, DEJó ESCAPAR OTROS DOS PUNTOS VALIOSOS ANTE HURACáN Y, CON ELLO, LA VANGUARDIA DEL TORNEO

Estudiantes no aprendió la lección de la semana

Este empate ante el equipo de Parque de los Patricios le impide sostenerse en la punta del Clausura, a dos fechas de la finalización del torneo. El equipo de La Plata jugó esquivando el protagonismo, y la igualdad fue el resultado de su escasa actitud.

 Por Ariel Greco

Hace dos fechas, Estudiantes era líder con dos puntos de ventaja y se perfilaba para llevarse el Clausura. Dos pálidos empates después, está dos puntos atrás y parece haber dejado pasar el tren del campeonato. Habrá que ver si River le entrega una nueva oportunidad. Y además, si eso llegara a ocurrir, el equipo de Roberto Sensini no ofrece las mismas garantías que hace un par de jornadas para poder aprovecharla.

Estudiantes sabía que para tener chances de festejar el título debía ganarle a Huracán. Los dos puntos perdidos en los últimos cinco minutos ante Independiente le habían achicado el margen. Por eso resultó llamativa la actitud que mostró el equipo de Sensini en la fría tarde de La Paternal. Porque, si bien estaba claro que futbolísticamente no era su tarde, en ningún momento dio la sensación de estar apurado por perder la punta, ni buscó llevarse por delante a su rival aunque sea con ganas. Por eso el empate resultó un justo castigo para su inoperancia.

Lo curioso es que todo parecía estar a pedir del conjunto platense en el arranque del partido. Sin haber hecho ningún mérito, cuando todavía los dos equipos se estaban acomodando en el terreno, Estudiantes se encontró en ventaja. Un error de Barovero, que no atrapó una pelota sencilla, dejó a Moreno y Fabianesi con la chance de mandar el centro al área. Allí apareció Puertas, con las manos en alto, para interceptar el envío. Verón, con un remate fuerte, anotó el penal, que además significaba mantenerse arriba en la tabla.

En una cancha tan pequeña, con pocos espacios para atacar, Estudiantes pensó que tenía la parte más difícil del trabajo ya hecha. Entonces, por elección, decidió retrasarse, afirmarse cerca de Andújar, regalarle el protagonismo a Huracán e intentar aumentar con el contraataque. Estaba claro que la idea era apostar por la pegada larga de sus volantes para buscar la potencia de los delanteros. Con esos argumentos parecía que le iba a alcanzar.

Sin embargo, todo no fue tan sencillo. Si bien Huracán fue livianito arriba, en varios de los duelos individuales se impuso por mucho margen. Poggi le ganó siempre a Galván. Del otro lado, Zarif complicó a Benítez. Y entre Toranzo y Leandro Díaz pesaron más que Verón y Braña. Para colmo, en una pelota parada, uno de los atributos del equipo, Nieto anticipó a todos ante el centro de Zarif y marcó el empate.

Ya sin ventaja que cuidar, lo lógico y esperable hubiese sido que Estudiantes se adelantara y buscara la victoria. Pero ello no ocurrió. El que llevó la iniciativa siguió siendo Huracán, que pudo ganarlo con una entrada por izquierda de Franzoia, aunque el goleador estaba en una tarde olvidable. Pese a todo, Estudiantes pudo recuperar la punta en la última jugada ante un nuevo error de Barovero. Con el arquero lejos, Alayes pateó al arco, pero Puertas rechazó en el borde del área chica. No hubiese sido justo.


Estadio: Argentinos (local Huracán).

Arbitro: Saúl Laverni.

Goles: 4m, Verón (E), de penal; 26m, Nieto (H).

Cambios: 53m, Bogado (3) por Lázzaro (E); 63m, E. Pérez por Galván (E); 72m, Guerra por Franzoia (H); 77m, Salgueiro por Moreno y Fabianesi (E); 79m, Nadal por Poggi (H).

Compartir: 

Twitter
 

Enzo Pérez e Iván Nadal luchan por la pelota. Estudiantes no jugó como un equipo líder y se cayó de la punta.
Imagen: Alejandro Leiva
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.